Entrevista a... Manuela Vellés

25 enero, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Manuela Vellés (2019)
Redacción y Foto: David Moya

Hace frío estos días en Madrid, quizás demasiado, o al menos el suficiente como para que el cuerpo se destemple y entrar en una cafetería resulte agradecido.

Allí, con un vaso de té que todavía echa humo entre las manos, me está esperando alguien a quien jamás pensé que entrevistaría. Manuela Vellés, más conocida por su faceta como actriz, sorprendía sacando un disco titulado Subo Bajo en el mes de octubre.

Su primer trabajo está dotado de gran variedad y en él se pueden ver muchos matices que surgen de otras músicas. “El disco en sí es un poco lo que es la vida, con extremos emocionales y altibajos profesionales y personales. Hay canciones introspectivas y otras más gamberras, las he ido alternando para vivir la montaña rusa que para mí representa la vida.” Todo esto lo podemos hablar ahora que el disco existe, pero para ello hay un proceso previo siempre del que pocas veces se habla, pero hay que pararse y reflexionar sobre cómo ha nacido todo: “lo primero era hacer que las canciones existieran, porque yo las tocaba, pero para que existan tienen que estar grabadas y tenía que congeniar con los encargados de llevarlo a cabo. Al final fueron Edgar Beltri y Mario Patiño, a los que les expliqué con emociones los instrumentos que quería que sonaran y lo entendieron.” Pero de esa sintonía con los productores no solo nace el disco, si no que le presentaron también a Adriá Salas, cantante de La Pegatina, y surgió una colaboración.

Escuchando con atención las letras del disco se puede intuir que Manuela es una persona muy sentimental y se abre en canal a la hora de escribir. Yo creo que le debe resultar más difícil que actuar, porque al fin y al cabo, allí se puede esconder detrás de los personajes pero aquí es ella misma. Estoy equivocado. “Me resulta más fácil ser yo misma en realidad. Al final lo más importante es lo natural y hacer personajes que se alejan de ti es más complicado porque los tienes que defender con la misma verdad y no les conoces tanto”.

Como mujer nueva en la industria de la música, le pregunto si ha sufrido ya ese machismo que sobrevuela el mundillo: “soy muy nueva en la música como para hablar de ese mundo. Te puedo hablar como actriz, y allí sí que me he encontrado con que muchas veces las tramas más importantes recaían en hombres”. Todo eso en lo profesional, pero en lo personal leí hace unos meses una entrevista en la que le preguntaban por la maternidad y creo que ese tipo de preguntas se deben erradicar ya, pero se siguen haciendo. “Ahora soy consciente de eso, pero antes no. Antes me preguntaban mucho por mis trucos de belleza y me fijaba en las respuestas de otras, pero ahora digo la verdad. Si la verdad es que me lavo los dientes, me seco el pelo y salgo corriendo, pues esa es la realidad”.

“Te puede emocionar una película durante dos horas, pero cuando te emocionas de verdad es cuando aparece la música y es capaz de llevarte a ese lugar”.

El 8 de febrero estará en la Joy Eslava de Madrid y el 19 en Luz de Gas en Barcelona, pero no ha pensado en festivales de momento; aunque su sonrisa me hace intuir que algo me oculta. No se plantea dejar nunca las tablas para dedicarse íntegramente a la música. Pero la música le emociona mucho, quizás tanto como a mí, tanto que la ve como una necesidad de expresión. La música es lo más mágico que hay. Te puede emocionar una película durante dos horas, pero cuando te emocionas de verdad es cuando aparece la música y es capaz de llevarte a ese lugar”.

Se presta a que le haga alguna foto, me cuenta que está compaginando la promo con el rodaje de una serie para Netflix y que hoy solo ha podido recibirme a mí. Me siento afortunado por ello por lo interesante que me ha resultado el mundo interior de Manuela y lo reconfortante que es encontrarte con gente así; totalmente transparente. Pero es que al fin y al cabo eso es lo bonito de la vida, encontrarte con gente que te mira a los ojos y te habla con el corazón en la mano; sin ninguna maldad. Me coloco mi abrigo y mi mochila, me despido y, aunque mi cuerpo sabe que tengo que volver a enfrentarme al frío, mi cabeza va pensando que ha merecido la pena pisar la calle esta mañana.

MÚSICA RELACIONADA

Amarro Ferreiro

Entrevista a Amaro Ferreiro

19 febrero, 2020
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram