dod letter

Entrevista a El Momento Incómodo: "Me gusta la verdad y hacer canciones que así lo demuestren"

[kkstarratings]

El Momento Incómodo (2024)

Tras la disolución de su banda madre, Paracusia, Malena Fernández Giusti cuenta que experimentó un enorme vacío personal y artístico como jamás antes había vivido. Sin embargo, la incertidumbre de las circunstancias terminó suponiendo la chispa de la que brotaron las ideas y nociones para el que sería su proyecto individual, El Momento Incómodo. Su llegada a escena se formalizó de la mano de su primer EP, El Temporal (2021), la antesala de su despunte en femenino singular y de lo que unos pocos años después terminaríamos viendo a través de su primer larga duración, SOY CONSCIENTE (2024), recientemente estrenado.

"Recuerdo vivir la disolución de Paracusia como la ruptura sentimental más grande de mi vida", nos confiesa Malena al otro lado de la línea. "Éramos muy jóvenes, yo tendría por aquel entonces como 21, pero aun así yo ya me tomaba muy en serio el proyecto y nos veía del todo lanzados. Además, teníamos un sonido muy profesional gracias a que uno de los miembros del grupo era productor y había trabajado ya con nombres bastante grandes. Pero por diversas circunstancias la banda no terminó de encontrar su lugar y creímos que lo más conveniente era dejarla ir. Posteriormente ejercí como teclista en otro proyecto, Blue Boredom, y aunque la experiencia fue buena, supongo que también fue el desencadenante para entender que lo que mejor se adecuaba a mis exigencias y necesidades profesionales era disponer de un proyecto propio y del que yo misma pudiera las riendas."

Me gusta estar al mando de la situación para estar segura de que las cosas van en la dirección deseada

"En el futuro me gustaría dedicarme profesionalmente a esto y vivir de la música", continúa Malena. "Y creo que la mejor manera de conseguirlo es a través de un proyecto que pueda considerar mío. Ahora tengo una banda que me acompaña en los directos, y ojalá poder tocar siempre con ellos, pero al ser un proyecto mío tengo la certeza de que la marcha de alguno de sus miembros no supondrá la disolución del grupo, pues el grupo, al fin y al cabo, soy yo misma. Reconozco que soy un poco petarda y perfeccionista en ese sentido, pero me gusta estar al mando de la situación para estar segura de que las cosas van en la dirección deseada."

"También es una cuestión de responsabilidades", dice Malena cuando le preguntamos sobre los pros y los contras de operar en solitario frente al hecho de pertenecer a una banda. "Sé que si ahora mismo algo no saliera bien en mis canciones, sería enteramente mi culpa y no podría exigirle responsabilidades a nadie más, salvo a mí misma. Además de la enorme carga de trabajo que supone decantarse por un proyecto en solitario, claro. Yo me encargo prácticamente de todo. Compongo las canciones y después se las muestro al grupo. No es fácil, pero en la balanza de valores ganan las ventajas de esta decisión, sin duda."

En muy poco tiempo, la propuesta de esta cantautora madrileña ha evolucionado con enorme velocidad, sintiéndose ahora su música como una declaración definitiva de lo que nos sugerían aquellas primeras canciones post-pandémicas que en su día compartió con nosotros: "Este disco supone una propuesta más madura de lo que se pudo ver ya en aquel EP", advierte Malena. "Cuando comencé como solista estaba probando las diferentes direcciones en las que quería moverme, y aunque en el disco nuevo conviven varios géneros muy diferentes entre sí, creo que en el fondo hay un nexo común que los une con bastante coherencia. Siempre me ha gustado mucho ofrecer melodías interesantes y en ese aspecto estoy mejorando. Ahora he tenido más control sobre la producción, lo cual ha provocado que ésta termine estando más cuidada. Y en cuanto a las letras, diría que antes las solía enfocar más en describir el poder que los otros ejercen sobre mí y en cómo me hacen sentir. Ahora, en cambio, me he decantado por escribir más sobre mí misma, mis virtudes y defectos, mis aciertos y mis errores, y sobre cómo me siento."

Además de auto-producirse, Malena ha contado con dos caras bien conocidas en nuestro panorama actual que han terminado convirtiéndose en armas recurrentes para muchos artistas patrios: Bearoid y Turian Boy, quienes conjuntamente han trabajado mano a mano para lograr el mejor sonido posible para El Momento Incómodo: "Dar con ellos fue gracioso...", nos cuenta entre risas la cantante. "Todo surgió a partir de un tuit, por increíble que parezca. Yo tenía muchas canciones a medio hacer, pero muy poco dinero con el que permitirme la grabación de las mismas, al no tener ningún sello que me apoye. Así que ni corta ni perezosa pregunté en Twitter si alguien estaría por la labor de producir mis canciones, a sabiendas de que tendría que cobrar a plazos. Por suerte, me contestó muchísima gente, entre ellos Dani y Álex con los que quedé paralelamente hasta que descubrí que ya se conocían. La solución terminó pasando por hacerlo entre los tres y la verdad es que su trabajo ha sido clave. Han sumado muchísimo al proyecto. Cada uno a su manera, pues tienen estilos muy diferentes, pero los dos han logrado construir un espacio común en el que me he sentido muy cómoda y escuchada y su participación ha supuesto una constante suma a favor."

Si hablamos de terceros involucrados en el proyecto, la banda que le acompaña en los directos y que antes nos mencionaba Malena, compuesta por Cristina Díaz, Rodrigo Aldurdo y Carlos Navarro, termina saliendo por alusiones en nuestra conversación pues aparentemente contar con ellos también ha supuesto un elemento indispensable para el desarrollo de la joven vida de El Momento Incómodo: "Me siento súper-afortunada por tenerles y no creo que pueda haber una banda con la que pueda entenderme mejor que con ellos. Llevamos tocando juntas desde 2019 y conocen a la perfección mis desquicies y mis ritmos. Saben calmarme cuando hace falta, y además, todos son mejores músicos que yo. Ya sabes que siempre es mejor rodearte de gente que sabe hacer las cosas mejor que tú para aprender de verdad. Son amigos y son familia."

Creo que no sabría conectar con la gente haciendo otro tipo de canciones que no fueran tan emotivas y honestas

Adentrándonos en su música y en la clase de emociones y confesiones que en su lírica hay, nos damos cuenta de que entre su primer EP y su posterior larga duración existe una constante que se mantiene intacta: un discurso brutalmente honesto. Pero, ¿cómo es compartir este tipo de canciones y reflexiones tan íntimas y emotivas delante de una audiencia desconocida? "Depende mucho del concierto y de cómo me haya despertado ese día, la verdad", confiesa con resignación Malena. "Hay canciones que indudablemente son muy duras, como la que cierra el disco, 'Dame un segundo', donde hablo de una persona muy importante para mí y mi entorno que falleció. Cantarla en directo nunca es fácil y recuerdo que cuando la tocamos recientemente en la Wurli se nos hizo a todas un nudo en la garganta... En la banda también hay personas que han perdido gente cercana recientemente y empatizan mucho con la letra. Pero más allá de eso, creo que no sabría conectar con la gente haciendo otro tipo de canciones que no fueran tan emotivas y honestas. La gente a fin de cuentas busca eso cuando escucha mis canciones y es en esa crudeza donde radica la posible conexión que puedan tener conmigo. No soy yo muy de andarme con analogías y metáforas barrocas. Me gusta la verdad y hacer canciones que así lo demuestren."

Quien tampoco parece jugar al despiste es su madre, una de las personas a quien dedica el disco y de quien ha aprendido mucho, según nos cuenta: "Mi madre es una persona súper-crítica y no por ser yo su hija piensa que me baila precisamente el agua. Si tiene que decirme que algo está mal, me lo va a decir sin tapujos", nos cuenta riendo y recordando sus primeros conciertos, donde recibía las críticas más honestas de su progenitora tan pronto bajaba del escenario. "Mi madre se ha dedicado durante muchos años al teatro y desde luego entiende la vocación artística. Por esa parte, querer dedicarme a esto nunca ha supuesto un problema en casa. Pero sí que me ha puesto en mi sitio cuando ha hecho falta y no se calla ni una. Ahora parece que está más contenta con lo que hago y le gustan más mis canciones. Eso, o ha aprendido a omitir las críticas más duras, no sé. Por lo pronto viene a nuestros conciertos siempre que puede y hasta presume de hija trayéndose a sus amistades."

Pese a su juventud y a que su proyecto no ha hecho más que arrancar, Malena nos demuestra también ser buena conocedora de las circunstancias actuales y de cómo el panorama presente, masificado de propuestas y contenido musical continuo, dificulta la posibilidad de que ciertos proyectos independientes como el suyo puedan crecer y trascender. Aunque también reconoce la parte de culpa que a su escena y generación le corresponde acatar: "No quiero que se me malinterprete, pero creo que, además de existir demasiadas bandas, también tengo la sensación de que falta mucha autocrítica en nuestra escena", sentencia Malena. "Que la música sea ahora más accesible que nunca para todos es una muy buena noticia, de eso no hay duda. Pero a veces me da la sensación de que estas facilidades de medios provocan que terminemos por no filtrar lo suficiente nuestras ideas y que, tan pronto como las tenemos, las subamos a la plataforma de streaming de turno sin meditarlas demasiado o trabajarlas lo suficiente. En ocasiones es algo que juega a la contra de nuestros proyectos, pues se comparten propuestas y trabajos que quizás deberían haber estado más tiempo en barbecho antes de ser compartidos y sumar así más contenido a la nube. Vivimos un periodo se sobremasificación de canciones que tienen una vida muy corta y muchas veces hasta llego a preguntarme si nuestra generación volverá a tener himnos inmortales y significativos que sobrevivan en el tiempo, como los que en otras décadas se hacían."

 

Escucha ya SOY CONSCIENTE, el álbum de debut de El Momento Incómodo.

 

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram