dod letter

Vampire Weekend - Modern Vampires of the City

[kkstarratings]

Modern Vampires of the City - Vampire Weekend

Redacción: Oscar Garcia Sierra

"Modern vampire of the city, hunting blood, blood, blood". Este es el rezo que pregona Junior Reid en su tema One Blood, y que de alguna manera ha servido para inspirar el tercer trabajo de este cuarteto de casi treintañeros. Una caja donde consiguen meter una amplia variedad de ritmos, velocidades y estilos de la que sale una misma sensación: placer.

Vamos por partes. Modern Vampires of the City ha llegado a nuestros oídos este mes (sonoramente, porque su salida llevaba un buen tiempo pactada), montando un revuelo importante después de producirse una filtración por algunas webs, que forzó al grupo a adelantar su salida online. Un paso inteligente, una vez desatado el desastre.

Si podemos disfrutar de Modern Vampires of the City, es gracias al gran trabajo acontecido anteriormente en VOX STUDIOS con secuencias de algunos temas grabadas en los hogares de Rostam y Ezra. Ellos mismo aseguran haber conseguido mayoritariamente sus objetivos previos a la creación del álbum, así que no vamos a llevarles la contraria.

De los 12 cortes que contiene nuestro objeto de análisis, 3 de ellos fueron adelantados en fechas anteriores a la llegada del disco acompañados de sendos vídeos: Step, Diane Young y Ya Hey. La primera es una balada calmada, firme representante de un 40% del disco con una melodía y una letra de lo más profunda. Además, incluye un film con lyrics incluidos que es simple pero eficaz, como ellos. Diane Young es puro buen rollo y de los más acelerados de la banda y Ya Hey esta marcada por su lentitud camuflada entre unos estribillos divertidos que distraen de sus verdaderas revoluciones.

Siguiendo con este trabajo producido por Ariel Rechtshaid, podemos encontrar otras joyas como Hannah Hunt. Escrita 7 años atrás,  la canción contiene un inicio muy natural, con sonidos ambientes grabados en la ya mencionada parte de atrás del hogar de Koening. Por otro lado, Unbelievers, que aparece como segundo corte del disco sin pena ni gloria aparente, consigue mejorar con las escuchas, mientras que Obvious Bicycle nos llena los oídos con coros bastante apañados que podemos considerar como representantes de los ideales de más de una fan de la banda.

Con Everlasting Arms y Don´t Lie nos arquean los labios de nuevo forzando una sonrisa que poco a poco se hace más verosímil, mientras que Hudson supone incluso una innovación para el grupo, de tan tétrico que es que es. Finger Back, con algún toque más clásico, es a este trabajo lo que Cousins era a Contra (su segundo disco). Worship You le mete más ingredientes folk, más coros y más ritmo a la mezcla.

Por último, para acabar esta miscelánea musical e incluso poética, se despiden (nos despedimos) con el breve Young Lion; un final diferente, y por qué no, perfecto, con sólo 6 palabras en los casi 2 minutos de tema: "You take your time, young lion"

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Talk Show - Effigy (2024)

Crítica: Talk Show - Effigy

21 febrero, 2024
IDLES - TANG (2024)

Crítica: IDLES - TANGK

16 febrero, 2024
chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram