Rock around the world: SO36 Berlín, un lugar para los amantes del punk en la capital de Alemania

29 marzo, 2020
Redaccíon: dod Magazine

SO36 Berlín

Redacción: Marcos Molinero

Con todo lo que está sucediendo en el mundo, imposible por no decir utópico se ha puesto el tema de viajar. Pero la vida sigue, saldremos adelante y volveremos a viajar,  a disfrutar de la música en vivo, a trabajar y en definitiva a vivir.

Cuando alguien me pregunta en qué ciudad del mundo viviría si pudiera elegir, no dudo en ningún momento de que Berlín, capital de Alemania, sería mi elección. Una ciudad vital, con una gran historia detrás, culturalmente inabarcable y humana. Una ciudad que tiene 365 museos y también la posibilidad de estar de fiesta ininterrumpidamente 3 días seguidos. Lejos de elegir una ciudad tan poco original como podría ser Londres o New York, dos metrópolis a priori apetecibles, la fascinante Berlín tiene mucho que ofrecer sin engullirte, es humana y habitable.

Berlín también es, musicalmente, el origen de mucha buena música y en una época el epicentro del mundo rock. Sin el ombliguismo y chovinismo de Londres y lejos del refinamiento artificial de París. Berlín es un must see por su historia y, sobre todo ,porque el futuro siempre se gestó antes aquí. No es casualidad que tres genios tan dispares como David Bowie, Lou Reed e Iggy Pop crearan y grabaran en la vieja Berlín sus mejores trabajos. Berlín aparecerá en esta sección en más ocasiones, creer que el rock tiene su capital europea en Londres es de provincianos, París o la misma Berlín han sido vanguardia en muchas más ocasiones que ésta.

Como amante del Punk que soy, mi primer lugar de Berlín que quiero enseñaros es el mítico club SO36, local tan importante para el género punk y para la historia del rock como el también fascinante CBGB de New York. Por desgracia, la cuna del punk americano ya no existe como tal, pero su rival europea sigue en activo. Adentrarse en sus entrañas en  la calle Oranienstrasse cerca de la Heinrichplatz en el barrio de Kreuzberg es viajar en el tiempo, viajar a los días en el que el rock aún era peligroso. Los mejores conciertos y bandas del mundo han tocado en este local.

Da vértigo pensar que David, Lou e Iggy, mientras grababan discos tan importantes para la historia del rock como “Heroes”, “Lodger” y “Low”, por parte de Bowie conocidos como la “Trilogía de Berlín” o las trascendentales “Transformer” y “Berlin” por parte de Lou Reed y los seminales “The Idiot” y “Lust For Life” de La Iguana de Detroit. Los días de Bowie en Berlín cambiaron el rock las producciones de Toni Visconti y Brian Eno se vieron influenciadas por la ciudad, y sus colaboradores en aquellos discos (Andrew Belew y Robert Fripp) en aquella ciudad formarían grupos (King Crimson) que fueron ejemplo para muchos artistas posteriores.

El SO36 y Berlín han influido en el mundo de la música hasta extremos inimaginados, gente tan dispar como Dr Dre (fan acérrimo de Kraftwerk), Radiohead y Wilco (El Krautrock es parte de su adn), U2 (Atchung Baby se gestó aquí) o Nine Inch Nails (Low es el disco que los germinó) no existirían. En aquellos días en que la ciudad estaba dividida por el muro, nuestros protagonistas disfrutaban de una ciudad donde las drogas no eran perseguidas. Toda Berlín está llena de lugares con el sello Bowie y el de Iggy: sus bares preferidos, clubs, los Hansa Studios...

De todos ellos, el SO36 era el club donde los tres se divertían y se relajaban en las noches germanas. Este local era el centro de gravedad del punk en Alemania y en toda Europa, con Einstürzende Neubauten, Gudrun Gut y Blixa Bargeld como estrellas. David Bowie e Iggy Pop eran asiduos al igual que Nick Cave a principios de los ochenta. La sala no se ha movido de Oranienstrasse 190, aunque el ambiente ha variado y el punk rock de los 70 y los 80 fue sustituido por las fiestas techno y la contundente escena gay turca de la capital alemana igual de importante en la escena dance.

Berlín es arte y diseño, la escena Bauhaus, el teatro de la Berliner Ensemble de Bertolt Brecht y Helene Weigel o el cine de Wim Wenders hasta Marlene Dietrich. Había una ciudad cultural dentro de la misma ciudad. Volveremos a la capital alemana en futuras ocasiones pero la primera visita debía ser en el club más influyente de la ciudad y de Europa.


MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram