Salas de Madrid y Barcelona probarán un sistema experimental que silenciará esos ‘pesados’ que siempre hablan en los conciertos

You are here: