Entrevista a Shinova: 'Notas una conexión tan brutal en el escenario que es muy difícil conseguirla de otra manera'

28 diciembre, 2020
Redaccíon: dod Magazine

Shinova (2020)

Redacción: Noemí Valle Fernández

Gabriel de la Rosa tiene palabras de sobra para definir La Buena Suerte, pero si tuviese que elegir una para el nuevo disco sería “salvavidas”. El vocalista de Shinova habla del próximo trabajo de la banda donde la noria es la gran protagonista, una metáfora de la propia vida que gira sin interrupciones ni vértigo.

La Buena Suerte saldrá a la luz el 26 de febrero y promete una avalancha constante de emociones y buen rollo a través de once canciones que aguardan impacientes ser coreadas en riguroso directo. Shinova tendrá que esperar al 2021 para que sus nuevos temas respiren la música en vivo y el grupo vuelva a generar esa conexión “física y emotiva” que solo se consigue al pisar un escenario.

Entrevista a Shinova

 

En medio del confinamiento sacáis Ídolos y cantáis: “que los mejores momentos están por llegar”, una oleada de positivismo frente a toda esa lluvia de malas noticias. Un mensaje premonitorio que parecíais saber que se necesitaba escuchar.  ¿Qué supone este tema para Shinova?

Realmente fue un tema que en cuanto a significado y a mensaje dio la vuelta por completo y se transformó en lo opuesto. Nació siendo una canción muy irónica, tiraba mucho del sarcasmo, pero el lanzamiento coincidió con esas fechas de incertidumbre en abril, durante el confinamiento. Lo que sucedió con ese tema fue que el mensaje se dio la vuelta y que acabó siendo algo muy positivo que nos sirvió mucho a nosotros también, porque todos los mensajes, todo el cariño que recibimos y todo lo que nosotros pudimos dar, que era esa canción, resultaba ser algo bonito para los tiempos tan oscuros que se vivían, y bueno, que seguimos viviendo.

¿Cómo fue grabar esa versión en acústico de Ídolos, en plena cuarentena, cada uno desde un lugar distinto?

Bueno, hicimos unas cuantas y la verdad que fue curioso, porque nunca habíamos trabajado así. Nosotros somos muy de local, de estar muchísimas horas trabajando allí, de coger una canción, darle una vuelta, trabajarla entre todos, moldearla un poquito y…aprendimos. Básicamente vimos como trabajar enviándonos los archivos, cómo responder a esos archivos con otros archivos, cómo grabar y que quedara bien. Fue un aprendizaje 2.0.

 

¿Tienes algún referente o todos tus ídolos han caído ya?, parafraseando la letra de Ídolos.

Sí, hay mucha gente que tenemos como referentes y generalmente es gente muy cercana, de los que aprendemos y de las que aprendemos muchísimo. Desde la familia, hasta la gente que trabaja con nosotros y todo ese equipo que en estos meses no hemos podido ver porque las circunstancias son las que son y porque la cultura no ha salido muy bien parada, ni está muy bien protegida.  Hay mucha gente que no hemos visto, con los que no hemos podido trabajar desde hace muchísimo tiempo, que echamos mucho de menos y que vemos desde la distancia cómo están afrontando el periodo más complicado de sus vidas y lo están haciendo con valentía. Creo que sí tenemos ídolos, ellas y ellos son lo más cercano a ese concepto.

 

En junio presentasteis Palabras, ¿cómo surge la idea de juntar en esta canción a Shinova con la voz de ELE?

Con ELE coincidimos en lo que fue uno de nuestros últimos conciertos del año. Fíjate cómo son las cosas, que iba a ser el primero del año o de los primeros del año y acabó siendo de los últimos. Tremendo. Fue en el Price, coincidimos en el Inverfest, no en el día, pero si en otras actividades del festival de ese ciclo. Entonces escuchamos algo de ella y nos dejó bastante prendados. Después ya la vimos en directo. Tiene una presencia escénica impresionante, que es para ver.  Desde entonces se nos quedó que queríamos hacer algo con ella, no sabíamos en qué momento, y cuando surgió la idea de buscar una colaboración para Palabras fue la primera persona que nos vino a la cabeza y fue todo super sencillo. Yo creo que en tiempo récord estaba hecho y la canción subió dos o tres peldaños con ella.

 

En este single reivindicáis el poder de las palabras, de la conversación, las charlas…, ¿a qué se debe este énfasis?

Bueno, no sé si van por ahí los tiros, pero me gusta ese concepto que le has dado. Tú crees que es eso, pues es eso, (ríe).

Bueno, al final cada uno ve una cosa diferente en las canciones…

De verdad que sí y al final cada persona le da su significado. Esto lo dice todo el mundo, pero es que es verdad y puede ser un significado tan potente y tan real como el del mismo compositor en el momento que lo escribió. Si es verdad que, en Palabras, quizás lo más importante sea precisamente lo que no está en las palabras, lo que está latente detrás de todo lo que se dice. Se habla, o se sueltan palabras para esconder esos silencios que muchas veces dicen más, pero igual eso que dicen no es lo que queremos oír, entonces lo disfrazamos con palabras que nos interesan. Pero bueno, es una explicación tan válida como la tuya.

 

Te debo una canción sigue la línea de buen rollo de Ídolos, un tema de agradecimiento. ¿A quién dais las gracias?

A todo el mundo. La verdad es que ese fue el último tema que salió de La Buena Suerte. Fue de los poquitos que se escribieron íntegros en los últimos meses del confinamiento y había necesidad de agradecer. Yo creo que nos ha pasado a todos en esta época, al faltarnos tantísimas cosas y al echar tanto de menos. Yo creo que en mi vida había echado tanto de menos como este año y sigue esa sensación bien activa aquí, en el pecho.

Nos faltaba un tipo de canción que buscábamos ya desde hace tiempo, pero que no llegábamos a cuadrar del todo, un tipo de tema más rápido, y conectamos con esa emoción, entonces la letra salió en cuestión de una hora y a partir de ahí empezamos a redondearla. Salió super fácil y es simplemente porque había un sentimiento y lo hay, o una necesidad muy pura de dar las gracias a tantísima gente, que igual en el día a día no lo hemos hecho de la manera que hubiéramos querido.

 

En Te debo una canción habláis también sobre la libertad que produce pisar un escenario. ¿Qué tiene la música en directo que no tiene el resto de formatos?

No lo sé…, todo. No recuerdo con quién lo hablaba el otro día, pero hablamos de esto precisamente, porque al menos a nosotros nos pasa mucho, que hay instantes en un concierto en directo, microsegundos o espacios, lagunas en el tiempo muy breves donde notas una conexión tan brutal en el escenario que es muy difícil conseguirla de otra manera, ya no te digo tocando música, sino de otra manera, quizás, haciendo el amor, ahí sí que puedes llegar. Es verdad, es muy cercana la conexión porque es un todo, es físico, es emocional e incluso ya si me lo flipo pues hay algo trascendental ahí, que es muy difícil conseguir a través de una pantalla. Creo que hay años luz entre la música en directo, entre mirarnos a los ojos mientras compartimos la música y hacerlo a través de una pantalla, pero bueno, también hay que buscar alternativas para los tiempos que corren, eso está claro.

Puedes apostar por mí ha sido hasta el momento vuestro último lanzamiento. Háblame un poco de la canción

Pues es una canción muy pensada para el directo, (ríe). ¿Has visto?, hemos tenido ojo. Hace poquito salió el repertorio de lo que será La Buena Suerte y se puede ver que Puedes apostar por mí es la primera canción. Es un chute de energía muy bestia, muy positivo, con mucha luz; para abrir el disco es tremenda. Nos imaginamos todos los días como será esta canción en directo, porque lo probamos en el local, trabajando con Manuel Colmenero, nuestro productor y desde ese primer momento vimos que es un chute brutal, que te pone muchísimo. Dice mucho, siendo quizás, la canción más corta de toda nuestra trayectoria. Creo que no llega a tres minutos y dice muchísimo de los últimos dos años de gira, de lo que hemos vivido en toda esta temporada. Es una canción muy especial para nosotros.

¿Cómo fue el rodaje del videoclip de esta canción, especialmente la experiencia de tocar y cantar en el agua?

Fue curioso. Bueno…, nuestro batería no lo pasó tan bien porque le tocó estar en todas las tomas de cintura para abajo metido en el agua y llegó un momento que se empezó a poner morado y nos preocupamos un pelín. Esto que te digo es verdad, le vimos los labios, y pensamos: “madre mía que nos quedamos aquí”. Lo sacamos con la silla y todo, (ríe). La verdad que fue curioso, más allá de ese estado de hipotermia. Fue muy bonito rodarlo en una zona como Cáceres, en ese pantano maravilloso que también sirvió de portada para uno de nuestros discos que se llama Volver. Se encargó del videoclip el equipo de GatoBala, que hemos trabajado muchísimo con ellos, de hecho, nuestro bajista de antes es parte de GatoBala.

 

Al final está todo relacionado.

Sí, pero siempre hemos trabajado así. En ese sentido yo creo que desde que empezamos siempre nos hemos sabido repartir muy bien el trabajo y tener muy claros los roles para que la función de cada uno apoye a la función del otro. Ese trabajo común, ese apoyo común y esa dirección compartida es lo que creo que es el punto más claro de la filosofía de la banda.

 

Vuestro próximo álbum: La Buena Suerte, sale el 26 de febrero. ¿Qué puedes adelantar de este trabajo?

Pues es nuestro disco más maduro. No, es broma, (ríe). La verdad es que ha sido un proceso impresionante. Empezamos a trabajar hace tiempo. Fíjate, en agosto del año pasado ya habíamos hecho esa primera toma de contacto con Manuel, que empezó a ser nuestro productor en ese momento, con Ídolos, Palabras y Mi vida sin mí.

Ha sido un proceso separado en varias partes, porque empezamos de una manera natural, después llegó el Apocalipsis y tuvimos que empezar ya con muchos temas terminados, con los bocetos muy listos y con muchísimas canciones. Luego durante el confinamiento tuvimos que elegir y ver qué tipo de canción podía faltar y lo que hicimos fue trabajar todo ese material a distancia. Esa fue la diferencia respecto a otros álbumes. Por supuesto, a nivel musical hay una evolución y creo que hay un salto bastante grande si lo comparamos con otros discos: este tiene una vuelta de tuerca más.

Hemos aprendido a trabajar a distancia, que fue al principio un quebradero de cabeza, pero después fue muy bonito porque en eso también está el aprendizaje. Primero esa dificultad y después, ya una vez que lo pillas, cuando vas ganando fluidez mola mucho. Después por suerte pudimos volver al local, trabajarlo todos juntos y grabarlo en Sonobox, en Madrid. Hemos intentado mantenernos un poquito al margen de todo lo que está pasando, al menos simplemente en lo artístico, para no impregnar de tristeza, o de ese color más gris, este disco que iba por otro lado. A nosotros nos ha salvado en estos meses muchísimo tener la suerte de trabajar en un disco como La Buena Suerte. Ha sido un salvavidas, básicamente.

En el pre-order del disco que habéis anunciado hace unos días por las redes sociales de la banda hemos visto que la noria va a ser la protagonista de la portada, ¿qué simboliza?

Es la primera vez que nos lo preguntan, de verdad que sí. Me hace ilusión, pero todavía no sé la respuesta, (ríe).

La noria al final es la vida, una metáfora de cómo en cada vuelta puede parecer que estás ahí, en el mismo sitio, pero ni eres el mismo, ni el mundo es igual y por supuesto que sigue girando estés triste, estés feliz, estés eufórico o estés cansado. La noria va a seguir girando y hay que intentar aprovechar, disfrutar, mirar el paisaje y que cada vuelta sea un viaje en el que uno aprende y en el que crece. Después cada canción tiene su símbolo y todos encajan entre ellos, porque todos van a parar al mismo sitio. Todos nacen en el mismo lugar y se van por el mismo lugar.

También estáis en varios carteles de cara a los festivales del verano de 2021: Weekend beach festival, Planeta Sound, Cabo de Plata…, ¿cómo creéis que serán estos encuentros musicales?

No tenemos ni idea, pero ojalá esté la cosa mucho mejor para entonces. Seguro que sí. Toco madera. Ya sea sentados, de pie, con mascarillas, vestidos de astronautas, no lo sé, pero sea como sea, va a ser con el mayor de los cariños y estoy seguro que todos los realizadores, los promotores y todos los trabajadores y trabajadoras de cada festival lo van a hacer con el mayor de los cuidados y con pasión. Nosotros igual, con muchísimas ganas de estar sobre el escenario, de tener ese contacto más distante o más caluroso con la gente, pero estar en el escenario y poder dar rienda suelta a las canciones y a la música, porque es muy necesario.

 

Los próximos conciertos del grupo serán en vuestra casa, el País Vasco, empezando por Vitoria-Gasteiz el 19 de febrero en la sala Kubik. Primer contacto antes de que salga el disco. ¿Cómo visualizáis ese momento de presentar en directo La Buena Suerte?

El disco se ha movido mucho en fechas. Al principio iba a ser en noviembre, pero vimos que iba a ser muy difícil comenzar una gira y decidimos pasarlo a febrero. A cambio habrá alguna sorpresita antes, no puedo decir más.

Va a ser especial porque vamos a presentar unos días antes de que salga La Buena Suerte. Serán las primeras ocasiones para poder escuchar esas canciones y es muy posible que se pueda conseguir el disco en esos conciertos. Hace un rato nos han comentado que quedan muy poquitas entradas y estamos encantados y super agradecidos, con muchísimas ganas de poner un pie en el escenario y tocar estas nuevas canciones.

¿Cuál ha sido el concierto de la banda que recuerdas con más emoción?

Muchos, (suspira), y en esta temporada me vienen muchos momentos a la cabeza. Este mismo año en el Price fue espectacular. Fue algo muy bonito. Por supuesto los Sonoramas, en la Plaza del Trigo o la última vez en 2019, en el escenario principal. Este último concierto se emitió en abril, a través de la plataforma del Sonorama, y se me cayeron las lágrimas porque pensaba: “¿esto lo hemos hecho?”. Miraba a mi pareja y le decía: “¡somos nosotros!” Fue super bonito. Son los conciertos que están más en el foco, que han sido más fáciles de ver porque eran multitudinarios, pero en la mitad ha habido muchos conciertos, como el de la Moon, en Valencia, que era la primera vez que estábamos y para nosotros fue una sorpresa y el ambiente fue espectacular. También El Veintiuno, en Huesca, que fue el último concierto que hicimos antes del confinamiento, un acústico muy íntimo y que se petó y estuvo precioso. Bueno, te digo acústico, pero me estoy acordando que al final acabamos todos loquísimos. Yo creo que cada uno de los momentos que hemos vivido, incluso los malos, también se echan de menos ahora.

 

¿Crees que la música que escuchamos dice mucho de quiénes somos?

No sé... sí. Yo creo que hay una conexión importante entre la cultura y el retrato, ya no solo a nivel personal, que también, sino a nivel social. Al final la cultura es el retrato de un pueblo y de su gente, y cuando hablo de la cultura hablo de la música, la pintura, la literatura y todo, absolutamente todo, pero también la música tiene ese punto emocional que igual no es solo lo que eres, sino también es lo que necesitas. Muchas veces una canción te abriga en el momento que necesitas que alguien te abrigue o te anima en el momento que necesitas venirte arriba y bailar, aunque sea en casa sin que nadie te vea o en una discoteca petada de peña, que ojalá se pueda pronto. La música muchas veces te da lo que necesitas y te complementa emocionalmente.

 

¿Algún disco o canción que tengas en bucle estos días?

Sí, Aurora. Es una chica noruega y llevo dos o tres semanas flipándomelo. Es muy Björk en algunos puntos, pero con un toque místico también muy marcado que te puede recordar a Enya, con unas bases electrónicas brutales muy modernas y con ese punto escandinavo de “todo muy perfecto”, pero con mucha alma, porque ella canta que flipas. Y después de las bandas de aquí, hay muchísimas que me flipan. Arde Bogotá es una banda que me encanta, que es muy joven, pero que tienen un presente muy chulo y que van a tener un futuro que va a ser tremendo. Jorge Marazu también es un artista que me encanta. Hay muchísima gente buena en la escena española, y que siga así. Tiene pinta de que va a seguir así.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram