dod letter

Las 10 mejores canciones de Pearl Jam

[kkstarratings]

Pearl Jam

El presente año ha estado marcado por su regreso y por la confirmación de su gran estado de forma tras la entrega de Dark Matter (2024), el duodécimo álbum de estudio de Pearl Jam y una joya en tiempos de crisis rockanrolera que nos devuelve los mejores momentos de la banda de Seattle. Mucho ha llovido desde que la formación liderada por Eddie Vedder debutara en 1991 con Ten, el que hasta la fecha continúa siendo el buque insignia de su discografía y uno de los mejores discos de la década de los 90.

Sin embargo, el legado de la banda, con más de tres décadas sobre su espalda, ha continuado dejándonos a lo largo de estos años una generosa cantidad de temas que hacen de su repertorio uno de los más disfrutables del rock contemporáneo. Al contrario que muchos de sus coetáneos, Pearl Jam sigue siendo una banda que se conjuga en presente y que ha logrado sobrevivir a las catástrofes que golpearon a su generación. Así nos lo demuestran en pleno 2024 y firmando trabajos tan interesantes como el primer día.

Por supuesto, las melodías de Ten (1991), pergeñadas en pleno auge y consolidación del grunge, ya podrían servirnos para confeccionar un top 10 perfecto con las mejores canciones de la banda, gracias a la habilidad única con la que Vedder y los suyos nos trasladan al insuperable estado de gracia en el que aquel momento estaban. Pero en paralelo a su intención por mantener intacto el sello personal de la banda, los miembros de Pearl Jam también han ido adaptándose a las diferentes épocas que les ha tocado vivir, con la mirada siempre puesta en el presente y con el deseo en mente de reinventarse constantemente. De ahí que les hayamos visto en los últimos años presentando trabajos arriesgados en los que, definitivamente, tenían muy claro no querer vivir de rentas del pasado.

Si tienes pensado ver a la banda en directo pronto, entonces no te pierdas nuestro repaso por las 10 mejores canciones de Pearl Jam y ve a su concierto con los deberes bien hechos.

Las 10 mejores canciones de Pearl Jam

 

1- Jeremy ('Ten', 1991)

Comenzamos nuestro repaso por las mejores canciones de Pearl Jam con un clásico de su repertorio y probablemente uno de los temas más emocionantes de Ten (1991), su querido disco debut. El tema Jeremy está compuesto por Jeff Ament, bajista de la formación, en compañía de Eddie Vedder, quien se inspiró para escribir las letras de la canción tras leer un artículo en el periódico que hablaba sobre un niño de 15 años llamado Jeremy Wade Delle de Richardson, Texas, que había fallecido tras pegarse un tiro frente a su maestra y los 30 estudiantes de su clase de inglés, durante la mañana del 8 de enero de 1991. Preguntado en múltiples entrevistas sobre qué le llevó a escribir un tema como este, Vedder ha explicado en varias ocasiones que simplemente sintió la necesidad de hacer algo significativo con esa noticia, darle acción, reacción e importancia. Una trágica historia que solo él podría haber convertido en una de las mejores canciones de los 90s.

 

2- Man of the Hour ('rearviewmirror', 2004)

Solo Pearl Jam podrían colar en su respectivo ránking de mejores canciones una rareza, publicada de tapadillo en un Greatest Hits de 2004. Eso sí, Man of the Hour gozó en su momento de la relevancia propia de un hit, al tratarse de uno de los temas principales de la banda sonora de Big Fish (2003), el film de Tim Burton. Emocionados y extasiados tras la propuesta del director de poner música a su nuevo largometraje y luego de haber podido atender al visionado del mismo en primicia, la banda compuso en cuestión de días Man of the Hour, uno de los temas más sentimentales de su repertorio que nos habla sobre la relación de un chico con su padre y su sobrecogedora despedida.

 

3- Alive ('Ten', 1991)

Sabemos que podríamos ser muy pícaros y rellenar este particular listado con las 10 mejores canciones de Pearl Jam solo con los temas pertenecientes a su álbum Ten (1991). Prometemos que no será así, pero indudablemente temas como Alive, su canción más reconocida, tenían que formar parte de esta selección. Escrita por Stone Gossard, la canción era originalmente una pieza instrumental titulada Dollar Short que vivió oculta entre las demos de un joven proyecto musical hasta terminar encontrando quién pudiera ponerle letra y cantarla. La copia de esa cinta llegó a las manos de Eddie Vedder, quien por aquel entonces todavía curraba en una gasolinera del todo ajeno a que terminaría convirtiéndose en una de las voces más representativas de la siguiente década. Así pues, Vedder le puso letra al tema (una particular ficción en la se imaginaba recibiendo la noticia de que su padre no mantenía realmente un parentesco biológico con él) y el resto, como se suele decir, es historia.

 

4- Even Flow ('Ten', 1991)

Vale, ahora sí, prometemos que esta es nuestra última bala sacada de su álbum Ten (1991). Pero es que, ¿cómo podríamos dejarnos fuera Even Flow? Todas las piezas de este disco demuestran el corte filosófico y trascendental que el debut de Pearl Jam tuvo, dejándonos claro en cada golpe que su lírica (cruda y reflexiva) rompía la baraja de las propuestas de sus contemporáneos. Y el caso de Even Flow no es menos. Por supuesto, se trata de una pieza que encierra muchas más lecturas que las evidentes y literales, pero gracias a su emotiva y empática mirada, podemos ver con precisión cómo el tema reconstruye en perspectiva el modo de vivir de aquellos que sufren en la calle y no tienen un lugar al que considerar su hogar. Una muestra del tono concienciado y moral que siempre ha marcado el tono en las letras de Vedder.

 

5- Just Breathe ('Backspacer', 2009)

Damos un salto de gigantes y cambiamos de década, concretamente al año 2009 cuando la banda publicó uno de sus trabajos más nostálgicos y melancólicos. Backspacer es una utópica cápsula del tiempo con la que nos convencen de que tenemos el poder y la oportunidad de volver atrás en el tiempo para cambiar aquellos errores del pasado que han terminado marcando nuestro destino. El significado literal de Just Breathe nunca ha sido revelado y la canción goza de tantas interpretaciones como oyentes (desde gente que la considera oportuna para su boda hasta otros que creen que habla sobre la pérdida de un ser querido) y todas ellas son tan válidas como ninguna. Por cierto, en su momento la banda decidió que la mejor idea de promocionar el disco era bautizar a una tortuga gigante de mar con el nombre del mismo, que además competía en una carrera de organizada por la Conservation International y el medio National Geographic. Si es que hay que quererles.

 

6- Better Man ('Vitalogy', 1994)

Además de ser la undécima canción del tercer disco de Pearl Jam, Better Man es también un ejemplo de cómo no hay que tirar nunca nada. Nos explicamos: a pesar de que la banda ya llevaba un tiempo en funcionamiento, este tema en concreto fue compuesto unos cuantos años atrás, concretamente antes de que Vedder formara parte de la misma y todavía estuviese envuelto en su anterior proyecto, Bad Radio, un grupo de funk rock inspirado en Red Hot Chili Peppers. Con los años, el tema mutó de forma hasta terminar adaptándose al tono y estilo de Pearl Jam, comenzando con una melodía emocional hasta romper con un poderoso crescendo de guitarra. En cuanto a su temática, en boca del propio Vedder el tema ahonda en la peor cara de la masculinidad y en cómo una relación de pareja parece sufrir las consecuencias de ello, a través de la agotada mirada de una mujer incapaz de poner fin a su compromiso.

 

7- Do The Evolution ('Yield', 1998)

Como si de unos cronistas de su generación se tratara, los chicos de Pearl Jam supieron capturar a la perfección la energía del momento con temas como este Do The Evolution, un claro reflejo de las actitudes y comportamientos de la sociedad capitalista de finales de los noventa que poco a poco nos inducirían al caos medioambiental y a severas y prolongadas crisis económicas, posteriormente confirmadas con el desarrollismo tecnológico y el impacto del ser humano en el ecosistema. Publicado en pleno fin de siglo, el tema supone una evidente crítica hacia nuestra (in)evolución como especie, reflexionando como nunca antes en su discografía sobre nuestra miserable condición y habilidad para repetir siempre los mismos errores.

 

8- Daughter ('Vs.', 1993)

Recuperarse después de un debut prácticamente perfecto nunca es fácil. El reto de enfrentarse a un segundo disco que dignifique la proyección de tu banda y convenza al público de no ser flor de un día es uno de los principales miedos en la vida de cualquier grupo. Sin embargo, y conscientes de que terminarían marcando historia, Pearl Jam no se achantaron ante la presión de superar el éxito de Ten (1991) y un par de años después tendríamos otro gran disco firmado por ellos: Vs. Para ello tenían que reinventarse y por supuesto así nos lo demostraron con un trabajo cargado de energía y con un tono mucho más crudo e impactante que el de su primer álbum. Sin embargo, en Vs. (1993) también encontramos baladas y una de ellas, concretamente, terminó convirtiéndose en una de las señas de identidad principales del elepé. Hablamos, por supuesto, de Daughter, quizás la canción más sentida y sobrecogedora de este cancionero. No solo por la sensacional forma en la que Vedder deshace su voz sobre esas cuerdas rasgadas, sino por ser, una vez más, una muestra grandiosa de la capacidad narrativa y empática que el artista posee para escribir canciones. Se dice que el tema nos habla de una niña con problemas de aprendizaje, quizás dislexia, diagnosticada de forma tardía y tras sufrir las consecuencias de un entorno que no la comprendía. Y, desde luego, nada de lo que se nos plantea en sus líneas es agradable pero sí muy capaz de emocionarnos como nadie.

 

9- Last Kiss (1999)

A Pearl Jam también se le da muy bien hacer versiones y llevarse a su terreno canciones ajenas. Así nos lo hicieron ver con su particular revisión de Last Kiss, una trágica balada que nos habla del mortal accidente en carretera de dos adolescentes, originalmente escrita por Wayne Cochran en los sesenta y basada en hechos reales. A finales de los noventa y como un mero sencillo no incluido en ninguno de sus álbumes, Vedder decidió reinventar el tema tras toparse con un disco de J. Frank Wilson & The Cavaliers (quienes re-escribieron la canción en 1963) en una tienda de antigüedades de Seattle.  El cantante se hizo con el disco y se pasó toda la noche escuchándolo, algo que terminó llevándole a compartir con la banda su deseo de versionar el tema en cuestión. Le trasladó la propuesta a sus compañeros, quienes trabajaron en los arreglos de Last Kiss hasta adaptarla al tono de Pearl Jam, y el resultado fue un tema que acabó formando parte del set en directo de varios de sus conciertos realizados a finales de los noventa. Después, la grabaron en una prueba de sonido y la enviaron a los miembros de su club de fans como sencillo navideño  -una tradición anual que la banda conserva desde 1991.

 

10- Dark Matter ('Dark Matter', 2024)

En 2024 Pearl Jam nos han demostrado lo afortunados que somos de seguir teniéndoles al pie del cañón, dispuestos a firmar temas que renueven su ya de por sí generosa lista de himnos generacionales y hacernos vibrar con sus interesantísimas melodías como el primer día. En un momento en el que el rock and roll está en crisis y la escena original del grunge ha perdido casi toda la representación que en su día tuvo, Dark Matter (2024) supone un particular bálsamo de ideas que funcionan con la precisión de un veterano e ilusionan con el carisma y la ambición de unos recién llegados. Recogiendo su título de esa sustancia misteriosa que llena el universo pero no se ve, la banda, además, elevó a un siguiente nivel el universo visual de su último disco llevando el mismo a las salas de cine de medio país. Una presentación de lujo para un regreso de altura.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram