Entrevista con HINDS

28 enero, 2016
Redaccíon: asier

HINDS (2016)

La banda HINDS se encuentra actualmente inmersa en la gira presentación de su primer LP Leave Me Alone y su próximo concierto en España tendrá lugar en Madrid, su ciudad de origen, el próximo sábado 30 de enero.

Abrazándose al dicho popular de que nadie es profeta en su tierra, HINDS están cosechando un brutal éxito fuera de España y aparecen continuamente en los medios internacionales más importantes del momento.

La semana pasada, tuvimos la oportunidad de hablar por teléfono con Carlotta Cosials, voz y guitarra de HINDS, mientras el grupo viajaba en una furgoneta de camino a Turín. Aquí, la breve charla que pudimos mantener con ella:

ENTREVISTA HINDS

A principios de Enero publicasteis vuestro primer LP, pero la “bomba” llegó mucho antes del estreno. ¿Qué ha pasado en el último año y medio que explique el éxito mundial que habéis tenido?

En realidad es al contrario…todo acaba de empezar. Llevamos todo este año y medio trabajando como no te puedes imaginar, semanas enteras durmiendo tres horas, componiendo, viajando, aeropuerto por aquí, vuelo por allá…hemos compuesto un disco, lo hemos grabado en Cádiz y aquí estamos, orgullosas de nuestro trabajo y sacándolo adelante.

Sabéis que España es un país donde la envidia es uno de los peores defectos y que en cuanto un grupo destaca, la gente busca lo que sea para echar abajo su trabajo. ¿Cómo lleváis las críticas?

La verdad es que regular. Nos da muchísima pena la relación que tenemos con España ahora mismo. Pero también nos estamos dando cuenta de que muchas las bandas no son tan queridas en su ciudad como lo son el resto del mundo.

Por ejemplo, ahora mismo estamos girando con unos chicos de Baltimore y nos contaban el otro día que en su ciudad son la banda más odiada; nos vimos muy reflejadas con ese comentario.

Ojalá tuviera una razón para justificar todas esas ‘críticas destructivas’ y nos da mucha pena porque siempre hablamos muy bien de España y de la escena de Madrid y sus bandas.

A: Entonces, en cierta manera, la relación con los medios, ¿es un poco ‘mala’?

Sí, es fatal…absolutamente fatal. Creo que nunca he visto tanto odio gratuito por nadie o por lo menos no lo había vivido hasta ahora.

Después de todas las actuaciones que hemos tenido en este último año ya somos capaces de valorar como actuamos cada noche. Hace tiempo dimos un concierto en Madrid, que según nuestro propio barómetro fue genial, un pedazo de concierto, y donde vimos que la gente se lo pasó a lo grande. Fue realmente una noche de esas para guardar en el recuerdo.

Y en cambio, al día siguiente, las siete crónicas que se publicaron fueron horrorosas a todos los niveles…¡sólo les faltó criticar de qué color llevaba el pelo!

Para nosotras es un cansancio mental que ya nos da está hasta cosa, porque tienes que luchar contra la supuesta realidad que la prensa está creando sobre nosotras mismas.

Sé que a lo mejor la prensa no os lo creéis, pero tenemos fans en España que les mola mazo nuestra música y que vienen a bailar, se saben las canciones y se ponen el disco en sus casas. ¡Les gusta de verdad!

A: Al hilo de esto, he leído varias críticas de vuestros conciertos y últimas canciones donde iban más allá de lo musical…

La verdad es que a la gente se les va de las manos. Algunos vienen ya con la crítica hecha antes del concierto y parece que Hinds son sólo cuatro chicas sonriendo.

Según me han comentado, habéis dejado los estudios para dedicaros 100% a la música. ¿Cómo lleváis todos estos cambios? ¿Hay algo que echéis de menos en todo este ajetreo?

¡Los domingos! Ese día que todo el mundo odia y que yo también lo odiaba. Pero la verdad es que echamos en falta ese concepto de ‘día de no trabajar’. Últimamente trabajamos 24 horas al día, porque cuándo termina el horario europeo, despierta Norteamérica y tenemos que estar pendiente de todo: mails, entrevistas, nuevas canciones… No paramos y no tenemos horarios.

Los domingos de la vida anterior, ¡estaban muy bien!

Ahora estáis asesorados por grandes profesionales con mucha experiencia. ¿Qué parte de vuestro trabajo diario y trabajo como banda es lo que más estáis trabajando?

Todo, todo…Día tras día pensamos en cómo mejorar este proyecto y estamos dando vueltas a si necesitamos un técnico de sonido, un tour manager, el merchandising…Si una canción ha salido mal en el último concierto, al día siguiente nos quedamos una hora más en la prueba de sonido para que luego salga bien…

En fin, de verdad que todo lo que podemos, lo intentamos mejorar. En cuanto a composición de nuevos temas, hemos bloqueado ya el calendario de este año porque lo tenemos totalmente ocupado.

Mi padre me dijo una vez que la experiencia no es el tiempo que has estado haciendo una cosa, si no el tiempo que has reflexionado sobre esa cosa…Y nosotras, por hache o por be, pasamos mucho tiempo en la furgoneta comentando la jugada de todo y pensado en cómo podemos mejorarla.

En esta nueva aventura de festivales, conciertos, viajes, grandes entrevistas… ¿Recordáis algún momento que realmente os halla tocado el corazón y que guardáis en vuestra cabeza?

Cada una tiene un ‘suceso’ que de pronto te hace darte cuenta de donde estás.

Por ejemplo, en el caso de Amber, que sus padres son los dos músicos de viola y oboe, cuándo les dijo que estábamos a punto de entrar en KEXP para hacer la entrevista y tocar, el orgullo y la emoción que sintieron fue su momento clave.

En el caso de mi hermano fue cuando tocamos con The Libertines. Mi hermano es más mayor que yo y siempre había sido muy fan de la banda…el día que nos vio a tocar en París y se dio cuenta de que la persona que estaba allí en lo lejos, entre las luces del escenario, era su hermana…fue ese el momento.

Cada uno tiene su momento de ‘hostia donde estamos’ y Glastonbury lo fue para las cuatro. Enterarse de que íbamos a tocar en el cuarto escenario más grande de los 50 que hay en el festival, ya fue una pasada. Que además estuviera a reventar y que recibiéramos, creo que el aplauso más grande  que hemos recibido nunca, nos hizo poner los pies en el suelo del punto en el que estábamos.

Últimamente están comenzando a salir grupos muy jóvenes…¿Creéis que el indie español se está haciendo viejo y que necesita un relevo?

(Risas…) Por supuesto. Creo que no hay que mirar a la sangre fresca con recelo. No venimos a hacer nada malo y no vivimos la música de otra manera simplemente porque hemos nacido después que otros grupos. No venimos a robar el puesto a nadie y hacemos las cosas de la mejor manera que creemos que se deben hacer.

 Vuestra generación es una generación volcada en las redes sociales como Twitter, Instagram, Facebook…y en cierta manera se vende mucho el postureo. ¿Creéis que esto también forma parte de la ‘campaña’ de las nuevas bandas?

Claro, sin duda. Es nuestra manera de comunicarnos y en gran medida lo hacemos a través de las redes sociales. Nosotros no tenemos la capacidad de hacer una pegada de carteles de ‘lanzamos nuevo disco’ como lo puede hacer Adele…así que utilizamos las redes sociales. Es la manera gratuita, sencilla…y además controlada 100% por nosotras que mejor resultados nos da para comunicarnos con gente de todo el mundo.

¿Lleváis vosotras el control de todas las redes sociales?

Si, absolutamente todo. No te puedes imaginar el nivel de control que tenemos sobre esto. Desde el principio controlamos todas las redes sociales y nadie tiene las contraseñas más que nosotras. De hecho, alguna vez hemos tenido que coordinar alguna publicación con un tercero estando en un avión o sin conexión a internet y hemos preferido dar las contraseñas a un amigo, antes que dársela a otra persona. ¡Es cosas nuestra!

Por último…¿Que esperáis de todo esto?¿Cómo os veis dentro 5 años?

Pues…yo creo que…es la pregunta más complicada que se le puede hacer a una persona en este mundo. ¿Cómo te ves tú, Asier, dentro de 5 años? ¡Tal vez estemos haciendo el headlining de Glastonbury o tal vez tengamos un hijo!

A: Claro, pero entiendo que todos tenemos un sueño, ¿no?

Claro…¿Qué le puedo pedir a la vida? No se…ser feliz, claro. Nosotras hemos ido aprendiendo en el camino, no es algo que nos haya pasado por haber estado aprendiendo a tocar desde los 5 años…la verdad es que no. La vida da muchas vueltas, yo por ejemplo, estaba en medicina y luego me cambie. Uno va encontrando su camino y tiene más de una pasión, así que por ahora lo que más feliz nos hace en el mundo es lo que nos está pasando ahora mismo. Pero…dentro de 5 años, a lo mejor cambian las cosas, no lo sé…

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Mabü (2020)

Entrevista a Mäbu

1 octubre, 2020
Melenas (2020)

Entrevista a Melenas

7 septiembre, 2020
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram