Entrevista a Ganges: "En esto de la música, cuantas menos cosas se firmen, mejor"

[kkstarratings]
6 septiembre, 2022
Redacción: Fran González

GANGES - Teresa Gutiérrez

 

Del mismo modo que las aguas del río Ganges fluyen y atraviesan las tierras sánscritas de la India, Teresa Gutiérrez ha ido serpenteando con honores y méritos la escena del nuevo pop nacional, convirtiéndose en una cara habitual en colaboraciones de alto nivel y llevando con firma propia los irresistibles encantos de esas melosas, románticas y minimalistas baladas que estrujan con fuerza nuestros sentimientos más íntimos. En su música, aglutinada ya alrededor de tres álbumes de estudio, hay una pátina de crudeza y honestidad que apuesta fervientemente por una pasión directa y sin cortar, que a menudo algunos de los mortales tratamos de silenciar o acallar por temor o reparo.

La artista cántabra, que firma su música de manera auto-producida como Ganges, nos entregó el pasado año su trabajo definitivo bajo el nombre de Dime Algo (Bonito), un cancionero delicado y sentido que reúne algunas de sus mejores piezas hasta la fecha (Ojalá Fuéramos Amigos, Okinawa, o , así como una preciosa colaboración con Gabriela Casero) y que incluso ha experimentado una reciente re-edición con material inédito. Pero durante el presente año, Tere ya ha demostrado querer seguir creciendo artísticamente y su dulzura no entiende de pausas. Después de habernos entregado las frágiles e hipnóticas 100tas y Nunca, la artista santanderina ha elevado su costumbrismo romántico a un siguiente nivel, invitando a cantar a pachas a nada menos que Natalia Lacunza para su último single, Pensar En Ti; una muestra definitiva de cómo la proyección de Tere no se agota y progresa con prometedoras expectativas.

Entrevista a Ganges

El tema lleva muy poco tiempo fuera, pero algo me dice que ‘Pensar En Ti’ va camino de convertirse en un clásico instantáneo de tu discografía. ¿Qué tal su primer fin de semana de vida?

Llevaba mucho tiempo con este tema dando vueltas, han sido como muchos pasos hasta llegar a sacarlo, y toda la gente de mi entorno lo conocía ya, así que imagínate las ganas que tenía de que viera la luz. Ha sido una cosa muy loca, sobre todo en cuanto a números. Ya sabes, todo lo que lleva el sello de Natalia atrae mucha atención, y el hecho de que haya sido algo que hayamos compuesto entre ambas por primera vez lo hace muy especial todo. Estoy muy, muy contenta.

Me gustan mucho los detalles del videoclip, como ese momento en el que hacéis un break para comeros una hamburguesa con pintaza. Me pareció de lo más natural, además de darme mucha hambre.

Nos apetecía mucho meter algo así en el videoclip, además tuvimos la suerte de que Hamburguesa Nostra quiso colaborar con nosotras para el video. Siendo también una tragona y una foodie empedernida, me encantó tener la posibilidad de colaborar con una marca que además me interesa. Pero tranquilo, mucha más gente me ha dicho también que le ha dado hambre al ver esa escena [risas].

Natalia y tú demostráis una química hipnótica de lo más especial en el videoclip. ¿De dónde surge vuestra conexión?

Todo empezó cuando Natalia estaba programando su gira, con motivo del lanzamiento de su primer EP. Esto coincidió con el estallido del COVID, lo cual obligó a que Natalia tuviera que modificar sus planes y minimizar un poco su puesta en escena. Para ello buscó a alguien que pudiera adaptar su espectáculo a algo más simplificado, y a raíz de un amigo común, nos pusimos en contacto. Yo ya era fan de ella de antes, así que me sabía sus canciones y la química musical no tardó en aflorar. Poco más tarde nos fuimos de gira, haciendo la presentación de sus canciones en formato piano, batería y coros, y bueno, ya te puedes imaginar cómo son las giras, es algo que une una barbaridad. Después de eso hemos estado juntas en premios, en sesiones de composición, en viajes… Ahora ya la considero una amiga por encima de cualquier otra cosa.

La de Natalia no es la primera colaboración que firmas este año, pues también te hemos visto dejar tus créditos en temas de Mira Paula y Lusillón, y si echamos la vista atrás encontraremos una gran cantidad de colabos en tu repertorio. ¿Te resulta fácil combinar tu imaginario con el de otros y otras artistas?

Bueno, tienen que darse una serie de circunstancias para que una buena colaboración surja y salga como se espera. Para empezar, la persona me tiene que caer bien [risas]. Y a nivel artístico, también tienen que darse una serie de combinaciones que encajen entre ambas propuestas y que hasta exista cierta admiración mutua por lo que hacéis. Por ejemplo, con Mira Paula, que es como mi hermana, y Lusillón, que creo que tiene uno de los mejores proyectos de nuestro país e invito a que la gente le eche un ojo, pues siempre hubo esa tendencia a gustarnos mutuamente y a seguir lo que hacíamos. Si no se dan ese tipo de aspectos, es muy difícil que salga algo interesante o enriquecedor.

La canción está además producida, si no me equivoco, por Bearoid, que lleva tiempo estando metido en todas. ¿Qué tal es trabajar con él?

Pues yo normalmente llevo ya mis temas casi pre-producidos, de tal manera que en ese estado podrían ser perfectamente ya publicables. Pero con el tiempo he aprendido a que cuantas más manos, mejor. Sobre todo si esas manos pueden aportar detalles que enriquecen aún más una canción. Y en el caso de Bearoid pienso que mis canciones han ganado siempre mucho gracias a sus ideas. Él hace cambios que, a veces son menos significativos y en otras ocasiones más notables, como en el caso de ‘Pensar En Ti’ que añadió unas baterías y demás, pero su mano nunca pasa desapercibida. Es una persona con mucho talento y además muy, muy amigo, así que su participación es siempre bien recibida.

Por su parte, ‘Pensar En Ti’ se une a ‘100tas’ y ‘Nunca’, que son las últimas canciones por cuenta propia que habías sacado este año. ¿Tienes más o menos claro hacia dónde van estas canciones?

Bueno, tal vez cambie de opinión, pero ‘100tas’ y ‘Nunca’ son canciones que veo que pertenecen al formato en el que mismamente fueron lanzadas, es decir, un EP de cara doble donde cada canción se responde así misma. Pero en el caso de ‘Pensar En Ti’ sí que la considero que pudiera ser el primer single de mi nuevo trabajo. Tengo como muchísimas canciones y tengo que descubrir cómo ordenarlas. Algunas son como de hace dos años, y tengo que dar con la forma con la que lograr adaptarlas a mis trabajos más actuales para que suenen de una forma más unida. Tampoco sé por el momento si quiero sacar un disco como tal o lo terminaré dejando en un EP más breve. Pero insisto en que ‘Pensar En Ti’ sí la considero el primer adelanto de lo que tenga que venir.

Está claro que Dime Algo (Bonito) tiene aún recorrido, y más después de haber entregado su versión para “True Fans” hace unos meses. Hablemos pues, un poco de este álbum. Para empezar, ¿estarías de acuerdo conmigo si decimos que el amor es el tema principal del mismo?

Yo diría que es un disco en el que simplemente recopilo cosas que me interesan. Obviamente, el amor es una de ellas y su peso en el disco es muy destacable, pero también hablo de otras muchas cosas, como Japón o los videojuegos. E incluso, cuando hablo de amor, no todo lo que cuento es 100% biográfico. Y esto me recuerda a lo divertido que es cantar ‘Ya No Te Quiero’ en los conciertos, donde siempre que mi chico está entre el público tengo que matizar que no va por él [risas]. Además, es una canción totalmente literal y muy poco abierta a interpretaciones, así que imagínate.

Dentro de ese tono distendido que gira en torno al álbum, vemos también ciertas referencias un tanto otakus, desde la mención directa a la ciudad japonesa de Okinawa o a ese árbol Deku, que solo los fans de Zelda entenderán. ¿De dónde vino ese interés por plasmar esas referencias?

Japón siempre ha sido mi país favorito, pero hasta la fecha no había representado esa parte de mí en mis canciones. Soy un poco otaku, no lo negaré, pero hasta ahora no había encontrado la manera de plasmarlo en mi trabajo de la forma que quería. Con ‘Árbol Deku’ fue la ocasión perfecta, además, el Okarina of Time es mi juego favorito desde que era niña. Podríamos haber llamado al tema simplemente ‘Zelda’, pero quise apostar por un guiño algo más rebuscado y que atrajera la atención de los que son verdaderos fans de la saga.

GANGES - Teresa Gutiérrez

O sea, que en tu disco un poquito de nostalgia también hay, ¿no? ¿Cómo es tu relación con la nostalgia? ¿Logras distinguir entre la nostalgia positiva y la que te arrastra a pozos de los que es difícil salir?

La nostalgia siempre tiene un punto agridulce. Es como ver una película de Tim Burton, que es desagradable y agradable a la vez. Pero personalmente, y en general, creo que la nostalgia alimenta sentimientos que son buenos. Es fuente de creatividad y de inspiración, y pienso que los nostálgicos somos personas mucho más imaginativas que otras que, por el contrario, son más cuadriculadas o racionales. Yo recuerdo algo muy loco que me pasaba cuando era pequeña, y es que vivía ciertas situaciones que me transmitían nostalgia inmediata, podía llegar a sentir nostalgia en el mismo momento en el que estas circunstancias estaban sucediendo, por ejemplo.

Desde luego, la nostalgia inmediata es el gran mal de nuestra generación. Volviendo al tema Japón, ¿estás siguiendo algún anime actualmente? ¿Qué nos recomiendas?

Hay muchísimos, pero ahora en otoño precisamente va a salir la segunda temporada de Spy × Family, que es un anime precioso. Va sobre una familia en la que el padre es una espía y debe fingir un matrimonio y mil cosas más. Es una locura, pero está muy bien construido. Y también os recomiendo Haikyu!! (Los ases del vóley), que también sé que Carolina Durante son muy fans y tienen un póster de este anime en su local de ensayo. Me hace mucha gracia, porque no soy personalmente una chica muy interesada en los deportes, y menos en el vóley, pero después haber visto este anime he llegado incluso a ponerme a ver partidos de vóley en YouTube. No sé, ya sé que de primeras un anime sobre vóley no es muy atrayente, pero éste me maravilla.

Cambiando de tema, y para ir cerrando, hablemos un poco sobre cómo gestionas tu carrera. Corrígeme si me equivoco, pero desde 2020 publicas tu música de manera auto-gestionada y sin sellos por en medio, ¿qué tal estás llevando esta tarea?

Hablando mal y pronto, creo que sin un soporte económico importante es muy difícil que puedas sacar adelante nada por ti mismo. Yo llevo las riendas de Ganges, pero irremediablemente tengo que apoyarme en un equipo increíble de personas que me llevan el tema del booking, del management, de las redes, la distribuidora que me apoya un montón, la editorial… Aún así, a final de todo el proceso el disco es mío. Si tú te puedes permitir económicamente todo este proceso, evidentemente es algo maravilloso y siempre sentirás que el producto final es tuyo. Pero se pueden dar situaciones en las que mediáticamente crezcas mucho y ya no sea viable auto-editarse, pues necesitas mucha más gente a tu alrededor. También entran en juego otros factores, como la dificultad de encontrar gente con la que firmar un contrato para trabajar a gusto. Con el tiempo he aprendido que me da mucho miedo firmar un contrato. Hay mucha oscuridad en esto, unos opinan una cosa, otros otra, y al final no sabes a quién hacer caso. Los artistas estamos muy desvalidos en estos aspectos y da la sensación de que se nos exige sí o sí tener conocimientos altos en leyes para que no nos la metan doblada. Por eso siempre digo que, en esto de la música, cuantas menos cosas se firmen, mejor.

Imagino que sobrellevar tu sola el peso de la gestión de tu proyecto da mucha seguridad pero también desgasta mucho ¿Alguna vez has pensado que esto era demasiado duro y te has sentido tentada a dejarlo?

Sí, muchas veces, de hecho la última vez fue justo antes de la publicación de ‘Dime Algo (Bonito)’. No sé ni de dónde saqué las fuerzas, pues estaba bastante desmotivada para seguir adelante con el proyecto, pero de unas a otras, me puse a aprender a producir por mi cuenta e hice el disco. Creo que lo más difícil es entender que no pasa nada porque tu proyecto no explote a la primera. Da la sensación hoy día de que si llevas tres años en esto y tu proyecto no lo ha petado aún, nunca lo hará. Y no pasa nada por no haberlo petado en tres años o por no llegar a petarlo nunca. En mi caso, creo que lo que más me ha ayudado a no dejarme llevar por esta toxicidad que rodea el sector es precisamente el hecho de haber sido constante, en plan hormiguita, subiendo poco a poco. Ahora mismo he logrado alcanzar ese punto en el que ya no me planteo dejarlo, la música es mi trabajo de verdad y entre unas cosas y otras, he logrado vivir de ello. Ahora toco con Natalia, produzco y compongo para otra gente, y por supuesto, tengo Ganges. Lo que más me motiva es notar que, aunque haya sido poco a poco, en estos dos años he notado como el proyecto ha ido a más. La clave es no rendirse y no dejar que esta inmediatez en la que vivimos te arrastre.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram