Entrevista a Will Butler: 'Generation es un disco hecho con mucha emoción, con muchas ganas'

17 septiembre, 2020
Redaccíon: dod Magazine

Will Butler (2020)

Redacción: Andrea Genovart

Después de casi cinco años, Will Butler, guitarra y hermano del líder de Arcade Fire, vuelve con su tercer disco, Generation.

A la espera de que este nuevo trabajo llega a las tiendas el próximo 25 de septiembre, os dejamos con una entrevista en la que preguntamos al músico canadiense sobre el proceso de creación en solitario, sobre este tiempo de pandemia (cómo no) y sobre lo nuevo de su banda. 

Entrevista a Will Butler

 

Estamos aquí para hablar de tu tercer disco, Generation, que sale a finales de septiembre. ¿Qué le dirías a la gente que todavía no lo ha escuchado?

Que es Rock and Roll (risas). Que es un disco hecho con mucha emoción, con muchas ganas.

Tengo que reconocerte que cuando lo escuché, lo primero que pensé fue que me recordaba mucho a la primera etapa de Arcade Fire.

Sí. Hay mucho coro, mucha reverb, mucha guitarra, un tono más épico… por eso te decía lo de rock’n roll. Pero es que supongo que no puede ser de otra manera y algo de ese sonido tiene que haber, por muy diferente que sea en solitario, porque al fin y al cabo es mi banda.

¿Por qué utilizas el concepto Generation? ¿Qué significa para ti?

Bueno, Generation refiere a dos partes. Por un lado, es algo que refiere a algo que me obsesiona de toda mi familia: somos generaciones de músicos; mi madre lo era, sus padres también, mi padre y su familia también lo es..., y la música es como algo que se ha ido manteniendo a lo largo del tiempo. Pero desde hace siglos, digo, es toda una genealogía. Así que todo esto de dedicarme a la música viene de familia, no puede ser casualidad; y es como una forma de remitir a mi pasado. Por otro lado, Generation también habla del presente y del futuro, desde una cuestión más política: es como un mensaje para la gente, como mirarlos de frente y decirle venga, come on! go up! Dar un mensaje de fuerza, de ánimos, alentador.

Vaya, eres optimista tratándose de este año.

(Risas). Sí, la verdad que sí. Lo he hecho con muchas ganas, con mucha ilusión. He puesto mucho de mí.

¿Podríamos decir que también es uno de tus discos más intimistas?

Mmmm… no del todo. Sí que es cierto que es un disco en el que he estado muy implicado emocionalmente pero no es algo introvertido o recogido. No me cierro, al contrario: me abro, hablo mucho hacia el otro, le hablo directamente. Como si fuese un diálogo, el otro está muy presente. Hablo para él.

Entonces diríamos que es más bien romántico, ¿no? En el sentido de exaltación.

Sí, romántico podría ser una buena palabra.

Generation es tu tercer disco en cuatro años. Mucha gente se debe preguntar cómo lo haces para hacer tantas cosas en poco tiempo, más teniendo otros proyectos.

(Risas). Sí, la verdad es que soy un poco culo inquieto en esto de componer. Pero tampoco lo pienso demasiado, voy dándole vueltas a las cosas y haciendo canciones hasta que lo tengo. Y siempre aprovecho cualquier momento para componer o ir pensando cómo hacer música, se me van ocurriendo ideas casi sin quererlo, así que no soy de esas personas que necesitan darse un parón después de sacar algo. Más que nada, la cosa está en cuando puedo grabarlo o sacarlo. Pero para eso también tengo un estudio en casa.

¿Cómo ha sido el proceso de creación de Generation?

Como digo soy una persona que siempre estoy componiendo, que lo tengo todo en mi cabeza. No necesito que pasen grandes cosas para inspirarme. Yo voy componiendo y almacenando en mi mente y, cuando puedo, voy al estudio y lo grabo. Generation se hizo poco a poco, y si mal no recuerdo la última canción que grabé en el estudio fue a principios de la cuarentena, en marzo.

Te iba a preguntar si precisamente lo habías terminado recientemente. Para la gente creativa, y para los músicos, la cuarentena les ha sido una gran oportunidad: estar más tiempo en casa, más tiempo libre… todo lo que necesitas para un proceso creativo, vaya. Y muchos han acabado discos gracias a eso.

Sí. Aunque en mi caso no ha sido tan así porque yo tengo dos hijos pequeños y la verdad que mi cuarentena ha consistido en estar con ellos. Jugar y esas cosas (risas). Los niños tienen mucha energía, y entonces para mí han sido unos meses muy familiares. Pero por otro lado, es cierto que también he tenido una cuarentena tranquila. Respecto a lo de los procesos creativos estoy contigo en que es un buen escenario para la creatividad, pero en mi caso yo ya soy alguien que está todo el rato maquinando en su cabeza aunque esté de gira, y tengo un estudio en el sótano de casa, así que tampoco ha sido algo muy diferente para mi. Pero cada artista tiene su proceso creativo, así que supongo que otros músicos lo habrán vivido distinto.

Como bien sabrás el 2020 es un mal año para la música en vivo…, no sé si habrás pensado en alguna alternativa para presentar el disco ya que quizá es difícil que puedas presentarlo en septiembre mismo.

No, la verdad es que no he pensado nada. Cuando pensaba en Generation, yo simplemente pensaba en grabarlo, en sacarlo y que la gente lo escuche. Y estoy feliz con ello. El covid ha cambiado todo esto, y es así de simple como que tenemos que convivir con ello. Por una parte me siento triste, pero es que no se puede hacer otra cosa.

Hay muchos músicos o bandas que ante no poder actuar en directo han optado por hacer algo de conciertos en streaming en plataformas como Instagram… Una alternativa online para estar conectados con todo el público a escala mundial. ¿Has pensado algo de eso?

No, la verdad que no me he parado a pensar nada de eso. Y no sé si lo haré, la verdad. Para mí es una cosa o la otra; si se hace, se hace bien: es algo que lo concibo de un modo más sencillo. Me encantaría tocar y poder presentarlo, y por una parte estoy tranquilo porque sé que más tarde o temprano volveré a tocar, volveremos a los escenarios… Es cuestión de tiempo. Aunque por otro lado también pienso que tardaremos en volver a la normalidad de antes.

Muchos fans se han quedado tristes porque supongo que esperaban alguna gira conmemorativa para los 10 años de The Suburbs de Arcade fire. Y el otro día nos entristeció la noticia de tu hermano Win anunciando que ahora mismo lo nuevo en lo que estabais trabajando en Arcade Fire se ha visto parado por temas de cuarentena y distancia.

Sí, es una pena. Y estamos tristes por ello, porque The Suburbs fue un disco hecho en un momento muy determinado, con un sonido muy determinado también. Respecto lo que dijo Win, sí, ahora el tema de logística de la banda es algo complicado: hay miembros en Canadá, en América, en Australia… Estamos un poco desperdigados. Pero de todos modos seguimos trabajando por nuestra cuenta, porque el Zoom no es lo nuestro, a la espera de poder hacer cosas; cada uno va pensando, componiendo por su cuenta, y de alguna forma u otro sabes que estás conectado con el proyecto porque también conoces a la banda. Y es ir poniéndolo en común.

Ya para cerrar. ¿Qué cosas te aportan tu proyecto en solitario que no encuentras en Arcade Fire? ¿Qué es lo que más te gusta de ser solo Will Butler?

Muchísimas. En Arcade Fire tú eres parte de una banda pero cuando tienes un proyecto en solitario todo recae sobre tus espaldas. Sí que por un lado tienes más libertad compositiva pero por otro tienes más responsabilidad: el proceso creativo empieza y acaba en ti.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram