dod letter

Entrevista a Peces Raros: "El artista que no se transforma probablemente tenderá a estancarse"

[kkstarratings]

Peces Raros (2023)

Con la seguridad que les da saberse una de las propuestas más originales del hemisferio sur en la actualidad, Lucio Consolo y Marco Vieran, responsables directos de Peces Raros, ponen rumbo a nuestras tierras a fin de clavar la bandera de su inclasificable y ecléctico sonido en distintas partes de la geografía española a lo largo del presente verano. El dúo platense cuenta con una nada desdeñable base de fieles adeptos en sus filas que han atestiguado desde sus orígenes la evolución de la formación, pasando de unas miras directas al rock de tradición hasta migrar finalmente a un corte industrial que le hace ojitos al techno y a la electrónica más oscura. 

Con DOGMA (Gonna Go! Discos, 2021), la dupla argentina ha roto las estáticas barreras estilísticas del rock y han logrado dar con su mejor sonido, fruto de un bagaje experimentado y libre de prejuicios que ahora ponen a nuestro servicio con su inminente llegada al enclave del Festival Río Babel 2023 el próximo 30 de junio. Con motivo de su primera vez en nuestro país charlamos con Peces Raros, quienes tienen a bien recibirnos desde el otro lado del charco para desvelarnos los encantos que se esconden detrás de su singular proyecto.

Entrevista a Peces Raros

 

Me consta que Peces Raros se origina en la facultad, cuando Marco y Lucio se conocen. ¿En qué momento os dais cuenta de que la banda deja de ser una idea utópica de unos chavales universitarios y se termina convirtiendo en un proyecto de vida?

Efectivamente, la banda se conforma gracias a un cartel que puse en la facultad, algo que se hacía mucho para armar o intentar armar proyectos. Ese ámbito facultativo a nosotros nos dio un montón, nos permitió explorar, experimentar y aunque sea en pequeños bares o pensiones, también encontrar nuestro público. En ese sentido, la banda fue un proyecto de vida desde el minuto cero. Arrancamos tocando en cualquier lugar que se nos ofrecía, desde fiestas facultativas, bares que nos daban el espacio, hasta casas de amigos, y así fuimos construyendo nuestra historia.

El momento en el que realmente sentimos que la cosa “despega”, por así decir, es cuando comenzamos a dar pasos en una dirección que nos estremecía, que te hace invariablemente mirar hacia atrás y, con esa distancia, comprender lo recorrido. En nuestros comienzos, por ejemplo, el simple hecho de lograr llenar un bar fue una locura para nosotros, después lograr llenar un club, y así sucesivamente. El 7 de octubre vamos a hacer por primera vez Estadio Obras en Argentina, y ahora estamos a punto de aterrizar por vez primera en España, y la sensación es esa, la de mirar de afuera y sentir que todo esto es un delirio.

¿Cómo es llevar la banda entre dos? ¿Repartís vuestras tareas dentro de la misma?

La verdad que eso es algo que se constituye en el campo de la praxis. Siempre vamos alternando y configurando el trabajo hasta que éste va tomando forma. En el día a día estamos componiendo, produciendo, arreglando, escuchando nueva música, corrigiendo, buscando referencias, y viendo hacia dónde dar el paso que sigue. Después, contamos con un gran equipo que nos acompaña en las decisiones que tomamos y potenciar aquello que nosotros entendemos como la dirección idónea.

Os venimos escuchando recientemente con vuestro último álbum de 2021, ‘Dogma’, que definitivamente se siente como un quiebro muy notable en vuestro registro.  ¿Con qué historias diríais que se pueden encontrar los oyentes en ‘Dogma’, y qué ha cambiado exactamente en vuestro hacer con respecto a vuestros anteriores aportes?

'Dogma' es un disco que combina nuestra fuerte influencia de la música electrónica (como es el Progressive House, el Techno, el Acid House, el Ambient), las influencias que traemos más ligadas a la canción y al rock, con algo que cazamos del paisaje de la música urbana y el pop. Para nosotros fue un disco de profunda transformación porque trabajamos para que las canciones resultaran con mayor nitidez. Esto implicó que nos alejáramos del pulso raver que tanto imperaba en producciones anteriores, por ejemplo. Ese esfuerzo por abandonar lugares más ligados a la pista de baile nos permitió acercarnos a otros sonidos, a otros paisajes, a otras emociones. Obviamente, está presente esa cosa dance, porque la llevamos impresa, pero lo que sí sucede a diferencia de discos anteriores, es que la canción no está a disposición de la electrónica sino la electrónica a disposición de la canción.

De hecho, la electrónica lo cambió un poco todo en vuestro estilo, tan pronto como ésta irrumpe en el mismo. ¿Qué diríais que posee este tipo de música que cuadra tan bien con aquello que Peces Raros buscan contarnos?

Creo que eso fue sucediendo por un interés estético ante todo. Nosotros veníamos de una formación académica tradicional y de escuchar rock, y de repente encontrarnos con la música electrónica fue un cambio total de paradigma. Era un universo por explorar, donde podíamos ponernos a jugar con todas nuestras influencias en un contexto totalmente distinto. Eso derivó en que comenzásemos a interesarnos en las máquinas, en aprender a producir electrónica, en hacer de DJ’s en fiestas; todo lo necesario para la comprensión del lenguaje y sus recursos. Y eso fue dándole forma a una manera de componer ligada a ese mundo, pero que a su vez sigue teniendo un pie dentro del rock.

¿Qué tal acepta el público este tipo de transiciones?

Mi sensación es que hoy en día hay toda una generación que está, no sólo dispuesta a tolerar los desplazamientos estilísticos, sino que además está ávida de ello. Obviamente, en el arte todo es pendular y lo que hoy es sí, mañana puede ser no, y viceversa. Pero también sucede que el artista que no se transforma probablemente tenderá a estancarse.

Otro gran paso en vuestra trayectoria reciente y en vuestra apertura de estilo fue vuestra colaboración con Trueno. ¿Qué supuso para vosotros que este artista tan mediático se interese por vuestro trabajo?

La verdad es que nos pilló totalmente por sorpresa. Para nosotros la colaboración con Trueno significó un maravilloso desafío artístico. Nos parecía súper interesante hacer convivir dos universos musicales tan disímiles como lo es el nuestro con aquel que habita Trueno. Y lo que terminó sucediendo tanto en un sentido musical como humano fue totalmente fluido y orgánico. Nos juntamos en el estudio, grabamos voces, grabamos sintes, trabajamos duro y de repente teníamos una versión totalmente nueva. Con nuevas estrofas, nuevas partes, nuevos sonidos. Congeniamos muy bien y eso creo que se acabó trasladando también a la música.

Quien sí que es casi ya “un tercer pez raro” es vuestro productor Juan Stewart, que a lo tonto se ha convertido en un asiduo y en un habitual detrás de vuestro sonido.

Con Juan empezamos a trabajar en nuestro segundo disco, 'Parte de un Mal Sueño', y desde aquel entonces nunca dejamos de trabajar con él. En ese disco él fue el productor musical, como también lo fue posteriormente, en 'Anestesia' y 'Dogma'. Confiamos plenamente en él, hasta el punto de poder dirimir entre todos aspectos relativos al orden y a lo estético. Ante todo, hay una metodología y un criterio compartidos en lo referente a lo sonoro y a la producción, pero desde el plano más humano también hay una afinidad que deriva en una relación estrecha.

Recientemente también nos habéis entregado un nuevo tema, titulado 'En Efecto'. ¿Hasta qué punto puede reflejar la línea que marque un nuevo trabajo de Peces Raros en el futuro?

Si nuestro disco 'Dogma' significó para nosotros una vuelta a la canción y una lejanía de la rave,  nuestro nuevo single 'En Efecto' ha significado todo lo contrario. Hacer ese tema fue volver directos a la noche, con sonoridades propias del techno más melódico, con atmósferas nocturnas, con guitarras lejanas, con todo eso que también nos encanta y que está más relacionado con la fiesta de electrónica. Pero en relación a si es una ventana a nuestro nuevo trabajo, la respuesta sería no. Si bien ya estamos trabajando en nuestro nuevo disco, aún no tenemos las palabras indicadas para adjetivar lo que estamos haciendo.

Por último solo queda mencionar que en España tendremos la ocasión de veros por primera vez en nuestro país este verano a través de varias citas, siendo la primera de éstas el próximo 30 de junio en el Festival Río Babel.

Efectivamente, es nuestra primera visita a España, y honestamente estamos muy expectantes de poder tocar allí. Además, poder tocar en festivales de ese calibre es un honor para nosotros. Nos gusta creer que estamos en un gran momento de intercambio cultural y artístico y se siente que hay más vínculos y más cercanía. Aquí en Argentina se tiene en muy alta estima la movida artística de España, y de hecho muchos festivales que se realizan aquí cuentan con exponentes de la movida española a nuestro entender.

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram