The Killers - Wonderful, Wonderful [Crítica]

[kkstarratings]
2 octubre, 2017
Redaccíon: dod Magazine

Wonderful Wonderful - The Killers

Redacción: Andrea Genovart

Parece ser que, aunque la temporada en solitario de Brandon Flowers nunca fue muy exitosa, ésta le ha servido lo suficiente para que The Killers tome una nueva dirección y su quinto álbum nos ofrezca, realmente, algo novedoso. Si bien la recepción de Battle Born (2012) y Day & Age había sido de pasado por agua, no podemos decir lo mismo sobre este nuevo LP lanzado el pasado 22 de septiembre. Sin duda, da que hablar y no en vano; -¡por fin! - obliga a la reacción.

Cinco años hemos tardado para poder contar con otro lanzamiento de la banda, uno ellos para grabarlo con Jacknife Lee - Weezer, R.E.M - entre su ciudad natal, San Diego y L.A.. Con Wonderful, Wonderful (2017, Island Records) la banda ha vuelto - y con fechas de gira - con un sonido madurado y potente. La voz de Flowers se alza de un modo omnipresente, ganando en esta nueva lucha musical el protagonismo de todos los temas, donde no hay lugar para ritmos con la pausa de aquel debut de Hot Fuss (2004). Y como muchos otros grupos coetáneos, se han añadido al nuevo colectivo de ser una una constante invitación a la pista de baile. Para el grupo de Las Vegas se acabaron las canciones para interiorizar, aunque su profundidad fuese relativa: ahora se trata de vociferar.

Y así lo hace The Killers, con 10 temas - ninguno corto, por cierto - que cogen por temática ese secreto a voces que circula entre su público: las relaciones turbulentas de la vida sentimental y familiar de Brandon o los altibajos ocasionados por los trastornos mentales con los que tuvo que convivir. También, caracterizados por unas letras llenas de reflexiones acerca del hombre, tenemos el lado más reivindicativo con The Man: una burla sarcástica a la política y al ego en general. Pero lo más característico y trabajado de este LP se encuentra en determinados guiños curiosos como son la mención de Redemption Song en Run For The Cover, de un sonido claramente disco de los 80; el indie-folk de Some kind of love - una calcomanía de Justin Vernon - o la genialidad de The Calling, que empieza con el fragmento bíblico de Mateo - concretamente, el 9:10-12 -, sucedido con una intrusiva base electrónica encargada de poner fin a la canción. Have all the songs been written? es la única balada que nos permite la nueva faceta del grupo y última canción del disco, de la que se ha reconocido abiertamente por su intérprete que habla de su esposa y sus crisis vivida.

Todos estos temas se encuentran bajo una gran presencia de los sintetizadores, que hacen del disco un repertorio de sonido mucho más denso a lo que nos tenían acostumbrados. Que tampoco era tanto. Aunque Mrs. Brightside fue un éxito mundial, cabe reconocer que poca cantidad de sus sencillos llegaron a una repercusión parecida. Pero ahora las pretensiones musicales parecen ser otras. Wonderful Wonderful es, en definitiva, una transformación que se aleja de las estrofas previsibles y modestas por oír lo que les pide un cuerpo que ya puede contar con varios años y decidir subirse al carro de una modernidad más ruda y más oscura. De tonos bajos. Eso sí: no hay que olvidar que The Killers sólo es apto para aquellos a quién les gusta la música de estadio. Y es que la mejoría es un concepto que siempre implicará una versión optimizada de la personalidad que define a uno mismo. Imposible de obviar.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram