dod letter

Las 10 Mejores Canciones de Coldplay

[kkstarratings]

Coldplay (2023)

En efecto, Coldplay han sido durante más de dos décadas uno de los mayores exponentes y referentes dentro de la nueva ola de pop británico que se generó a finales de los 90s, llevándose por delante a todos sus competidores y vulgares imitadores hasta consolidar una carrera meteórica que les ha convertido en la que muy probablemente sea la banda más popular del planeta. Un recorrido que los de Chris Martin no podrían haber alcanzado ni efectuado de no haber sido por esa facilidad que siempre han demostrado para crear himnos inmediatos, colaboraciones estelares y pistas que perduran en nuestro imaginario, aun después de tantos años.

Desde su legendario Parachutes (Parlophone, 2000) hasta concepciones más orientadas al pop de masas, como su último Music of the Spheres (Parlophone, 2021), pasando por álbumes que quedarán para siempre en la memoria de muchas generaciones, como Viva La Vida or Death And All His Friends (Parlophone, 2008) o A Rush of Blood To The Head (Parlophone, 2002), el grupo conformado por el citado Chris Martin en compañía de Will Champion, Jon Buckland y Guy Berryman puede presumir a día de hoy de seguir teniendo una base de seguidores que, lejos de perecer, se renueva exponencialmente, permitiendo así que la banda siga colgando el cartel de sold-out en cuestión de segundos cada vez que anuncia un nuevo concierto. Pocas bandas pueden seguir diciendo esto, aun después de más de veinte años tocando juntos, y la razón de ello radica en sus maravillosas canciones y en la espectacular forma que sus responsables tienen de llevarlas al directo. Por ello, y por si tienes pensado ver en alguna ocasión durante el presente año a Martin y compañía a lo largo de su actual gira, te presentamos las que para nosotros son las 10 mejores canciones de Coldplay.

Las 10 Mejores Canciones de Coldplay

 

Coldplay - Yellow

Sí, confesamos que hemos empezado nuestro recorrido por las mejores canciones de Coldplay sin jugárnosla demasiado. Y es que Yellow no solo es la canción más reconocible y popular de la banda británica, sino también un emblema de la misma que ha sido versionada hasta la saciedad por cientos de artistas (así, a bote pronto, hasta se nos viene a la cabeza recordar esa versión entre emocionante y horripilante que hicieron los chicos de Mac DeMarco durante el Primavera Sound 2015). El tema, perteneciente a su álbum de debut, Parachutes (Parlophone, 2000), nos habla sobre una relación sentimental imposible y desgastante en la vida de Chris Martin (no, no es Gwyneth Paltrow) que no acabó del todo bien. Por su parte, el icónico videoclip de la misma también encierra una dura tragedia en su intrahistoria, pues originalmente estaba pensado grabarse en un día soleado en la costa de Dorset, pero la madre de Will Champion, batería de la banda, falleció repentinamente y los planes para el videoclip cambiaron drásticamente.

Coldplay - Lost!

Para encontrar una muestra de lo que supone el imaginario buenrollista y optimista de Coldplay podríamos habernos ido a pescar a casi cualquiera de sus discos, pero particularmente encontramos en esta Lost (perteneciente a su cuarto álbum de estudio, Viva La Vida or Death And All His Friends) su más remarcable cima en cuanto a lo que supone escribir una letra motivadora y bella, capaz de erizarnos el vello con esos versos que remiten a un fracaso personal (“Just because I’m losing, doesn’t mean I’m lost”) sin perder de vista nunca ese positivismo tan contagioso y propio de su discurso (“I'm just waiting 'til the firing stops / I'm just waiting 'til the shine wears off”). Un compendio de lemas maravillosos que bien podríamos aplicar a nuestro día a día y a las dificultades propias de nuestra vida regular, y que además, Coldplay llegó a reversionar con la participación del rapero Jay Z.

Coldplay - Hymn For The Weekend

Y claro, de Jay Z directa e irremediablemente acabamos en Beyoncé, la cual también terminó teniendo sus créditos en la discografía de la popular banda británica tras colaborar con los mismos en Hymn For The Weekend, perteneciente a su séptimo álbum de estudio, A Head Full of Dreams (Parlophone, 2015). El propio título de la canción ya nos pone en una tesitura pseudo-festiva y es que Martin confesó en una entrevista sentirse inspirado por canciones de artistas como Flo Rida para llevar a cabo la mencionada pista, fruto de ese deseo de crear tonadas dentro de la discografía de Coldplay que también sirvieran para ser bailadas y disfrutadas en clubs y discotecas (sin duda, el origen de una técnica que posteriormente veríamos repetida en más ocasiones a lo largo de sus posteriores entregas). En su letra intuimos el deseo de permanecer cerca de una persona (amante o amiga) que suponga para nosotros un apoyo incondicional, una suerte de ángel de la guarda que nos guía y nos asegura que nada saldrá mal, al menos esta noche (“When I was down, when I was hurt you came to lift me up”).

Coldplay - Fix You

Efectivamente, el amor –en sus diferentes formas- es y continúa siendo una pieza de inspiración absoluta para la inmensa mayoría de las entregas de Coldplay. Sin embargo, en pocas pistas llegaron a alcanzar las cuotas de emoción y sobrecogimiento que lograron con la conmovedora Fix You, perteneciente a su tercer álbum de estudio, X&Y (Parlophone, 2005). La canción fue escrita y compuesta por el propio Chris Martin tras el fallecimiento de su madre, y poco después también fue dedicada a la memoria de la madre de Gwyneth Paltrow, quien también fallecería cerca de aquellas fechas. Poco más que añadir cuando la belleza natural de un tema hace el resto. En sus letras, por supuesto y como suele ser habitual en la narrativa de Coldplay, encontramos versos que remiten a esos duros golpes que todos sufrimos en la vida y que solo pueden superados teniendo gente cerca que nos apoye y nos ayude.

Coldplay - Charlie Brown

Tomando el nombre del famoso amigo y compañero de aventuras de Snoopy, Charlie Brown es otro de esos himnos que solo se puede apreciar como es debido en directo. Y bien lo saben los chicos de Coldplay, quienes durante muchos años han convertido esta pieza en una parte espectacular y emocionantísima de sus conciertos, jugando con esa colorida iluminación y sus versos “We’ll be glowing in the dark”. La canción, perteneciente a su quinto álbum de estudio, Mylo Xiloto (Parlophone, 2011) cuenta además entre sus créditos con la composición de nada menos que Brian Eno, y tal y como el propio álbum conceptualmente versa, nos habla de un personaje que encuentra el amor en otro de similares características a él, poco después de haber sido consciente de sus fracasos y de sus sueños fallidos. Una tonada perfecta para correr libre junto a esa persona y escapar de los malos presagios del pasado hacia un presente más preclaro y pristino.

Coldplay - The Scientist

En el que probablemente sea el tema más popular de A Rush of Blood To The Head (Parlophone, 2002), el segundo álbum de estudio de Coldplay, Martin y los suyos no nos hablan de formulación ni de probetas, pero sí de sentimientos; y es que la figura de The Scientist bien podría ser la de cualquier work-aholic al uso, obsesionado con su carrera profesional y que ha abandonado por completo el norte de su vida y a la gente que le rodea (especialmente, a “esa persona” en concreto). Así pues, la letra de la canción gira en torno a la intención de nuestro arrepentido protagonista por volver a la casilla de salida y enmedar sus errores (“Oh, let’s go back to the start running in circles, coming up tails, heads on a science apart”). Una vez más, Coldplay demostrándonos cómo generar una de sus mejores canciones haciendo un uso único de las emociones y su dulzura innata.

Coldplay - My Universe

Si hay algo que ha permitido que Coldplay no hayan perdido ni su frescura, ni su relevancia, ni su conexión con el público generación tras generación es precisamente esa habilidad de la banda británica para hacer gala de una versatilidad que les hace del todo únicos. Un recurso con el que se podrá estar más o menos en sintonía, pero que sin duda les ha permitido adaptarse a una gran cantidad de artistas y voces colaboradoras, ampliando así su red de seguidores con el paso de los años. Sin ser ajenos al fenómeno que ha supuesto en los últimos años el movimiento musical del K-Pop, Martin y los suyos tuvieron a bien poner el foco en los chicos de BTS para My Universe, tema perteneciente a su más reciente álbum de estudio, Music of the Spheres (Parlophone, 2021) y con el que pretendieron levantar los cimientos de una declaración de intenciones en la que apuntaban que la música ha sido, es y será lo que una a todas las naciones del mundo, independientemente de sus diferentes procedencias o ideologías. Un clamor por la unidad en la que los dos gigantes musicales chocan sus puños para generar un nuevo himno a la positividad que, entre metáforas románticas, nos enseña el precioso rol de la música como enlace entre culturas.

Coldplay - Strawberry Swing

Si en algo también son particularmente hábiles los chicos de Coldplay es en hacer volar nuestra imaginación y en retrotraernos a nuestros más personales sueños de infancia, donde los días no tenían fin ni tampoco nuestra habilidad para crear y concebir mundos que se escaparan de nuestra realidad tangible. Con Strawberry Swing (tema que incluso ha sido versionado por el gran Frank Ocean y que pertenece al cuarto álbum de estudio de los británicos, Viva La Vida or Death And All His Friends), Martin y compañía nos invitan a viajar en el tiempo e imaginarnos a nosotros mismos movidos por la inercia de un columpio que nos mece, mientras compartimos una cálida tarde de verano con nuestro particular crush. Una oda a la nostalgia y a ese irrefrenable sentimiento que a todos nos termina golpeando alguna vez cuando echamos de menos aquellos good old days

Coldplay - Don’t Panic

La canción con la que comenzó todo, el corte de apertura de Parachutes (Parlophone, 2000), el debut oficial de Coldplay, y la pista que les introduciría en lo más alto del por aquel entonces todavía yermo territorio del nuevo pop británico, el cual se encontraba de aquellas recuperándose de las últimas resmas del britpop noventero. La simpleza de Don’t Panic es del todo maravillosa: en apenas dos minutos, Coldplay hacen gala de su mejor recurso, que es esa siempre presente invitación a que reparemos por un momento en las pequeñas maravillas de la naturaleza que están presentes en nuestro día a día y que a menudo erramos dándolas por sentadas sin valorarlas como se merecen.  Poniéndonos un poco más específicos, la banda tomó el nombre de este tema de la novela de ciencia-ficción Guía del Autoestopista Galáctico de Douglas Adams, y entre brizas de comicidad negra e ironía, pretende aludir a nuestra nunca perecedera preocupación por el fin del mundo.

Coldplay - Viva La Vida

No por archiconocida deja de ser menos merecedora de formar parte de nuestro decálogo de las mejores canciones de Coldplay. Y es que, a pesar de los años, Viva La Vida continúa siendo la canción con la que automáticamente todos los presentes relacionamos a la banda de Exeter. Perteneciente a su cuarto álbum de estudio, Viva La Vida or Death And All His Friends (Parlophone, 2008), este tema formaliza la narrativa revolucionaria con la que Chris Martin y sus compañeros decidieron teñir el cuerpo de su proyecto (marcada desde la propia portada, que toma su imagen del popular cuadro de Eugène Delacroix, La Libertad Guiando Al Pueblo), aludiendo de forma implícita a la caída del rey Luis XVI, el último monarca de Francia, que fue asesinado en la guillotina durante la Revolución Francesa. Asimismo, Viva La Vida plantea su perspectiva desde la óptica del propio rey Luis XVI, ligando sus versos a su último discurso, luego de ser derrocado. Mientras era atado y colocado en la guillotina, el ex-gobernante pronunció un último discurso antes de ser ejecutado en el que proclamaba su inocencia y su preocupación por su antiguo reino. La letra, en cambio, nos aproxima a un Luis XVI más arrepentido, contando la historia de cómo éste gobernó la nación de Francia como si se tratar del mundo, comandando barcos en alta mar, y encontrándose ahora solo y encarcelado. Sobre el título de la canción, que también da nombre al álbum, Martin confesó en una entrevista que también encontramos su origen en el arte, pues comentó que la primera vez que vio escrita esa expresión fue en un cuadro de Frida Kahlo (concretamente, una pintura de naturaleza muerta de unas rodajas de sandía), y precisamente por las enorme penurias que acontecieron y marcaron la vida de la célebre pintora mexicana, le sorprendió increíblemente la capacidad de optimismo que su discurso era capaz de transmitir. Sin lugar a dudas, una influencia que no cesaría en la propuesta de Coldplay en los años posteriores.

Más | Conciertos de Coldplay

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram