dod letter

'Snootworld', la película de animación de David Lynch, es rechazada por Netflix

[kkstarratings]
David Lynch
Foto: Didier Gicquel

Cuesta creerlo pero vivimos en un mundo en el que alguien tiene el cuajo de decirle que no a nada menos que David Lynch. Como muchos ya sabrán, desde hace años el célebre director de películas como Blue Velvet (1986), Carretera Perdida (1997) o Mulholland Drive (2001) mencionaba siempre que tenía ocasión su intención de hacernos entrega de su esperado proyecto Snootworld, una cinta animada para niños co-escrita con Caroline Thompson (conocida por su contribución en clásicos burtonianos como Eduardo Manostijeras, Pesadilla Antes de Navidad o La Novia Cadáver y por su trabajo en La Familia Addams de los noventa).

El proyecto parecía bastante avanzado, y de hecho se habló durante un tiempo sobre la posibilidad de que terminara acogido bajo el seno de una gran plataforma como Netflix. Sin embargo, el genial cineasta ha confirmado en las últimas horas y durante una entrevista para el medio Deadline que el mencionado gigante del streaming le ha dado calabazas y el proyecto queda oficialmente a expensas de ser abrazado por otra productora.

"No sé cuándo comencé a pensar en Snootworld, pero recuerdo hacer unos dibujos y luego comenzó a surgir la historia", ha dicho Lynch en la citada entrevista, recordando que su colaboración con Thompson comenzó cerca de dos décadas atrás. “Me reuní con Caroline y trabajamos en un guión. Recientemente pensé que alguien podría estar interesado en respaldar esto, así que se lo presenté a Netflix en los últimos meses, pero lo rechazaron.”

Cuando Lynch reflexiona sobre las razones por las que cree que el proyecto ha sido rechazado, es inevitable que se nos parta un poquito el corazón. Ya no solo por la humildad con la que habla y por su venerado registro, sino también por la reflexión del camino hacia el que el audiovisual se dirige: “Snootworld es una historia pasada de moda y la animación actual se trata más de bromas superficiales. Los cuentos de hadas pasados de moda se consideran gimientes: aparentemente la gente no quiere verlos. Ahora es un mundo diferente y es más fácil decirle que no a un proyecto así que decirle sí”.

Consciente de que el proyecto tiene difícil cabida en el audiovisual más comercial, Lynch no se da por vencido y continuará buscando financiación para sacar adelante Snootworld: “Me gusta la historia. Es algo que tanto niños como adultos pueden apreciar... En realidad, nunca he hecho una animación directa, pero hoy en día con las computadoras es posible hacer cosas espectaculares.”

A sus 78 años, el cineasta de Missoula confiesa no estar seguro de si dirigirá o no la pieza (además de haberla co-escrito y producido) e incluso menciona la posibilidad de que su hija, Jennifer Lynch (a la que ya hemos visto foguearse la mar de bien en la dirección de capítulos de series como Dahmer, The Walking Dead, American Horror Story y más) pudiera encargarse de tal tarea. Eso sí, antes necesita que una productora decida abrir la mente y el bolsillo a su proyecto. Crucemos los dedos.

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram