dod letter

Entrevista a Merina Gris: 'lo que queremos es dar importancia al contenido, a las canciones y a la música'

[kkstarratings]

Merina Gris (2022)

Hace unos días tuvimos la oportunidad de mantener una breve charla con Merina Gris, una de las formaciones más sorprendentes de la escena actual en Euskadi.

El trío donostiarra publicó el pasado viernes su disco debut Zerua Orain, un álbum que incluye referencias de pop y electrónica tan emocionantes como Purity Ring, CHVRCHES o Perfume Genius, y lo estarán presentando en las próximas semanas en ciudades como Bilbao, Iruña o Vitoria-Gasteiz.

Os invitamos a conocerles un poco más a través de la siguiente entrevista que fue recogida justo antes de la publicación de Zerua Orain.

Entrevista a Merina Gris

 

No os que nada para publicar el disco… ¿hay nervios?

Paskal: Si, si… ¡un poco de nervios si que hay la verdad! (risas)

¿Habéis dejado algo para última hora?

Julen: Si… y no. (risas). Nos falta un ensayo por hacer antes del primer concierto y hay una movida que queremos hacer en el bolo, que es de última hora, pero bien, todo va bien. La sensación es de que si hemos dejado algo por ahí, pero en realidad está todo controlado.

En bandas noveles como vosotros, la pregunta es obligada: ¿Cómo os conocisteis y con qué intención empezasteis este proyecto?

Julen: Los tres somos de Donostia, así que todos nos conocíamos más o menos, aunque nunca habíamos interactuado en persona.  Aún así, compartíamos entorno social y sabíamos que todos estábamos en el mundo de la música.

Pascal y yo empezamos a vernos hacia 2016/2017, porque compartíamos gustos musicales, y nos dimos cuenta que hablábamos siempre de un sitio que no existía a nuestro alrededor. No nos encontrábamos representados al 100% en nuestra realidad artístico-social.

A Sara la conocimos un poco más adelante. Esto no se si lo hemos contado alguna vez, pero en ese momento estábamos buscando cantante y, como sabíamos que Sara tenía mucha experiencia en el mundo de la música y que conocía a mucha gente, le pedimos un poco de ayudar para encontrar a alguien que pudiera encajar en el proyecto. Después de unos días sin saber nada, ella me dijo… ‘Si te soy sincera, creo que yo soy la persona más adecuada’. (risas)

Yo no le había propuesto nada a ella porque sabía que estaba liada y tal, pero fue como …¡wow! ¡Pues cuándo quieras!

Paskal: Eso fue después de hacer bastantes pruebas, ¿eh? Al final, bien por nosotros o bien por la otra persona, nada terminaba de encajar. Y es lo que ha dicho Julen, fue preguntarle a ella y ofrecerse. ¡Fue la hostia!

Todo esto fue durante la pandemia, ¿no?

Julen: Si, eso es. La verdad es que nos da la sensación de que Merina Gris existe desde mucho antes, porque desde el primer momento que empezamos a compartir música ya sentimos que había un proyecto detrás. Pero si, todo se materializó en plena pandemia y el primer tema llegó cuándo estábamos confinados… así que la canción se publicó en octubre de 2020.

En la hoja de promo dice que todos teníais experiencia previa en la industria musical, Sé que os gusta el anonimato, pero… ¿podéis decirme contarme algo en relación a esto?

 Julen: Es verdad que tenemos experiencia previa. Cada uno la suya y muy diferente,   pero tampoco contamos cuál por esto del anonimato (risas). Yo soy el más mayor y por eso a lo mejor tengo algo más de experiencia, pero los tres hemos trabajado en ello… cada uno a su manera.

Paskal: Al final todos nos movemos en el mismo entorno, así que si vas a tomar algo siempre te encuentras con otros músicos y nos conocemos casi todos.

¿Cómo trabajáis las nuevas canciones?¿Cómo distribuís el peso de cada tarea?

Paskal: Julen es el que trae la ideal principal o la proto-canción y también el que se encarga de la producción. Juntos hacemos la estructura de la canción… pero es el quien lleva el peso artístico, así que lo cuente Julen mejor (risas).

Julen: A ver, es verdad que el que más produce soy yo, pero siempre lo hago en pareja con Paskal. Aunque las ideas salgan un poco más de mi, siempre es un constante toma y daca…  Por cómo conocimos a Sara, hasta ahora hemos funcionado llevándole la idea un poco más hecha a ella y luego adecuando todo a su voz. Al final, por mucho que tengamos una idea, hasta que no entra Sara en la ecuación… La verdad es que puede cambiar mucho la canción por temas vocales y, sobre todo, por temas de feeling. Buscamos que sea algo que nos represente a los tres.

En lo no musical, Paskal también se encarga de todo lo significa llevar una banda a nivel ‘empresa’. Por su experiencia, también es el que lidera la parte más visual de los vídeos y la puesta en escena del grupo.

Aunque no soy muy fan de las etiquetas y siempre me resulta muy complicado definir así a un grupo, se podría decir que Merina Gris se acerca a un pop de nueva a ola con referencias a CHVRCHES, Perfume Genius, Purity Ring... ¿Cómo lo definís vosotros?

Julen: Es verdad que se dice mucho y no queremos caer en tópicos… pero ‘chupamos’ de muchas cosas. Hay muchos artistas que nos influyen a muchos niveles… nos fijamos mucho en lo que nos hacen sentir, en su estética, en cómo publican su música, sus letras, etc.

A mí personalmente, Jamie xx es alguien que ahora mismo me influye mucho. Por otro lado, aunque la música pueda distar un poco más, también nos influyen otros artistas como The xx u otros más pequeños como Jim Dawson.

El primer sentimiento que tuve cuándo escuché vuestras canciones fue de nostalgia y melancolía. ¿Crees que esto es sinónimo de la Generación Z?

Julen: Si… es un poco transversal y el mensaje es auto-referencial casi siempre. Somos nostálgicos, estamos o hemos estado jodidos alguna vez… Ese sentimiento de amargura poética es también el que tenemos de alguna manera como persona, hablo por mi al menos.

¿Cuál es vuestro objetivo como banda... el objetivo más elevado?

Julen: A nivel general y un poco ambiguo, conectar con la gente, claro. Esto empezó como un proyecto de alguien que no se sentía 100% representado con lo que le rodeaba, así que a partir de ahí nos gustaría ampliar el círculo y que se metan dentro más personas, más artistas… con todo lo que eso implica. Nos gustaría que cada vez nos escuchara más gente, tocar en más sitios… y crear de forma natural una comunidad.

Y luego, tener un nivel que nos permita vivir de esto y que nos deje llevar a cabo lo que artísticamente tenemos en la cabeza, sin sufrir en lo económico y tampoco en un esfuerzo gigante. Ahora lo tenemos que compaginar con nuestros trabajos y es algo que dificulta mucho las cosas. Puede que este no sea el objetivo más bonito y romántico, pero es necesario.

Paskal: El resultado que hemos logrado con los recursos que hemos tenido … nos hemos quedado muy agusto, pero ha sido una pechada inmunda, la verdad. Al final, apenas tienes medios y tienes que pedir favores a todo el mundo. Creo que a todos nos gustaría que de ahora en adelante fuera un proyecto viable a todos los niveles.

¿Por qué habéis decidido el anonimato para este proyecto? ¿Lo llevaréis también a vuestros directos?

Julen: La movida empezó porque, al tener un contexto musical y haber pertenecido a otros grupos, nos daba mucha pereza que se diera más importancia a de dónde venía cada uno, más que a la propia música.  Queremos que se de importancia al ‘qué’ y no al ‘quién’.

Es verdad que, como consumidores de cultura, nos interesa mucho saber del emisor o la emisora para entender su obra… pero muchas veces, creo que sirve para tener prejuicios o crear falsas autoridades. Lo que queremos es dar importancia al contenido, a las canciones y a la música.

A su vez, el rollo del anonimato también es divertido y muy cómodo. Abrirte a la gente con la cara tapada es más fácil… las cosas como son. Es algo que nos está gustando llevarlo a cabo y que está dando más fuerza a la figura del autor.

En directo no sé si estaremos todo el rato tapados o qué… pero la verdad es que no tenemos fecha para dejar de hacerlo y nos gustaría seguir con ello.

¿Por qué decidisteis hablar con Ed Is Dead para la producción del disco?

Paskal: La opción de hacerlo con Ed Is Dead nos llego por un amigo también artista, que había trabajado con él en Madrid. Nos los recomendó y sólo con mandar un mail, el primer feedback fue ya increíble. Durante el disco ha sido un apoyo fundamental a nivel sonoro y también a nivel colega. Ha sido casi como un profesor.

Julen: La verdad es que es un tío súper didáctico y es de la filosofía de la enseñanza compartida, creo yo. Hay gente que no enseña nada y él es todo lo contrario. Además, es una persona muy humilde que te trata como si fuera gente de su nivel… y es surrealista, la verdad. Hay cosas que hemos peleado artísticamente, pero luego dices…¡qué hago yo discutiendo algo con este tío!

Paskal: Además, creo que desde el primer minuto nos hizo ver todo desde otro punto de vista… y gracias al hemos avanzado bastante.

 

Tengo la sensación de que sois muy perfeccionistas no sólo en la música, sino con todo lo que rodea al proyecto, ¿no? Cuidáis toda la estética que rodea a vuestros lanzamientos: portadas de los singles, fotos de promo, videoclips, redes sociales... ¿Es una ‘manía’ de alguien de vosotros específicamente o un poco de todos?

Julen: La verdad que nosotros consumimos la música de esa misma manera. Somos conscientes de que es algo importante, pero no es algo que salga de manera forzada o racional… sentimos que lo tenemos que hacer así.  Simplemente intentamos ser el grupo que nos gustaría ver o escuchar.

También tenemos un punto enfermizo y obsesivo que nos ha pasado factura, y es una putada porque el nivel de auto-exigencia es muy alto y hay que saber cuándo relajarse. Es un círculo vicioso… nos fijamos tanto en todo, que después de haber metido tantas horas en una canción, no puedes dejar de tener ese cuidado en el vídeo.  No es algo impostado.

Paskal: Desde el minuto uno teníamos pensado cómo iba a ser el proyecto. Sin intentar hilar tan fino en absolutamente todo, nos gusta lo de ser multi-disciplinar y cuidar todo lo que rodea una canción: vídeo, fotos, …

Julen: Además, creo que nos complementamos todos muy bien. Sara, por ejemplo, es el equilibrio emocional, pero también piensa con mucha claridad. Cada uno del grupo pone más fuerza en determinados puntos.

A pesar de ser una rara avis en la escena vasca y gustaros el anonimato, si que tenéis mucho contacto con otros músicos, ¿no? ¿Cómo creeis que encaja Merina Gris en la escena actual?

Paskal: Yo creo que cada vez salen más proyectos de nuestro rollo… más interesantes para nosotros, al menos.

Julen: Si, yo creo que ahora hay más bandas que además de gustarnos, nos representen a otros niveles. Tenemos muchos amigos, sobre todo por lo andado, y esto es muy pequeño… es gente que conocemos de hace muchos años y mola llegar a un punto en el que ves que puedes colaborar con ellos. Aunque a nivel sonido o escena no nos sentíamos muy representados cuándo empezamos la banda, a nivel forma de pensar o mensajes, si que me sentía muy representado con otra gente. La esencia es lo que nos une.

Debutasteis en 2020 con Besteek Zer... ¿Qué ha pasado desde entonces y cómo veis el futuro de cara a 2022?

 Julen: Yo estoy en un punto en el que muchas veces digo… ‘¡si me lo llegan a decir, no me meto aquí!' (risas). Ha sido un trabajo muy duro, sobre todo el final. Cuando nos hemos puesto a llevarlo todo al directo, siendo una música muy ‘de ordenador’ y queriendo tocarlo todo como una banda, se nos han abierto muchas posibilidades. Ha sido agotador…

Ahora mismo estoy muy ilusionado, pero por otro lado estoy muy cansado… así que necesito recoger los frutos de todo lo que hemos trabajado.

 

Próximos conciertos de Merina Gris

  • Marzo 12 - Donostia - Dabadaba
  • Marzo 19 - Gernika - Gernikako Lekuek Festibala
  • Abril 07 - Arrasate - koolturekintza
  • Abril 13 - Gasteiz - Kubik
  • Abril 28 - Bilbo - Sala bbk
  • Abril 29 - Iruñea - Rockollection

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram