Érase una vez en... Tarantino

5 agosto, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Érase una vez en Hollywood (Once Upon A Time… In Hollywood)

Redacción: Jota Torres

Por un enchufete coleguil pude acudir el otro día al preestreno de Érase una vez en Hollywood (Once Upon a Time… in Hollywood), la nueva película de Tarantino que se estrena el 15 de agosto.

La película es Quentin pura y dura de su estilo, a quien le gusten las Tarantinadas (Yo el primer) saldrá alucinando. Y si en Malditos Bastardos (2009) vislumbraba una alternativa a la hecatombe hitleriana, aquí se chotea a su estilo de Charles Manson y esa manada de flipados que cometieron el horrendo crimen en casa de Sharon Tate. Pero si por algo os quiero hablar de ella es por su amplísima banda sonora, ya que esta página se trata de ello. Las críticas cinematográficas para los del gremio. Una banda sonora repletica de R&B, rock and roll clásico, el groove y el soul del que tanto gusta al de Tennessee.

Dice Leonardo DiCaprio que no conoce a nadie en el mundo que haya visto más películas en su vida que Quentin. Y yo añado que tampoco lo hay quien escuche tantos discos de todos los rincones del mundo. Por ejemplo en esta aparece el Bring a Little Lovin´ de nuestros Brincos. Y así hasta un total de 27 canciones en una cinta de 159, hagan cálculos. Eso sí, de algunos temas solo suenan segundos, pero los suficientes como para darte el jari. El resumen de la peli podría ser la historia de un actor frustrado y llorón Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) y su doble, chico para todo, y único amigo, Cliff (Brad Pitt) a finales 60, con la revolución hippie, el nacimiento de la contracultura y la secta de Charles Manson campando a sus anchos, todo ello en el llamado “Verano del amor”.

https://www.youtube.com/watch?v=FZk5DAyEhlo

 

Como Quentin es de verborrea fácil, también es un imán para las polémicas. La presencia de un actor encarnando a Bruce Lee ha encendido las chispas de la hija del actor, productor y karateka. Shannon Lee ha saltado a la yugular por dibujar a su padre como “un fanfarrón arrogante que alardea ampliamente de sus habilidades como luchador cuando nunca fue así” y añade en una nota de prensa que ha hecho llegar a todos los medios estadounidenses; “Mi padre fue continuamente marginado y tratado algo así como un estorbo de ser humano por el Hollywood blanco".

No se queden sin verla porque es tan divertida, tan instructiva para los amantes del Séptimo Arte que, si no salen otras propuestas más interesantes, hay ya voces que la mete en la carrera de los Óscar; ya se sabe, en la Meca del Cine gusta mucho esas cintas donde se habla de ellos mismo, aunque haya estopa de por medio. Sus canciones son, nuevamente, un aliciente más para ver como las conjuga con la historia y como son, a fin de cuentas, otros personajes más en la cinta. ¿Cómo olvidar como consiguió poner de moda el Hooked on a feeling de los Blue Suede tras incluirla en la BSO de Reservoir Dogs o el Jack Rabbit Slims Twist Off de Chuck Berry bailado entre Uma y Travolta en Pulp Fiction? ¿Y qué me dicen del Misirlou de Dick Dale & The Del Tones? Entonces ibas a las pocas tiendas de discos que quedaban en Sevilla (Sniff) y alucinaban con la “cantidad de modernos que vienen pidiendo el disco de Lole y Manuel donde –literalmente- sale la canción esa de la peli de Tarantino”. Gracias, Quentin, los que disfrutamos con cine + música siempre te saludamos.

Si queréis ya disfrutar de la banda sonora, está disponible en Spotify y aquí os la pongo:

MÚSICA RELACIONADA

Parásitos (Parasite) - Banda Sonora

Ganadores de los Oscar 2020

10 febrero, 2020
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram