dod letter

Las 20 mejores películas de vampiros que deberías ver

[kkstarratings]

Drácula de Bram Stoker

De entre todos los horripilantes y escabrosos personajes que han poblado históricamente el género de terror en el cine, se podría decir que los vampiros han sido el capricho más recurrente de cientos de realizadores y cineastas que han dado vida a algunas de las mejores películas de vampiros que el séptimo arte nos ha dado.

A lo largo de las décadas, estas criaturas engominadas, de tez pálida, colmillos ensangrentados y túnicas largas han sido objeto de una numerosa cantidad de revisiones con las que los paradigmas propios de los vampiros han evidenciado una notable evolución estética a través de algunos de los títulos que suponen las mejores películas de vampiros. Sin un orden de preferencia establecido, y en aras de facilitarte la tarea en caso de que quieras montarte tu propio ciclo vampírico, te ofrecemos nuestra particular lista con las mejores películas de vampiros.

Las mejores películas de vampiros de la historia

Nosferatu (1922)

Para comenzar este viaje por el lado más vampírico del celuloide sería interesante trasladarnos a la raíz del género, concretamente cien años atrás, cuando el cine aún era mudo y un director alemán llamado F.W. Murnau se permitía la licencia de adaptar, de forma muy personal y sin autorizar, la novela Drácula de Bram Stoker. Recordada icónicamente por su atmósfera inquietante y su característico uso de sombras y siluetas expresivas, Nosferatu (1922) nos cuenta la historia de Thomas Hutter, un agente inmobiliario que es enviado por su jefe a los Cárpatos (Transilvania), a fin de visitar a un misterioso conde llamado Orlok. Durante su viaje, Hutter se encuentra con aldeanos supersticiosos que le advierten sobre el conde y el peligro que éste representa, pero no será hasta llegar al propio castillo del conde Orlok, que Hutter descubra que efectivamente su anfitrión es en realidad un vampiro.

¿Dónde ver?

Filmin, Movistar+, PlutoTV.

 

Drácula (Horror of Dracula, 1958)

Muchos han sido los actores que se han metido en la piel del Conde Drácula, algunos tanto que hasta llegaron a creérselo en exceso. Pero si hay un nombre que automáticamente se nos viene a la cabeza cada vez que pensamos en el vampiro cinéfilo por excelencia, ese es el del añorado y legendario Christopher Lee. Además de asentar a la Hammer Films como una de las más importantes productoras de películas de terror de todos los tiempos, Drácula (1958) es la adaptación de la novela homónima de Bram Stoker más recordada y querida por los seguidores del escritor y una cinta que sentó cátedra a la hora de representar el vampirismo en cine, gracias a su particular estilo gótico y a su enfoque sangriento y sensual que rompía los moldes establecidos por cintas previas.

¿Dónde ver?

Filmin.

 

Las Novias de Drácula (The Brides of Dracula, 1960)

Aprovechando el indudable éxito de Drácula (1958), su director, el británico Terence Fisher, quiso estirar el chicle de la buena acogida de la adaptación de Lee con una nueva entrega temática, en esta ocasión protagonizada por Peter Cushing y presentándonos el papel del personaje Abraham Van Helsing. Dos años después, pero sin relación directa con su antecesora, Fisher nos adentra en una historia independiente a su primera entrega que narra la historia de una joven maestra llamada Marianne Danielle (Yvonne Monlaur), la cual llega a una pequeña localidad en Transilvania para ocupar un puesto de trabajo en una escuela para señoritas. Sin embargo, en su camino hacia la escuela, Marianne se encuentra con el barón Meinster (David Peel), un vampiro encadenado que es liberado accidentalmente por ella, conllevando con ello una serie de catastróficas desdichas que pondrán en jaque la seguridad y tranquilidad del pueblo.

¿Dónde ver?

Filmin.

 

El Último Hombre Sobre la Tierra (The Last Man on Earth, 1964)

Como os decíamos, en esto del cine vampírico hay revisiones para todos los gustos. En el caso de esta particular adaptación de la novela Soy Leyenda de Richard Matheson, las criaturas protagonistas son un tanto diferentes a las presentadas en anteriores cintas del género, llevando su pertinente dibujo a la cara más apocalíptica y distópica del terror. El Dr. Robert Morgan (Vincent Price), el único superviviente de una guerra bacteriológica que ha asolado el planeta y convertido al resto de la humanidad en vampiros, pasará sus días deshaciéndose de estas criaturas y tratando de resistir durante la noche a su pertinaz asedio. Por supuesto, ésta es la primera versión del clásico de Matheson, que posteriormente sufriría una contemporánea revisión con Soy Leyenda (2007), protagonizada por Will Smith.

¿Dónde ver?

Filmin, PlutoTV.

 

El Baile de los Vampiros (The Fearless Vampire Killers, 1967)

El genio Roman Polanski también tuvo a bien acercarse al mencionado género con una de las mejores películas de vampiros que se recuerdan. En esta ocasión, y a través de las aventuras del Doctor Abronsius (Jack MacGowran), un profesor de ocultismo, y de su ingenuo asistente Alfred (interpretado por el propio Polanski), El Baile de los Vampiros nos presenta una clara sátira del emergente cine vampírico de la época, parodiando todos los clichés y convenciones del mismo. Un humor absurdo, combinado con golpes de terror y romance, que nos acompañará por una historia diferente y muy particular.

¿Dónde ver?

Desgraciadamente, ‘El Baile de los Vampiros’ no está disponible en ninguna plataforma de streaming actualmente.

 

Réquiem por un Vampiro (Vierges et vampires, 1973)

Jean Rollin escribe y dirige una de las primeras aproximaciones que más fuertemente se recuerdan entre el género vampírico y el cine erótico francés, de la mano de una trama que sigue a dos jóvenes mujeres, Marie y Michelle, quienes se escapan de un hospital psiquiátrico y se encuentran en un castillo habitado por un grupo de vampiros. Recordada por su enfoque artístico y estético, así como por sus múltiples escenas de desnudos y de violencia, marca de la casa en el distintivo cine de Rollin, Réquiem por un Vampiro supone uno de las cimas del cine de vampiros de serie B y todo un icono dentro del cine de culto y experimental

¿Dónde ver?

Desgraciadamente, ‘Réquiem por un Vampiro’ no está disponible en ninguna plataforma de streaming actualmente.

 

Las Hijas de Drácula (Vampyres, 1974)

Pese al oscurantismo cultural de la época, en los setenta el cine español también destacó dentro del género vampírico, tal y como el realizador e historietista catalán José Ramón Larraz nos demostró. Prueba de ello es esta cinta titulada Las Hijas de Drácula, icono del terror patrio filmado en Reino Unido que sigue el terrible desenlace de dos amantes que son sádicamente asesinadas en una mansión. Su trágica muerte da lugar a que el dúo se levante por las noches para beber la sangre de los vivos. Sin embargo, a una de sus víctimas, no le quitarán toda su sangre, sino que le dejarán con la vida justa para hacer de él lo que quieran. La película continúa con la vertiente erótica que se había instaurado en el cine de terror a lo largo de la década de los 70s y nos presenta una exquisita cobertura entre la sensualidad y la violencia.

¿Dónde ver?

Filmin.

 

El Misterio de Salem's Lot (1979)

Que su largo metraje no te asuste, querido lector –sí, lo sabemos, tres horas y cuarenta minutos pican-, pues esta obra de Tobe Hooper es considerada como una de las más fieles adaptaciones en la gran pantalla de la obra literaria de Stephen King y también toda una cinta de culto dentro del género de terror. Basada en la novela homónima de King, su trama gira en torno a la llegada de un escritor llamado Ben Mears (David Soul) a la pequeña ciudad de Salem's Lot, Maine (vaya, ¿en quién se habrá inspirado King para escribirla?), la ciudad en la que se crió y donde decide enfrentarse a su pasado. Sin embargo, pronto descubre que la ciudad está siendo dominada por un antiguo vampiro llamado Barlow y por su fiel ayudante Renfield, quienes poco a poco irán convirtiendo a todos los habitantes de la localidad en vampiros. Por su parte, Ben se une a un pequeño grupo de personas que tratarán de luchar para sobrevivir y de detener como buenamente puedan la propagación de la plaga vampírica.

¿Dónde ver?

Desgraciadamente, ‘El Misterio de Salem's Lot’ no está disponible en ninguna plataforma de streaming actualmente.

 

Drácula (1979)

Unos años antes de que Gary Oldman se metiera en la piel del Conde de los Cárpatos, Frank Langella haría lo propio para la enésima adaptación de la novela de Bram Stoker al cine. Dirigida por John Badham, la cinta nos lleva de la mano a través de la historia de un seductor y encantador noble rumano que se instala en Carfax Abbey, una mansión en Londres. Una vez allí, Drácula comienza a seducir a las mujeres de la ciudad, principalmente a Mina Van Helsing (Jan Francis), la prometida de un joven abogado llamado Jonathan Harker (Trevor Eve). Paralelamente, el Dr. Abraham Van Helsing (Laurence Olivier), un famoso cazador de vampiros, se da cuenta de la existencia de Drácula y se propone detenerlo. Van Helsing, junto con Jonathan Harker y otros aliados, busca desentrañar los misterios del vampiro y encontrar una manera de derrotarlo antes de que éste pueda llevar a cabo sus malignos planes.

¿Dónde ver?

Filmin.

 

Noche de Miedo (1985)

Nuevamente a caballo entre la comedia y el terror, Tom Holland nos regaló una de esas distendidas y palomiteras cintas, prestas a hacernos pasar un buen rato entre golpes de humor y secuencias de horror grotesco. Noche de Miedo nos traslada a la vida del adolescente Charley Brewster (William Ragsdale), quien descubre que su nuevo vecino, Jerry Dandrige (Chris Sarandon), es en realidad un vampiro. Desesperado por la ola de crímenes que atestigua, y harto de que nadie le crea, Charley decide recurrir a la ayuda de Peter Vincent (Roddy McDowall), un famoso actor que presenta un programa de televisión de terror llamado Noche de Miedo, en el que interpreta a un cazador de vampiros

¿Dónde ver?

Movistar+.

 

Jóvenes Ocultos (The Lost Boys, 1987)

Con Jóvenes Ocultos, nuestro añorado y siempre icónico Joel Schumacher no solo firmó una de las películas más representativas del género vampírico, sino también uno de los títulos más destacados de los 80 y un automático emblema del cine de culto para muchas personas. La historia nos presenta a dos hermanos adolescentes, Michael (Jason Patric) y Sam (Corey Haim), quienes tras mudarse junto a su madre a Santa Carla, California, comenzarán a darse cuenta de que su población no es del todo común. Por un lado, Michael se enamora de una joven llamada Star (Jami Gertz), vinculada a un grupo de vampiros liderados por David (Kiefer Sutherland), y por otro lado, Sam, su hermano menor, se unirá a un dúo de cazadores de vampiros, llamados Edgar (Corey Feldman) y Alan (Jamison Newlander), quienes conocen los métodos para matar a los vampiros. Todos juntos, intentarán salvar a Michael de su transformación en vampiro y desmantelar a la pandilla de vampiros que acecha la ciudad.

¿Dónde ver?

Desgraciadamente, ‘Jóvenes Ocultos’ no está disponible en ninguna plataforma de streaming actualmente.

 

Besos de Vampiro (Vampire's Kiss, 1989)

Unas décadas antes de que pudiéramos ver a Nicholas Cage metido en el rol del Conde Drácula en su reciente y cachonda Renfield (2023), el actor ya nos sorprendió con un histriónico papel en esta propuesta de Robert Bierman, donde un exitoso agente literario (interpretado por el propio Cage) comienza a creer que se está convirtiendo en un vampiro. A través de los desvaríos mentales de su protagonista, la trama se sumerge en una espiral descendente de locura y obsesión, explorando los límites de la cordura a través de un título a caballo entre la sátira y el terror psicológico que lo convierten en una experiencia cinematográfica del todo peculiar y desafiante que ha intrigado y desconcertado a los espectadores desde su lanzamiento.

¿Dónde ver?

Desgraciadamente, ‘Besos de Vampiro’ no está disponible en ninguna plataforma de streaming actualmente.

 

Drácula de Bram Stoker (1992)

Como ya habrás podido comprobar a lo largo de nuestra lista de las mejores películas de vampiros, efectivamente hay más adaptaciones del Drácula de Bram Stoker que peces en el mar. Y, francamente, no sería una apuesta demasiado arriesgada por nuestra parte si decidiéramos quedarnos con ésta, dirigida por Francis Ford Coppola, teniendo en cuenta que se trata de una muy bien valorada cinta que además ha recibido el reconocimiento de la Academia por su maquillaje, vestuario y sonido. Su fidelidad a la novela original, sumada al elenco de lujo que acompaña su trama (Gary Oldman, Winona Rider, Anthony Hopkins, Keanu Reeves), convierten esta enésima adaptación del popular título de Stoker en un título indispensable, ya no solo para amantes del cine de terror al uso, sino para cualquier cinéfilo que se precie.

¿Dónde ver?

Movistar+.

 

Entrevista con el Vampiro (1994)

En el campo de las adaptaciones narrativas, no podíamos dejarnos en el tintero la versión para pantalla grande del clásico de Anne Rice que Neil Jordan llevó a cabo, contando entre sus protagonistas con un elenco de escándalo (Brad Pitt, Tom Cruise, Christian Slater, Antonio Banderas, Kirsten Dunst). La historia se desarrolla en el siglo XVIII y sigue la vida del vampiro Louis de Pointe du Lac quien a través de una serie de entrevistas, llevadas a cabo por el periodista Daniel Molloy, revelará su historia como vampiro, comenzando desde el momento en que fue convertido por Lestat de Lioncourt, su mentor y compañero. A lo largo de varios siglos, la trama nos revelará temas tan profundos como la soledad, la moralidad, la sexualidad y la búsqueda de la redención en un mundo oscuro y sobrenatural, marcados por los diversos dilemas que supone la existencia vampírica.

¿Dónde ver?

Movistar+, HBOMax.

 

Abierto Hasta el Amanecer (1996)

Si en esta particular lista con algunas de las mejores películas de vampiros de la historia estás echando en falta un poquito de toque tex-mex, aquí llega el genial Robert Rodriguez para poner solución a ello. Tras haber firmado su bautismo en el séptimo arte y por la puerta grande con El Mariachi (1992) y Desperado (1995), Rodriguez concibió su personalísima visión de apocalipsis vampirico, codo con codo con Quentin Tarantino, quien escribe y co-protagoniza esta Abierto Hasta el Amanecer. De la mano de éste y de George Clooney se nos introduce la historia de Seth y Richie Gecko, dos hermanos que, tras cometer un robo de banco en Texas, deciden secuestrar a una familia y dirigirse a México, para evadir a la policía. En su camino, hacen una parada en un bar llamado Titty Twister, un lugar aparentemente tranquilo y lleno de bailarinas exóticas. Sin embargo, éste resulta estar infestado de vampiros sedientos de sangre y su elenco protagonista se verá obligado a unir fuerzas para luchar contra los vampiros y sobrevivir hasta el amanecer.

¿Dónde ver?

SkyShowtime.

 

Vampiros de John Carpenter (1998)

A finales de los 90 poco o nada tenía que seguir demostrando el maestro John Carpenter en lo que respecta a hacer buen cine de terror y fantasía (recordemos que para entonces, el icónico cineasta ya nos había entregado La Cosa, Golpe en la Pequeña China, Están Vivos, 1997: Rescate en Nueva York y por supuesto Halloween). Pero la espinita de Carpenter por acercarse al género vampírico parecía quedar ahí y sería en 1998 cuando saldaría su deuda de la mano de Vampiros, una trama que nos lleva por las desventuras de Jack Crow (James Woods) y su banda de cazadores de vampiros, quienes contratados por la Iglesia Católica, trabajan sin descanso para exterminar a los vampiros que acechan en la noche. La cosa se pondrá verdaderamente interesante cuando Crow y sus chicos anden tras la búsqueda del “negro crucifijo”, una suerte de artefacto que capacita a los vampiros a ser vistos bajo la luz del día, y que por descontado, también estos andan buscando.

¿Dónde ver?

Desgraciadamente, ‘Vampiros de John Carpenter no está disponible en ninguna plataforma de streaming actualmente.

 

Blade (1998)

Si fuiste niño en los 90s, es muy probable que crecieras traumatizado por la escena inicial de Blade y aquel famoso “baño de sangre” discotequero que se produce en su primera secuencia a golpe de techno machacante (ahora, con alguna que otra cana encima, no te importaría para nada una rave de ese estilo, ¿eh?). Interpretado por Wesley Snipes e inspirado en el personaje homónimo de Marvel Comics, este caza-vampiros mestizo nos entregará la que muy probablemente sea la cinta con más acción del género vampírico, permitiéndonos ver al mismo en multitud de secuencias trepidantes, combatiendo no-muertos hasta llegar a derrocar a Deacon Frost (interpretado por Stephen Dorff), el líder de los vampiros que planea liberar una antigua deidad vampírica llamada La Magra, con el objetivo de dominar la humanidad.

¿Dónde ver?

Movistar+, HBOMax.

 

Déjame Entrar (Låt den rätte komma in, 2008)

Antes de que su más que prescindible adaptación yanqui llegara al gran público, el cineasta sueco Tomas Alfredson se encargo de trasladar al cine independiente y de autor la adaptación de la novela homónima de John Ajvide Lindqvist, un relato ambientado en el Estocolmo de los 80 con Oskar (Kåre Hedebrant), un niño de 12 años que sufre acoso escolar, como protagonista. Un día, Oskar conoce a Eli (Lina Leandersson), una niña pálida y misteriosa que se muda junto a su padre al apartamento vecino. A medida que se desarrolla su amistad, Oskar descubre que Eli es en realidad un vampiro y necesita sangre para sobrevivir. Una cinta destacada por su enfoque poético y su narrativa conmovedora, aspectos del todo insólitos en el género,

¿Dónde ver?

Filmin, Prime Video.

 

Sólo Los Amantes Sobreviven (Only Lovers Left Alive, 2013)

Si alguien podía reimaginar el génesis desde una perspectiva gótica y vampírica, ese era sin duda Jim Jarmusch. Tom Hiddleston y Tilda Swinton encarnan a unos atípicos Adam y Eve, dos vampiros que han estado mutuamente enamorados durante siglos y que terminan reencontrándose en la actualidad. Mientras ambos comparten parte de sus inquietudes, como la música y la literatura, el film nos seduce con la forma tan bella que tiene de hablarnos de la vida del vampiro desde un paradigma distinto, ofreciéndonos una visión contemplativa y melancólica de su mencionada condición y la soledad que va pertinentemente adscrita a la misma.

¿Dónde ver?

Filmin.

 

Lo Que Hacemos en las Sombras (What We Do in the Shadows, 2014)

Unos años antes de que fuera adaptada en formato serie de televisión, Jemaine Clement y Taika Waititi dirigían y protagonizaban la génesis de esta particular propuesta llamada Lo Que Hacemos en las Sombras, una suerte de falso documental en el que se nos cuenta el día a día de un grupo de amigos vampiros que comparten piso en Nueva Zelanda (desde luego, tan solo la mera premisa ya promete). Tirando de sátira, la película parodia los manidos emblemas distintivos de los vampiros y nos desengrana su rico elenco de personajes de la mano de sus memorias, situaciones absurdas, diálogos irónicos y juegos de palabras descacharrantes.

¿Dónde ver?

Filmin, Prime Video.

Los vampiros en el cine

Desde la inquietante figura del conde Orlok en "Nosferatu" hasta la visión reimaginada del mito en "Una chica vuelve a casa sola de noche", el vampiro ha sido un personaje recurrente y fascinante en el cine a lo largo de los años. Los vampiros representan nuestros miedos más profundos y oscuros, así como una perversa mezcla de sensualidad, eternidad y muerte. A través de las películas de vampiros, los cineastas han explorado no solo el terror, sino también la sexualidad, la soledad, la alienación y otros aspectos profundos de la condición humana.

Las películas de vampiros han reflejado y moldeado la cultura popular a lo largo del tiempo. Las primeras películas, como "Nosferatu" y "Drácula", definen la imagen del vampiro como una criatura maligna y aterradora. Sin embargo, las cintas posteriores han explorado una variedad de interpretaciones, desde los románticos antihéroes hasta los monstruos despiadados y las figuras cómicas.

Además, los cineastas han reinterpretado el mito del vampiro en diferentes contextos y géneros. Desde las películas de terror clásicas hasta las comedias y los dramas románticos, las películas de vampiros ofrecen una variedad de enfoques que hablan de la versatilidad y la profundidad del mito. Al explorar las mejores películas de vampiros, podemos ver cómo esta criatura ha evolucionado y cómo su imagen ha cambiado en respuesta a las preocupaciones culturales y sociales del momento.

 

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram