dod letter

Entrevista a Fernando Navarro: "'Segundo Premio' no es un biopic, sino una aproximación fantástica a un episodio concreto de la música popular de nuestro país"

[kkstarratings]

Segundo Premio - Película de Los Planetas

Con diversos galones bajo el brazo en el audiovisual patrio (Venus (2022), Verónica (2017), Romancero (2023), Fenómenas (2023), Toro (2016)), el polifacético y multidisciplinar Fernando Navarro se propuso hace unos años embarcarse en lo que él mismo denomina una obra de vida. No solo por lo significativo que ha supuesto retratar una parte tan importante en la historia musical de su Granada natal, sino por los estragos y vueltas de campana que el proyecto dio hasta verse completado.

Cambios en la dirección, ideas cruzadas que invierten el rumbo, problemas personales que lo detienen todo y la responsabilidad de traducir al celuloide uno de los legados más queridos por los melómanos de nuestro país fueron algunas de las trabas con las que el equipo responsable de Segundo Premio se topó por el camino. Superadas las adversidades y con la certeza de haberse llevado al lugar que querían la leyenda de Los Planetas, el film verá finalmente la luz este mismo viernes 24 de mayo después de haberse ganado a la crítica en los festivales de San Sebastián y Málaga. Escasos días antes de que la película llegue a las salas de España, el propio Fernando Navarro (guionista de la pieza, junto con Isaki Lacuesta), responde a nuestra llamada para charlar sobre el proyecto.

Entrevista a Fernando Navarro

 

¿En qué momento te das cuenta de que Los Planetas tienen una historia que merece ser contada en cine?

Todo viene del hecho de ser yo de Granada y de pertenecer al entorno más o menos cercano de la banda. Hago mis pinitos en la música, de forma muy amateur, así que mi círculo habitual son músicos de la ciudad y eso fue una influencia directa a la hora de pensar en proyectos nuevos. Es cierto que hasta ahora había hecho cosas más relacionadas con el cine de género y el thriller, pero llevaba ya tiempo queriendo hacer algo vinculado a la música y con Granada de fondo. De aquellas, Jota ya me había lanzado el guante de querer hacer una película sobre el disco, insistiéndome en que ahí había una historia que contar.

¿Te refieres a ‘Una semana en el motor de un autobús’, no?

Sí. Él por su parte lo veía más como una ópera rock donde se contaría la historia del disco, pero yo eso no lo terminaba de ver del todo claro. Me quedé con la idea de hacer algo basado en su grabación y composición, ya que siempre me habían gustado mucho las películas que hablaban de esos procesos, ya fueran documentales o ficciones. No fue hasta unos años después, y gracias a una camiseta de Big Star, que conocí a Cristóbal, que terminó siendo productor de la película, y ya con un guionista y un productor subidos a bordo, el proyecto comenzaba a tener mucho más cuerpo.

Todos sabíamos que hacer algo relacionado con Los Planetas no iba a ser fácil

Iba a preguntarte si alguno de los teóricos y autores que nos han acercado esta historia con anterioridad, como Nando Cruz, han formado parte del asesoramiento de la película, pero teniendo en cuenta tu vinculación con los protagonistas, no habrá hecho falta.

Exacto. El libro de Nando Cruz nos llegó cuando yo ya tenía bastante sabida la historia, contada directamente por ellos y por su entorno. Además, todo lo relacionado con ese momento en la trayectoria de Los Planetas ya los habíamos visto en otra obra de Jesús Llorente y en un ensayo sobre el ‘Super 8’ de Alfonso Méndez en el que también se cuentan cosas posteriores. Conocía lo suficiente para poder lanzarme al proyecto sin documentación, entre comillas, ya que preferí valerme de historias personales contadas de tú a tú.

Hablemos ahora de las dificultades que el proyecto ha atravesado, como el cambio de dirección tras el abandono de Jonás Trueba. Es irónico que una historia que nos habla sobre las dificultades de hacer un disco también termine impregnándose de ese espíritu de digresión que vemos en el film, ¿no?

Sí, la verdad, es curioso cómo la película y la vida han ido tocándose al final en paralelo. Todos sabíamos que hacer algo relacionado con Los Planetas no iba a ser fácil. Alrededor de ellos hay un halo de dificultad y misterio que hace que cualquier proyecto vinculado a la banda sea tan costoso como atractivo. Sin embargo, y en su defensa, diré que nosotros tampoco fuimos fáciles. Fue un choque frontal entre personalidades muy marcadas en el que cada parte quería proteger lo suyo. Ellos su grupo y nosotros nuestra película. Con todo, su entorno ha terminado formando parte del proyecto, hasta el punto que Jota aparece acreditado como supervisor musical de la obra, así como Jaime Beltrán en el rol de ingeniero de sonido y Migueline como backliner.

Terminó habiendo entendimiento.

Sí, claro, y además entendimos a la perfección sus reticencias y las reservas que manifestaron. Ese juego entre realidad y ficción que les planteábamos era un reto difícil de asimilar para cualquier persona y por el que no todo el mundo habría estado dispuesto a pasar. Pero nosotros también queríamos trabajar con libertad y llegó un punto en el que Jonás se cansó de ese exceso de celo que la banda manifestaba y decidió bajarse del barco. También tenía otro proyecto entre manos, que ahora se está estrenando en Cannes y que, desde luego, no habría podido llevar a cabo de haberse quedado con nosotros en ‘Segundo Premio’.

‘Segundo Premio’ no es un biopic, sino una aproximación fantástica a un episodio concreto de la música popular de nuestro país

¿Cómo cambia el proyecto cuando Jonás le pasa el testigo a Isaki?

La película que escribí con Jonás era una historia más literaria y aún más coral de lo que es esta. El foco estaba puesto en otras sensibilidades y en otros personajes, que directamente han terminado desapareciendo de la película actual. El personaje de May iba a tener más protagonismo y el propio Jota estuvo más involucrado en su realización. Cuando llega Isaki al proyecto, la película cambia su luminosidad y pasa a ser una historia más oscura, más de bares y de calle. Además, sabiendo que vengo del cine de terror, Isaki me propone que incorporemos algunas de las texturas propias de este género, ácidas y fantásticas, que él mismo ya había empleado en algunas de sus películas anteriormente. Gracias a él la película se torna más psicodélica.

Algo muy destacado de ‘Segundo Premio’ es que considero que funciona muy bien tanto para fans acérrimos del grupo como para personas que desconozcan las historias que encierra el legado de Los Planetas.

Yo creo que conseguimos eso gracias al hecho de que, para nosotros, ‘Segundo Premio’ no es un biopic, sino una aproximación fantástica a un episodio concreto de la música popular de nuestro país. No busca retratar una vida y por eso no podemos considerarlo un biopic. El único elemento histórico que se mantiene es el hecho de encuadrar su planteamiento  en la creación de un disco muy concreto. A partir de ahí se desarrollan ideas y conceptos que nos aproximan a comprender mejor las dificultades que rodearon su respectiva grabación y lo mucho que su consecución supuso para toda una generación. Pero en la película hay más cosas que no pasaron de las que sí. Aun así, nos están llegando muchos mensajes de gente joven que está re-descubriendo a Los Planetas gracias a la película y eso es genial.

Hablando de la peli como tal, hay que destacar el trabajo actoral que hay detrás, con un grupo de intérpretes que realmente consiguen que nos creamos a sus respectivos personajes.

Incluso antes de que entrara Jonás en el proyecto, Cristóbal y yo ya teníamos muy claro que no queríamos que la película terminase siendo un playback, así que sabíamos que había que contar con actores que supieran tocar y cantar. Eso, sumado al hecho de querer ser fieles a los acentos, evidentemente limitaba mucho nuestro alcance. Marichu Sanz, que fue nuestra directora de cásting, hizo una gran criba congregando a prácticamente todos los músicos de Granada, de donde salió, por ejemplo, la elección de Mafo para el rol de Eric. Un papel que era obvio que tenía que ser para él porque, en cierto modo, ya había hecho de Eric en la vida real tocando con Los Planetas en alguna ocasión. Cristalino, por su parte, fue el último en llegar y fue una apuesta total de Marichu y Cristóbal, y como dices, es brutal el trabajo que hacen todos para asemejarse a sus respectivos trasuntos. Yo que los conozco bien puedo confirmarte que, si cierras los ojos al escucharles, realmente puedes verlos a ellos. Han hecho un curro de aproximación muy interesante, siempre con ese halo distorsionado a su alrededor, pues en ningún momento escuchamos los nombres de los supuestos personajes que representan.

Ese es, sin duda, uno de los puntos más interesantes de la cinta, que sin ser explícitos hay mucho relato.

Uno de los muchos talentos que Isaki tiene es que todo aquello que filma, se convierte en verdad. Y los responsables de hacer eso posible son, sin miedo a exagerar, algunas de las mejores personas con las que yo he tenido el gusto de trabajar jamás. Es genial saber que, a partir de este proyecto, muchos de ellos se vayan a reciclar en actores. Se merecen lo mejor que les pase.

El personaje de May, que aun perdiendo el protagonismo del que supuestamente gozaba en el guion original, sigue siendo una pieza fundamental en la historia. Sabemos que en su día fue muy reticente a estar en el foco, ¿cómo ha llevado lo de que su historia haya vuelto a salir a la luz a través de la película?

Conozco a May personalmente desde que abandonó la banda, y eso es garantía absoluta de que todo lo que contamos sobre ella en la película sean cosas que le he escuchado a ella misma contarme a lo largo de estos años. Obviamente, con esa premisa te aseguro ya que nada de lo que contamos en la película supone un problema para ella. Como te decía antes, May iba a tener mucho más protagonismo en la historia, pero con la llegada de Isaki al proyecto esas ideas cambian. Aun así, May nos cede con generosidad su nombre, el cual sí aparece mencionado en la película. Siempre digo medio broma y medio en serio que la película es como un sueño de May, o una fantasía de cómo le habría gustado a ella que las cosas hubieran sucedido realmente. Creo que, entre todas las cosas que la película consigue, una de ellas es sin duda alimentar su leyenda.

Segundo Premio (Isaki Lacuesta, 2024)

Aun así, creo que ella no ha visto la película, ¿no?

Me consta que todavía no, por pudor, pero pese a todo diría que sí siente que le hemos hecho justicia a su papel en esta historia. Estuvo en contacto directo con Stéphanie y la felicitó por su trabajo. Hemos sido muy respetuosos con su parte y sobre todo con la manera en la que ella contribuyó en la elaboración de este disco. Cuando ‘Una semana en el motor de un autobús’ se elabora, ella ya no está en la banda pero sí sus luces y sus sombras, siendo del todo fundamentales para que el disco saliera hacia adelante. A veces no estar presente es tan artístico como estar y este es un ejemplo ello.

Jota, en cambio, sí.

Sí, la ha visto dos veces. Primero Isaki le hizo un pase aquí, donde destacó la música y valoró la interpretación de Cristalino. Luego estuvo con nosotros en la presentación de Málaga, que aunque no quiso hacerse fotos oficiales, nos acompañó y disfrutó con nosotros de la fiesta posterior. Después de ello ha dado un paso atrás y ahora nos toca jugar al gato y al ratón con ellos y sus declaraciones [risas], pero es cierto que en todo momento nos han facilitado las cosas y decir lo contrario sería mentir. Si ellos no hubieran querido, la película no se habría hecho.

¿Y los demás aludidos?

Eric la ha visto hace poco, te lo cuento en exclusiva. Y la verdad es que me dijo que le gustó bastante, me felicitó por el respeto con el que la habíamos hecho. Por su parte, me consta que Banin no la ha visto. Y Florent, por ahora, tampoco la quiere ver porque le remueve cosas del pasado, aunque sí nos manifestó estar a favor del proyecto. En general, todo lo que hemos recibido por su parte es positivo y son todo muestras de cariño.

Después de esta aproximación tan directa a la música en el cine, y a pesar de las dificultades que el proyecto ha traído consigo, ¿volverías a embarcarte en algo similar?

Hay por ahí un proyecto sobre la historia de un grupo de música pop bastante importante de mediados de los 80s que nos gustaría contar. También tenemos en el tintero otras ideas, como la historia oculta de una compositora de música clásica o las intenciones de hacer una película sobre el flamenco… Pero por supuesto, todavía no puedo contar nada. Siempre he tratado, en la medida en la que me han dejado, de vincular la música a los proyectos que he llevado a cabo, pero poco a poco siento más deseo de querer tratarla con más presencia y, a ser posible con mi ciudad como telón de fondo. Quiero hacer al menos un par de películas más con Granada como protagonista, porque ahora más que nunca me he dado cuenta de lo que esta ciudad inspira a nivel audiovisual. De hecho, para mí lo más importante de ‘Segundo Premio’ es Granada.

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram