True Detective: la espectacular banda sonora para una de las mejores series de los últimos años

10 marzo, 2014
Redaccíon: Mery

True Detective

No es cuestión de una moda o una fiebre pasajera. Es cuestión de que sólo con el visionado de los títulos de crédito iniciales, quedan pocas dudas de que True Detective es a cada segundo una obra maestra.

En la apabullante serie de la HBO todo es glorioso. Su creador, Nic Pizzolatto, ya dejó entrever su genialidad en dos de los capítulos de otra joya, en este caso algo más inadvertida, como fue The Killing (2011).

Su director, Cary Fukunaga, demostró con creces que le sobraba maestría y sensibilidad con la última adaptación de la obra inmortal de Charlotte Bronte, Jane Eyre (2011).

Y sus actores..qué se puede decir de sus actores sin resultar empalagoso, imparcial y subjetivo...¿Dónde ha estado ese animal interpretativo durante tantos años Matthew McConaughey? Más vale tarde que nunca y creemos que no hay apelativos suficientes para el que...sí, nos atrevemos a decirlo, se ha convertido en el mejor actor de la última década.

Sin desmerecer por supuesto a un eternamente joven Woody Harrelson, visceral, rudo, simpático y abrumador en su papel de Marty Hurt. Y a una sufrida Michelle Monaghan que aunque ya despuntó en películas como Adiós pequeña, adiós (Ben Affleck, 2007), con True Detective da un golpe sobre la mesa y deja bien claro que sus ojitos de susto son los de una gran actriz.

En el pantanoso paisaje del sur de Louisiana y con un extraño e inquietante filtro amarillo en muchas de sus imágenes, True Detective salta diecisiete años atrás, diecisiete años adelante, y a cada salto se nos plantea una nueva duda, un nuevo miedo y una nueva necesidad de más y más.

Marty Hurt y Rust Cohle saben muchas cosas, comparten muchos secretos y no lo quieren contar todo...o al menos esa sensación es la que queda en sus silencios, en sus tirabuzones líricos o en el uso de esa verborrea metafísica que en muchas ocasiones nos dejan vacilando y dudando sobre si esto es una serie de asesinos y policías, o una lección sobre nuestra banal existencia

Una lección que Rust no deja de darnos. Su cara es de condescendencia constante. Sus palabras proféticas siempre. Maneja cualquier situación. Sabe de todo...

Tanto que en una situación tan sencilla y cotidiana como la de dos parejas tomando una cerveza en un bar, su conversación gira entorno a la explicación de en qué consisten la sinestesia.

True Detective

Cuerdas rasgadas

Sinestesia. En neurofisiología es la asimilación conjunta o interferencia de varios tipos de sensaciones de diferentes sentidos en un mismo acto perceptivo. A nosotros ver True Detective nos deja la boca seca, las manos sudando y los oídos retumbando.

La boca seca, porque cuesta cerrarla ante semejante coloso visual, las manos sudando por unos nervios contenidos ante el inminente horror que todos esperamos, y los oídos retumbando porque si creador, director y actores son gloriosos, la elección de la música para la banda sonora de True Detective toca el cielo.

T Bone Burnett, mítico músico, compositor y productor y abanderado de leyendas como Roy Orbison, John Mellencamp o Elvis Costello, es el causante de que las inundadas plantaciones de caña de azucar que recorren los dos policías, se conviertan en parajes axfisiantes a ritmo del country más oscuro y retorcido.

Far from any road, de la banda de Chicago, The Handsome Family, abre cada capitulo, con unos títulos de crédito, por cierto también exquisitos. La voz rota de Brett Sparks nos devela la ponzoña de la historia que nos vamos a encontrar, la de Rennie Sparks nos recuerda con su dulzura a la otrora serie memorable, Twin Peaks.

Y a partir de ahí, un desfile de interpretes de la “música de raíces”; Grinderman, The Black Angels, Kris KristoffersonThe 13th floor elevators, The Staple Singers, el texano Townes Van Zandt, un referente de la música country alternativa,

Y muchos más como Don van Vliet, más conocido como el dictatorial y ecléctico Capitan Beefheart, Vashti Bunyan, la incomprendida cantautora británica que tuvo que esperar hasta 30 años para convertirse en una cantante de culto, The Melvins, inspiradores de lo que luego se dio a conocer como música grunge,

Guitarras, banjos, violines, contrabajos...cuerdas rasgadas, sonidos sureños que se nos enredan en los oídos y nos introducen en la agobiante atmósfera de ese pueblo que tanto amordaza a excéntrico Cohle.

Este lugar es como el recuerdo del pueblo de alguien, y el recuerdo está desvaneciéndose”.

Far from any road, The Handsome Family

Honey Bee, Grinderman

Young men dead, The Black Angels

Casey's last ride, Kris Kristofferson

Kingdom of heaven, The 13th floor elevator

Stand by me, The Staples Singers

Clear spot, Capitan Beefheart

Train song, Vashti Bunyan

http://www.youtube.com/watch?v=0AGD78mWcss

A history of a bad man, The Melvins

Podéis escuchar aquí la banda sonora de True Detective al completo, con todas las canciones que han aparecido en todas sus temporadas.

MÚSICA RELACIONADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram