Crítica: Mourn - Sorpresa Familia

28 julio, 2018
Redaccíon: dod Magazine

Mourn - Sorpresa Familia

Las letras de Mourn siempre se han caracterizado por ser una expresión directa y cruda de los sentimientos de la banda. Crudo también su sonido, oscilante entre el punk, el rock alternativo y el post-punk. Sorpresa Familia es el álbum que consuma todo el trabajo realizado por la banda catalana desde 2014. Si su homónimo debut, Mourn, eran las vivencias de unas adolescentes de 18 años que reflejaban temáticas como el instituto, detrás de Sorpresa Familia hay un recorrido de cuatro años por sus propias vidas y por un mundillo de la música en el que han crecido a base de trabajo duro y dosis de realidad.

Esta vez, los dardos de Mourn no van dirigidos tanto a lo que no les gusta de su vida cotidiana, sino a la escena musical podrida que existe en nuestro país, donde quienes más sufren la discriminación de esta escena son las mujeres. Algo que no parece avanzar a pesar de que mucha de nuestra representación en el extranjero está copada por mujeres. Será eso de que nadie es profeta en su tierra, y como las mismas integrantes de Mourn han reconocido, tienen más reconocimiento en el extranjero y se les trata con mayor profesionalidad que aquí. El culmen de todo esto lo personifica el sello discográfico barcelonés Sones, contra el que van dirigidos las letras de la banda por una disputa legal iniciada en 2015, cuando acusaron al sello de tener secuestrado su segundo álbum, Ha, Ha, He. Gran número de temas del LP relatan el trato recibido por el sello y el resultado derivado de este (Bye, Imebcile! o Fun at the Geysers), pero es en Divorce donde lo acusan explícitamente de mentir y de hacer lo mismo con otras bandas: “At nineteen years old/We’re signing our divorce”; “At your thirty-five/You lied to us”; “I know you did the same/To other bands”.

Tanto por ser herederas de sus sonido, tanto por la repercusión que han tenido en medios internacionales, es inevitable la comparación que han sufrido tantas veces con icónicas bandas y artistas como Sleater Kinney o PJ Harvey y con otras actuales como White Lung. Como siempre, ellas son un mar de distorsión que busca justicia dentro de una escena en la que ser mujer y joven es como chocar contra un muro. Sorpresa Familia (re)consuma a Mourn como una banda de los pies a la cabeza y que, alcanzado este punto de madurez personal y como grupo, no pueden hacer otra cosa que crecer dentro del panorama nacional e internacional.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

FUZZ (2020)

Crítica: FUZZ - III

30 noviembre, 2020
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram