4 de los mejores bocadillos de Madrid con los que dirás 'Come on baby, one more time'

Redaccíon: Mery

Hoy toca hablar de bocadillos, bocatines, bocatas, sándwiches y montaditos...Esta es la lista de nuestros sitios favoritos de Madrid para zamparselos.

4 de los mejores bocadillos de Madrid

Crumb (Conde Duque, 8)

Crumb Madrid

El propio nombre ya es esencia pura; miga. Crumb, abandera la filosofía de la vuelta a los orígenes con productos caseros y elaborados en el día; harinas de pan ecológico, huevos y pollo de corral...incluso la tapita que te ponen antes de llegar el sandwich son unas riquísimas verduritas aliñadas.

La carta es cortita, pero no hace falta más porque cualquiera de los “sándwiches de autor” que ofrece Crumb son apetitosos. Además, te dejan elegir con qué quieres acompañarlos; patatas revolconas con torrezno crujiente, brutalísimas, patata asada con boniato o mix de ensalada.

En nuestra última visita nos decantamos por dos sándwiches Mediterraneamente, de pesto de tahini con tomate asado deshidratado, berenjena y calabacín al grill marinados con boniato y queso de cabra, y de pollo con guacamole, canónigos y alioli. Sólo hace falta una palabra...¡deliciosos!

Los precios son más que asequibles, el servicio rapidísimo y muy amable, y el sitio decorado con estilo rústico y en tonos blancos, es ¡la mar de bonito!

La casa tomada (San Lorenzo, 9)

La casa tomada - Madrid

Bien grandotes y buenísimos. Esa fue la sensación que nos llevamos de la literaria bocadillería que lleva nombre de obra de Cortazar.

Fuimos un viernes, así que tuvimos la suerte de poder comer menú. De primero un entrante sorpresa, y de segundo un bocadillo a elegir de una selección que hacen sobre la carta de 17 bocadillos.

Elegimos un Pollo Italia, con pechuga de pollo, tomate, aceitunas negras, mozzarella, orégano y albahaca, y un Teriyaki de ternera; tiras de ternera con soja, pimientos, cebolla, salsa teriyaki, sésamo, cilantro y cebollino. ¡Para chuparse los dedos los dos! Y además acompañado de cerveza artesanal La Cibeles.

El sitio precioso, el servicio encantador y el precio de menú, 10€...ah ¡y con postre!

Tandem by Triciclo (Santa María, 39)

Tandem - Madrid

Fuimos “un poco” a probar suerte. El plan era picar algo antes de disfrutar, porque aquello fue disfrutar, de la exposición Realistas de Madrid en el Thyssen, y ¡acierto total!

Ubicado en el bonito Barrio de las letras, Tandem es el hermano pequeño y desenfadado de Triciclo, otro mítico de la calle Santa María.

Abrimos boca con media ración de mezzes, riquísimos, y dos croquetas para chuparse los dedos. Pero lo bueno estaba por llegar...de una punta del mundo a la otra; un bocadillo Chino hecho con pan al vapor, costillas de cerdo, pepino, cebolleta y hierbas, y un Italiano, con burrata, rúcula, tomátes secos, pesto y mortadela trufada.

Más allá de la cuidada y preciosa decoración del local, y de las mesitas puestas con vajillas tipo antiguas, Tandem nos ganó desde el primer bocado y entró sin discusión directamente en esta particular lista.

Coco Bar (Espíritu Santo, 38)

Coco Bar - Madrid
Foto: 'O lo comes o lo dejas'

Sólo por resumir un poco esto...Coco Bar tiene los mejores bocatas de pastrami de todo Madrid. Eso es así y no hay más...o al menos para nuestros paladares.

En pleno barrio de Malasaña, Coco Bar es ese tipo de sitios en los que te sientes bien. Una decoración de estética hawaiana, espacioso, con puertas a la calle para los días de calorcito y un trato de lo más simpático.

La carta es pequeñita, pero la verdad, no hace falta más. Pedimos para cuatro una ración de nachos riquísima y muy abundante. Un par de bocadillos de pollo asado y otro de lacón...además del ansiado pastrami.

Y todo por un precio muy asequible y con una tapita con la cerveza antes de pedir la comida, ¡buenísima!

...hemos tardado algo más en publicar esta lista porque teníamos pendiente conoce El porrón canalla.

Todo apuntaba a que entraría directo al primer puesto, maravillas es poco para explicar lo que se dice de este local en la web.

Desde nuestro punto de vista, fail total. Llegar a un bar y que el camarero te explique la carta y te sugiera “pensártelo” (¿el qué?) mientras sienta antes que tu a los que llevas detrás, pase de ti hasta el punto de tener que suplicar por una mesa cuando ya tienes la comida pedida (sí, porque aquí la comida se pide como en el McDonalds (y ojo, que adoramos McDonalds)), y que el famoso porrón, de 6€ señores, no de para más que para tres cañitas raspadas...mal, mal, mal.

Los bocatines, porque son bocatines, están ricos, si. Riquillos. Pero dos bocadillitos de tortilla, uno de calamares (secos) y otro de sobrasada...33€...No terminamos de verlo.

MÚSICA RELACIONADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram