Entrevista a The Lounge Society: "Nuestras canciones son un reflejo bastante honesto del hartazgo político que nuestra generación sufre"

[kkstarratings]
7 noviembre, 2022
Redacción: Fran González
The Lounge Society (2022)
Foto: Alex Evans

Su sorprendente juventud, equipada con la rapidez con la que su proyecto ha crecido, inmediatamente hizo que pusiéramos nuestro foco en lo que este cuarteto británico estaba cocinando. Su mensaje, deslenguado y abiertamente posicionado en términos sociopolíticos, sumado a su vez a la fiereza caótica con la que éste es expresado a través de sus diferentes piezas, fue la confirmación definitiva de que The Lounge Society eran merecedores de lo que el porvenir les trajese.

Tan solo les ha bastado un primer álbum, Tired of Liberty (Speedy Wunderground, 2022) para ganarse la potestad de telonear a bandas como The Strokes y ponerse a la cabeza de la siempre fructífera e imparable nueva ola de bandas de corte post-punk que el Reino Unido produce últimamente a canto y pata: "Ha sido un año de locura" afirma durante nuestro encuentro vía Zoom Herbie May, guitarrista de la banda. "Nosotros empezamos haciendo versiones de los Strokes, y vernos en la tesitura de telonearles fue increíble. Realmente, nuestro día a día tampoco ha cambiado tanto, más allá de, por supuesto de haber estado girando incansablemente durante el último par de meses. Esto nos ha puesto en los límites y deberíamos de estar exhaustos, pero también estamos encantados de hacerlo. Además, este extenso tour culminará con nuestras primeras fechas en España." Así es como May reconducía nuestra conversación, recordándonos que tendremos el gusto de verles en Madrid y Barcelona, los días 8 y 10 de noviembre respectivamente: "Estamos muy contentos por esas fechas, ya que será nuestra primera vez en España y estamos como locos por tocar allí."

A escasos días de aterrizar en nuestro país, la banda británica calienta nuestras expectativas con lo que podremos ver de ellos sobre las tablas: "Creo que vernos en directo en una experiencia bastante loca" afirma Cameron Davey, bajista y vocalista de la formación. "Quien venga a vernos podrá verificar la solidez de nuestra propuesta, la cohesión que tenemos entre nosotros como banda, que es algo que ya de por sí se intuye en el disco, pero al mismo tiempo también hay un ambiente catártico y alocado que invita a que la gente lo dé todo y brinque como si no hubiera un mañana, algo que desde luego nosotros abrazamos e incentivamos totalmente." A lo que Herbie no duda en añadir que "si hay una noche de la semana en la que sientas que quieres saltar y necesitas darlo todo, el contexto perfecto para hacerlo es sin duda en uno de nuestros conciertos."

Nos visitan en aras de presentar su primer álbum, Tired Of Liberty, publicado a finales del pasado verano y convertido en la excusa idónea para que la banda no haya parado quieta desde entonces: "El título del disco puede tender a engaños" menciona Davey. "A priori, podría decir de nosotros que somos unos nihilistas o unos irónicos. Pero realmente, el concepto que hay detrás del título del álbum está más relacionado con las inseguridades que los excesos de libertad pueden generar en el ser humano. A lo largo de 'Tired of Liberty' tratamos de entender que la libertad en sí puede tener muchas formas y nosotros, de alguna manera, tratamos de dar con la verdadera, la más pura, alejándonos de esa concepción de libertad moderna que no es más que un engaño que juega con nosotros y nos manipula." Herbie apunta que la banda encuentra el verdadero gozo de la libertad tocando sus propias canciones y poniéndolas a prueba sobre el escenario, donde verdaderamente expresan sus sentimientos sobre las injusticias sociales o los problemas que envuelven su entorno más inmediato, algo que se ha convertido en una característica destacable en el tono de la banda.

Debido al siempre notable posicionamiento político que muchas de sus letras evidencian, nos es imposible no meternos en camisas de once varas y preguntarles por la situación política que su Reino Unido natal ha atravesado en el último año: "La verdad es que, por suerte, toda la convulsión de este año nos ha pillado de refilón porque nos hemos pasado varios meses fuera de casa y ha sido como estar viendo una película que no va contigo." afirma Cameron, con respecto a cómo se han sentido ante las últimas idas y venidas en las islas británicas. "Definitivamente, da la sensación de que en los últimos seis meses ha sucedido de todo y que lo peor aún esté por llegar."

Aunque les hayamos visto soltando diatribas del todo críticas y rabiosas ("Fashion's all they've got, we ain't got no fashion at all. They're servants to fame" cantan en Cain's Heresy), los miembros de The Lounge Society son también conscientes de las limitaciones que el valor de la música tiene y de que no siempre tomarse demasiado en serio es la mejor de las decisiones: "No creo que toda la música deba partir de un objetivo preciso y concreto, y mucho menos nacer con la idea de que tenga que cambiar la mente de nadie" apunta May, en relación a su deseo de que la música actual reduzca su intención de ser engendrada con un propósito específico. "Sin embargo, tampoco creo que ignorar la situación política que acontece o los problemas sociales que existen a tu alrededor en favor de hacer música más popular o música que no incomode a nadie sea del todo una buena decisión. No hay que forzar un discurso que no sientes, pero si realmente sientes algo con el corazón, debes decirlo."

"Sobre esto, creo que bandas como The Clash han marcado mucho la forma en la que decidimos orientar nuestro discurso" añade Davey. "Siempre fueron muy directos y críticos, pero nunca perdieron ese toque divertido que hace de su música algo tan disfrutable incluso a día de hoy." May no tarda en añadir: "Personalmente, creo que lo que hacemos en nuestras canciones es un reflejo bastante honesto del hartazgo político que nuestra generación sufre. No ofrecemos una solución a nada, pero sí buscamos servir de medio de expresión de la ira y la frustración que la gente joven siente." Algunas de sus canciones, más explícitas que otras, sirven precisamente para poner palabras a ese malestar compartido ("You can see your boss, but you can't see your mother or your bother. Money, it takes priority as you try, as we try. You've got blood on your hands" cantan en Blood Money): "Realmente, nuestras canciones tienen muchas lecturas. Aunque nos guste meternos en esos charcos, somos cuidadosos a la hora de hacerlo. No creo que vayan a cancelarnos por ninguna de nuestras letras" añade entre risas Cameron.

En cuanto a lo que podemos encontrar, precisamente, en las canciones de este primer álbum, Cameron matiza que en Tired of Liberty no solo nos toparemos con canciones que abarcan temas exclusivamente sociopolíticos, sino que también hay espacio para reflexiones sobre "sentimientos propios, su evolución personal, relaciones con amigos y chicas" y demás temas livianos y propios de la imberbe edad de sus artífices. "Todo está ligeramente marcado por la ciudad de la que venimos" apunta May. "El haber crecido en una ciudad pequeña creo que determina notablemente nuestro imaginario y la forma en la que expresamos éste. Vamos un poco a la contra de esas bandas pretenciosas que hablan de las grandes ciudades en las que viven, intentando convencernos de su autenticidad por ello. Nosotros apostamos más por otro tipo de ambientación, que hable de las dificultades que vivimos y a las que hacemos frente aquí, y quizás servir de espejo para aquellos que hayan crecido en un entorno similar y sueñen con dedicarse a la música pero crean que por no haber nacido en la capital nunca podrán hacerlo." El íntegro respeto que muestran hacia su lugar de origen me empuja de lleno a querer saber más sobre su Hebden Bridge natal: "Oh, bueno, para alguien que venga de fuera la puede encontrar realmente bonita, especialmente si te gusta la naturaleza. Hay cientos de hectáreas de terreno verde y valles" menciona Cameron. "Pero en cuanto a lo que se refiere a sacar tu vida adelante aquí, la cosa está más limitada. Es una ciudad de contrastes, puede generar mucha rabia y desánimo por un lado, pero por otro llenarte de paz y liberación. Creo que de algún modo eso cala en nuestras canciones y acaba definiendo precisamente nuestro tono. Pienso que el haber crecido aquí es algo que nos identifica como personas y como banda, algo así como nuestra seña de identidad que nos hace diferenciarnos del resto."

Sacan pecho de sus raíces, como también lo hacen del hecho de haber trabajado codo con codo, tanto para su primer EP (Silk For The Starving) como para su álbum de debut, con Dan Carey, responsable de Speedy Wunderground, casa discográfica que da cobijo a otros grandes nombres del punk británico reciente como Squid o black midi: "Siempre hemos sido muy fans de todo lo que producía Speedy y lograr que nuestra música lleve ahora su sello es un total honor para nosotros. Reconocemos que se nos puede ir un poco de las manos lo de controlar nuestros nervios durante el proceso de producción y grabación de un disco, pero Dan supo llevarnos con excelencia. Nos hizo trabajar desde la calma cuando concebía que así debíamos hacerlo y nos metió caña cuando también creía que era necesario. Supo a la perfección cómo dirigirnos creativamente y cómo actuar como un líder para nosotros."

Próximos conciertos de The Lounge Society en España 2022

Entradas a la venta en la web de Houston Party: www.houstonpartymusic.com

  • 08 NOV. 2022 / Madrid / Siroco
  • 09 NOV. 2022 / Valencia / 16 Toneladas
  • 10 NOV. 2022 / Barcelona / Razzmatazz 3 + Chico Jorge

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram