dod letter

Entrevista a The Lemon Twigs: "Nunca haríamos algo artísticamente bello pero carente de emoción"

[kkstarratings]

The Lemon Twigs (2023)

Los hermanos D'Addario no son de este mundo y así nos lo llevan demostrando desde hace varios años. Su irrupción en el pop independiente no ha dejado indiferente a nadie, y es que ese talento suyo para pintar frescos barrocos y nostálgicos logra trasladarnos a otra época como pocos proyectos logran en la actualidad. The Lemon Twigs son Burt Bacharach, son el verano del 69, son un viaje en carretera y son la gran esperanza de la música actual, sonando como ayer para revolucionar el presente.

Tras el gran éxito de Everything Harmony (Captured Tracks, 2023), la dupla ha aprovechado el momento tan dulce en el que se encuentra para formalizar su regreso con un nuevo disco. A Dream Is All We Know (Captured Tracks, 2024) es el quinto álbum de estudio que firman los neoyorquinos y el trabajo en larga duración con el que nos demuestran el infinito carrete de himnos llenos de luz que poseen. Al otro lado de la línea Brian y Michael D’Addario nos esperan, ávidos por contarnos más sobre este nuevo trabajo.

Entrevista a The Lemon Twigs

 

Hace bien poquito estábamos disfrutando de 'Everything Harmony' y ahora nos sorprendéis con un trabajo nuevo. ¿Son discos complementarios?

Michael: Se podría decir que sí. Al final todo parte de las mismas sesiones de grabación y composición. La cosa es que nosotros siempre estamos escribiendo y haciendo canciones, no podemos parar. Y siempre terminamos teniendo como la cantidad de canciones necesarias para hacer un disco, pero multiplicada por tres. Obviamente no podríamos sacar un disco con todas ellas, así que procuramos distribuirlas de la manera más equitativa y lógica posible, planteándonos la dirección en la que queremos orientar cada disco por estilo y temática. Tras terminar el anterior, nos dimos cuenta de que las canciones de 'A Dream Is All We Know' tenían su propio espacio y debían de formar parte de otro trabajo como tal.

"Nunca estuvimos interesados en crear algo perfecto y eso es lo que nos define todavía a día de hoy"

A pesar de que partan del mismo magma, desde luego son discos muy distintos.

Michael: Sí, ya lo creo que sí. 'Everything Harmony' fue nuestra particular forma de abrirnos a métodos de trabajo nuevos, haciendo las cosas de una manera un tanto distintas, mezclando recursos analógicos con otros más digitales. Fue nuestro disco más moderno, por así decir. Sin embargo, con éste hemos apostado por una regresión más clásica, con Brian y conmigo mismo al frente de la producción. Además de eso, diría que por diversas circunstancias personales, este nuevo disco se siente más animado. Casi todas las canciones principales de 'Everything Harmony' eran baladas y en el caso de este disco es todo lo contrario.

¿Notáis que vuestros discos han cambiado mucho desde que os encargáis personalmente de la producción?

Michael: Bueno, creo que cada disco representa el momento profesional en el que nos encontramos y en ese sentido todos ellos son fieles reflejos de hasta dónde hemos sabido llegar y de nuestras posibilidades. No tendría sentido que nos echáramos mierda encima por los fallos técnicos que tienen nuestros primeros discos, aunque somos conscientes de que algunos de ellos se sienten algo destartalados y caóticos. No siempre fuimos tan seguros de nosotros mismos como ahora. Esto ha sido una carrera de fondo hasta convencernos de que podíamos hacernos cargo de esto de una forma más o menos digna. Y de hecho, creo que lo terminamos logrando bastante pronto, pues con 'Go To School' ya parecíamos haber encontrado exactamente el sonido que queríamos. Nunca estuvimos interesados en crear algo perfecto y eso es lo que nos define todavía a día de hoy.

¿Sigue Jonathan Rado involucrado en vuestra música?

Brian: No tanto como antes, pero sí. Rado siempre es alguien en quien merece la pena confiar y a quien nos gusta tener cerca. Creo que para este disco le mandé dos o tres canciones, simplemente para que me dijera su opinión, ya sabes.

Hablando de otras personas involucradas, os hemos visto en formato banda en vuestros últimos videoclips.

Michael: Sí, el año pasado ya estuvimos tocando en formato banda en varios directos, con Reza Matin y Danny Ayala acompañándonos. Establecimos una química muy guay con ellos y nos pareció oportuno que comenzaran a figurar también en los videoclips de este nuevo disco. Son dos talentazos y dos tíos muy guapos. Además, tanto Brian como yo comenzábamos a estar ya un poco hartos de ser los únicos protagonistas de todo lo que hacíamos. Esperamos de corazón que sigan involucrados en el proyecto durante tanto tiempo como quieran o les sea posible. Danny, por ejemplo, tiene varios compromisos externos. Dirige una academia de música y también tiene sus propios proyectos.

Brian: Sí. No nos ayudaron directamente con el disco, pero siempre están ahí, de manera periférica a la banda. Les amamos y lo pasamos muy bien con ellos sobre el escenario.

El disco debe su título a un momento de autoconsciencia muy particular. ¿Sois siempre tan analíticos con aquello que os envuelve?

Michael: Bueno, una de las razones por la que hacemos canciones así es precisamente porque no nos es sencillo explicar determinadas cosas que suceden a nuestro alrededor de otra manera. La música nos hace encontrarle sentido a ciertas cosas que, narradas o explicadas con simples palabras, carecerían de sentido. Tal vez Brian no tanto, pero yo siempre me he considerado una persona muy analítica. Hay momentos del día a día que simplemente te llevan a una canción de forma instintiva y natural. Quizás otras personas no ven nada en esos momentos determinados, pero para mí son como muy claros y obvios.

"La música nos hace encontrarle sentido a ciertas cosas que, narradas o explicadas con simples palabras, carecerían de sentido"

Otro aspecto que os define es ese estilo que bebe de referencias tan anacrónicas con respecto a vuestra generación. ¿No os resulta meritorio poder hacer este tipo de música en 2024 y que tenga éxito?

Michael: Supongo que sí, aunque rara vez nos planteamos este tipo de cuestiones. Somos conscientes de que la música que hacemos es bastante única, pero por encima de las formas y el estilo están las emociones. Nunca haríamos algo artísticamente bello pero carente de emoción. Eso sería decepcionante y plano, y al oyente le terminaría resultando anodino. En ese sentido, nos gusta vernos reflejados en los Beatles. Eran artistas que se dejaban llevar por las vanguardias del momento y las mezclaban con influencias muy dispares, pero siempre tenían claro que lo que hacían era pop para la gente. Salvando las distancias, nosotros buscamos hacer lo mismo. Puede que partamos de referentes extraños o bandas que no son populares entre la gente de nuestra generación, pero tan pronto como pasamos esos referentes por el filtro del pop y de la emoción conseguimos llegar a las masas.

Brian: Nunca hemos sentido que arriesgáramos excesivamente con aquello que hacemos, pero sí que tenemos claro que nuestra música no está hecha para ser entendida del mismo modo que aquella que es más comercial. Es música hecha para resonar con fuerza en el interior de esas personas que sienten y ven el mundo como lo hacemos nosotros. Alcanzar a esas personas es lo que nos preocupa de verdad, el resto lo ignoramos.

¿Qué tiene la música de los 60s y los 70s que os inspira tanto? ¿Renegáis un poco de la escena actual?

Brian: No sé, tío, creo que hay algo en la belleza de esos días que no existe ya en el presente. Igual romantizamos demasiado las cosas, pero si coges un par de fotografías de un mismo sitio, una tomada a día de hoy y la otra en 1966, por ejemplo, estoy seguro de que vas a ver que esta última tiene un brillo y una belleza de lo más especial, mientras que la primera foto te parecerá plana y aburrida. Pues lo mismo nos pasa a nosotros con la música. Esas grabaciones analógicas con tanta calidad, tan humanas... Echamos de menos que más bandas abracen la imperfección natural de una producción llevada a cabo en esos términos tan físicos, pero da la sensación de que la belleza ya no es apreciada y que lo único que a la industria le interesa es lo económico.

"Nuestros éxitos y fracasos han conseguido unirnos más que nunca"

¿Ha conseguido la música uniros más como hermanos o notáis que la profesión ha podido poner en riesgo vuestra relación alguna vez?

Michael: Es fácil que esta profesión te queme y te traspase a esos niveles, pero, ¿sabes? Hemos pasado ya por tanto que difícilmente nos imagino rompiendo nuestro vínculo. Nuestros éxitos y fracasos han conseguido unirnos más que nunca y francamente, esta banda es el mejor proyecto que hemos llevado a cabo jamás. Nos complementamos muy bien, tanto en lo artístico como en lo profesional, y nos gusta ver cómo cada una de nuestras ideas se refleja en el otro.

Brian: Sí, a menos que esto comenzara realmente a afectarnos personalmente, creo que no tendría ningún sentido deshacer la banda. Los dos nos movemos en la misma dirección artística y empezar desde cero con otros proyectos de similar estilo sería simplemente absurdo.

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram