dod letter

Entrevista a Las Odio: "Ser combativas es nuestro estado natural"

[kkstarratings]
Las Odio (2023)
Foto: Carmen Morago

Directas y al pie, las chicas de Las Odio no requieren de un excesivo número de temas nuevos para volver a hacer gala de su emblemática sorna y de sus ácidas letras, sino que con lo justo ya tienen a bien recordarnos a todos los presentes lo bien que suenan cuatro verdades bien dichas a la cara. En el caso de Presente Perfecto (2024), su nuevo trabajo, más bien son seis las mordaces dagas que Paula Jiménez, Sonsoles Rodríguez, Ágata Timón y Amanda Palma arrojan sobre nosotros, poniendo los puntos sobre las íes y demostrándonos que tras casi un lustro envueltas en otros proyectos, cambios en la formación y diversas faenas paralelas, su propuesta sigue tan vigente como hace ya casi una década –cuando tuvieron la deliciosa osadía de comenzar a exportar un estilo riot girrrl a la escena indie, que ha terminado marcando e influenciando a muchos proyectos posteriores. Haciendo gala de su condición obrera, Paula y Sonsoles nos hacen un hueco entre compromisos laborales y personales para charlar sobre su regreso, contarnos cómo han influido estos años en su nuevo contenido y reivindicar la necesidad de seguir avanzando en materia de visibilidad.

Entrevista a Las Odio

 

‘Presente Perfecto’ nos llega después de bastante tiempo de silencio por vuestra parte, aunque paradas no habéis estado.

Sonsoles: La verdad es que a pesar de que nuestro último disco saliera en 2019, que con la pandemia por en medio queda ya tan lejos, no hemos parado de sacar cosas, como ‘Cambio a Peor’ o ‘Conjuro/Maldición’, y de trabajar bastante en muchos proyectos. Desde entonces continuamos componiendo, hasta el día de hoy que nos terminamos topando con seis canciones únicas de las que particularmente nos sentimos muy orgullosas y que para nosotras tenía mucho sentido aglutinar en un mismo disco.

 

¿Sentís que los acontecimientos vividos en estos últimos años han acrecentado vuestro lado combativo?

Paula: Bueno, es que ser combativas es nuestro estado natural [risas]. No es una condición a la que nos sintamos atadas o que venga necesariamente influida por una circunstancia eventual, sino que forma parte de nuestra naturaleza y por tanto es algo que se termina viendo reflejado en nuestras canciones. No viene impuesto ni determinado por el exterior, necesariamente, sino que nos sale solo. Lo que sí tratamos de hacer es abarcar temas que a priori son densos o trascendentes desde un punto de vista más ligero y a partir de canciones que inciten a bailar, sacando así los demonios fuera y ayudándonos a procesar ciertos problemas desde otra óptica.

Con esta premisa, ya no sabe uno si lo de 'Presente Perfecto' va con optimismo o con sorna.

Sonsoles: Un poco de ambas, diría yo. Pero sí, creo que estas canciones están escritas desde un optimismo necesario. Ese que requerimos para hacer frente a situaciones de desasosiego y con la que poder enmendar esa sensación de fracaso y derrota constante en la que muchas generaciones sienten que viven de forma permanente, con tantos frentes abiertos y luchas que pueden en ocasiones hacernos sentir paralizados o pequeños. Sentimos que con este disco lanzamos una invitación a compartir y vivir de forma colectiva esos pesares, que pueden y son comunes, pero junto a tus amigas se llevan mucho mejor.

Paula: Ya que no podemos hacer mucho por cambiar ciertas cosas, vamos a transformar nuestra realidad y a mover el culo.

¿Qué diríais que es lo que ha alimentado este renovado optimismo?

Paula: Lo más importante para la banda durante este tiempo ha sido tener la oportunidad de cuidar de nosotras mismas y poder tomarnos nuestro tiempo a la hora de hacer las cosas a nuestra manera. La clave ha sido no tener esas prisas y urgencias externas que tal vez otras bandas sí sufren. Sentirte forzado a crear cuando no tienes nada relevante que aportar y solo por la mera necesidad de alimentar el algoritmo o recordarle al mundo que existes es algo que no va con nosotras. Esto, por ejemplo, lo vimos muy evidenciado durante la pandemia, donde tuvimos la oportunidad de reflexionar mucho sobre la continuidad de la banda y el sentido que tenía la música dentro de nuestra vida. No nos veíamos capacitadas ni de ofrecer conciertos con la audiencia sentada ni tocar de forma telemática, porque no eran contextos que acompañara en absoluto nuestra propuesta, y creo que fue un tiempo de parón que nos vino bien para entender nuestro lugar y lo que queríamos hacer a partir de entonces.

¿Se os hizo muy cuesta arriba ser una banda auto-editada durante este tipo de crisis?

Paula: Teniendo en cuenta que nunca hemos tenido la oportunidad de llevar otro tipo de gestión, no te sabría decir. Sí que recuerdo un momento muy concreto en el que, como banda, se nos dispuso la oportunidad de plantearnos seriamente vivir de la música. Pero claro, como te decía antes, esto nos hubiera llevado directamente a un ritmo de trabajo y publicación del todo inviable para nosotras. Apostamos por la autogestión, por depender de nuestros propios ritmos y por ir aprendiendo sobre la marcha, aunque también hemos contado con agencias de comunicación que nos han hecho la vida bastante fácil en ese sentido, como Desvelo o Lume!, que han sumado mucho a nuestra propuesta sin exigirnos una comercialización tan directa de nuestro trabajo. Nunca hemos echado de menos pertenecer a una discográfica, francamente.

 

Hablabais antes de poner problemas en común a través de vuestra música, y la verdad es que por desgracia 'Autoexplotación' parece la banda sonora de mi semana, ahora mismo.

Sonsoles: Vaya, ya lo siento [risas]. La verdad es que es un lugar común que, tristemente, nos toca a todos. No hay más que abrir la agenda y en seguida una entiende y recuerda de dónde vino la inspiración para esta canción. Es un reflejo del contexto en el que vivimos y la confirmación del triunfo del capitalismo más atroz. Ese que nos golpea con la culpa y la eterna responsabilidad de estar a la altura de unas determinadas metas, no necesariamente solo laborales, que uno mismo se marca.

Paula: Lo bueno de la música es que te ofrece la posibilidad de cantar y bailar contra todo aquello que te oprime y te da miedo, así que canciones como éstas son nuestra manera de verbalizar y compartir nuestros particulares demonios. Es, evidentemente, algo muy terapéutico, y si encima gustan y la gente se siente reflejada e identificada con ellas, pues ya es catarsis total.

 

Al igual que tantas otras personas, yo os conocí con la popular 'Indiespañol'. ¿Creéis que el tema podría ser escrito a día de hoy, a pesar de que tenga ya seis años?

Sonsoles: Bueno, es cierto que en cuanto a presencia femenina en escenarios se han hecho muchos cambios a mejor, eso es evidente. Pero a pesar de la notable evolución que estamos viviendo, no perdemos la ocasión de recordarnos que nosotras mismas pertenecemos a un colectivo privilegiado, en tanto al hecho de ser mujeres blancas. Se ven más bandas de chicas tocando en festivales y haciendo giras que nunca, sí. Pero son grupos de mujeres blancas y normativas bajo un patrón muy concreto. Con esto quiero decir que todavía queda mucho trabajo por hacer y muchos colectivos a los que darles voz y espacio. Es genial haber conquistado ciertos derechos, pero eso no es incompatible con seguir luchando. Los logros alcanzados no se deben quedar aquí.

 

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram