dod letter

Entrevista a Lankum: "El vínculo emocional que nos une a estas canciones fue suficiente para justificar su elección"

[kkstarratings]
Lankum (2023)
Foto: Sorcha Frances Ryder

El sinuoso mecer del mar y sus insondables caminos trazan líneas no visibles de conexión entre países y continentes del mismo modo que lo hacen las canciones pertenecientes a False Lankum (Rough Trade Records, 2023), el nuevo trabajo del cuarteto irlandés Lankum. Y es que, tal y como nos cuentan Daragh Lynch y Cormac Mac Diarmada, miembros de la banda, el mar ha actuado como pegamento inconsciente en las doce pistas que han conformado su tercer LP, siendo el escenario casual de las mismas y conformando un trabajo fundamentado en la reversión de diez canciones de corte tradicional y la inclusión de dos pistas originales.

Un trabajo inmersivo espectacular que, nuevamente, nos ha servido para confiar en el papel único que la banda natural de Dublín juega en la escena actual, confirmando nuestros deseos de imaginarnos a sus respectivos miembros formando parte de una hipotética banda sonora cinematográfica de aquí a un tiempo y rindiendo tributo al sinfín de historias que se ocultan detras de esas letras milenarias que ahora acontecen una segunda vida gracias a la labor de los mencionados. Sobre éste y otros asuntos hemos podido charlar telemáticamente con los citados, Daragh y Cormac.

Entrevista a Lankum

 

Con ‘False Lankum’ le dais por fin continuación a vuestra trayectoria tras el aclamado ‘The Livelong Day’. ¿Sentís que el proyecto está cada vez más asentado y que os aproximáis más que nunca al sonido que perseguíais?

Daragh: Sí, sin duda, aunque también es cierto que la mayoría de elementos que empleamos en este nuevo disco son los mismos con los que llevamos trabajando desde nuestro primer álbum. Tal vez en esta ocasión la experiencia haya hecho su papel y ésta nos haya permitido encontrar la intensidad que siempre habíamos querido que nuestro sonido tuviera. También ha habido un gran trabajo por parte de nuestro productor, quien se ha encargado de maximizar nuestras intenciones y alcanzar nuevas atmósferas, más particulares y especiales.  

Cormac: Tal y como yo lo veo, esto ha sido una carrera de fondo en la que hemos progresado de forma lenta pero continua. Y lo que más aprecio de nuestra evolución es que aún se pueden encontrar líneas paralelas entre este trabajo nuevo y nuestro primer disco que sacamos hace como nueve o diez años.

Un nuevo álbum que, precisamente, está compuesto de diez canciones tradicionales y dos originales. ¿Qué criterio seguisteis para elegir esas canciones a versionar?

Daragh: Pues entre esas versiones hay un poco de todo… Canciones que han formado parte de nuestro bagaje musical desde siempre, canciones que han sido descubiertas como fruto de nuestra inquietud e investigación... De hecho, llevábamos años tocando en nuestros directos ‘Go Dig My Grave’, y se sintió natural el hecho de incluirla en un álbum con este formato y que, además, fuera el single principal del mismo. En cuanto al criterio que seguimos, diría que simplemente nos dejamos llevar por lo que éstas significan para nosotros. El vínculo emocional que nos une a estas canciones fue suficiente para justificar su elección. A partir de ahí, trabajamos la conexión que podía existir entre un corte y otro y le dimos forma al álbum.

Y en ese momento de selección, ¿descubristeis algo que no conocíais sobre las canciones escogidas?

Daragh: Realmente, sí. Fue concretamente con ‘Clear Away in the Morning’, la cual no es exactamente una canción tradicional del todo. Yo pensaba que sí lo era, pero tan pronto como nos pusimos a versionarla, busqué información sobre la misma y comprobé que estaba originalmente compuesta por Gordon Bok, en los años ochenta. Bok es un cantautor de Nueva Inglaterra contemporáneo, experto en hacer canciones que, anacrónicamente, recuerdan de una forma muy evidente al estilo de canción tradicional al uso, de ahí mi confusión. Pero la canción nos gustó tanto que decidimos conservarla.

Cuando se trata de hacer versiones modernas de música tradicional, siempre están los detractores y puristas que se toman todo como un sacrilegio. En vuestro caso, ¿os preocupó esto a la hora de embarcaros en este proyecto?

Cormac: Bueno, creo que con los años nos hemos ganado que la gente entienda bien nuestra forma de hacer música y comprendan que todo lo que hacemos nace desde una posición de amor absoluto y respeto. Me viene a la cabeza, por ejemplo, nuestra canción ‘The Wild Rover’, sacada de nuestro anterior álbum, la cual creció en popularidad bastante rápido y se percibe de forma bastante obvia como una mera abstracción narrativa y no como un retrato de nuestra tragedia personal ni como una invitación al consumo desmedido de alcohol, ¿me entiendes? Con esto quiero decir que me gustaría creer que la gente entiende el plano en el que se encuentran nuestras canciones y el lugar desde el que emana nuestro trabajo.

¿Os costó un poco hallar ese enlace que conectara a todas las canciones?

Daragh: Es extraño, pero realmente no supimos que las canciones tenían un sentido conjunto hasta que teníamos terminado el álbum como tal. Teníamos hechas como muchas versiones y habíamos adaptado a nuestro estilo varias canciones de forma paralela, pero no fue hasta que nos pusimos a mostrárnoslas los unos a los otros en el estudio que nos dimos cuenta de que todas juntas podían tener un significado común. Y también nos dimos cuenta, curiosamente, de que todas nuestras canciones terminaban mirando de forma narrativa al mar.

Vaya, ¿y eso?

Daragh: La verdad es que no tengo ni idea. Fue una casualidad de lo más especial, pero así es; excepto ‘On Monday Morning’, todas las canciones de este álbum hablan sobre el mar.

Cormac: No creo que fuera algo premeditado, francamente. Pero sin duda el mar es un elemento que está del todo presente en este álbum. No solo en las letras y de manera más evidente como se puede apreciar, sino también de forma más velada, en la forma en la que el álbum muestra esos sube y bajas tan marcados, prácticamente recordándonos al efecto de una ola, ¿no? Primero con movimientos suaves que poco a poco se van asalvajando hasta replegar sus formas y arremeter con agresividad, repitiendo el ciclo en varias ocasiones, tal y como sucede en el disco.

Es una visión de lo más interesante sobre el álbum, sin duda. También debo decir que la vuestra me parece una música de lo más cinematográfica, os lo habrán dicho mucho, ¿no?

Daragh: Sí, bastantes veces, y de hecho, te diré que llevamos años pensando en hacer algo que vaya de la mano con este tipo de propuestas. Ya lo sentimos cuando publicamos nuestro anterior álbum, ‘The Livelong Day’, que se sentía prácticamente como la banda sonora de una película de terror. Y recuerdo que en la furgo, durante nuestra última gira, escuchábamos en bucle la banda sonora de ‘El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford’, de Nick Cave y Warren Ellis, y fantaseábamos con la idea de hacer algo así alguna vez. O sea que sí, nos planteamos muy seriamente hacer música para alguna película en algún momento de nuestra carrera.

Esperamos que ese momento llegue pronto, sin duda. En cuanto a vuestro sonido, ya lo mencionaba antes Daragh. Volvéis a trabajar con John 'Spud' Murphy en la producción. ¿Es para vosotros una garantía de éxito repetir con él?

Daragh: Bueno, no sé si tanto como eso, pero sin duda consideramos ya a John como un quinto miembro de nuestra formación. Con el paso de los años, tanto él como nosotros, nos sentimos cada vez más cohesionados y confiados a la hora de experimentar en el estudio y dar forma a sonidos complejos y poco accesibles que, muy probablemente, hace unos años no nos atrevíamos a expresar. Y claro, no solo se trata de jugar a la improvisación y experimentar con los instrumentos, también necesitamos de alguien que ponga sentido en la acción y logre que lo que hacemos tenga cierta conexión entre sí, y ahí sin duda el papel de John es fundamental.

¿Sentís que publicar a estas alturas un álbum como éste, basado en piezas clásicas y compuesta de algunos cortes instrumentales extensos, puede entenderse casi como una declaración de intenciones?

Daragh: Sí, quizás, o como un acto suicida [risas]. Creo que partimos de una forma de trabajo fundamentada en tener muy claro lo que queremos y lo que no, y ello también va muy relacionado con el tipo de música que escuchamos y los referentes por los que nos dejamos influenciar, que, por suerte, no están tan vinculados con lo que la industria más convencional espera o desea. Nosotros tratamos, simplemente, de hacerlo lo mejor que sabemos y que podemos, no dejándonos influenciar por esa parte de la opinión que espera de nosotros una determinada cosa. Somos conscientes de que nuestra propuesta es atípica, conforme los tiempos que corren, y que nuestras canciones no funcionan tanto de forma aislada como sí en el conjunto de un álbum como tal, pero creemos que de esta forma también estamos aportando una visión expansiva de la música que desgraciadamente no vemos representada demasiado a menudo.

Hablando de representación, ¿sentís que estáis dándole visibilidad a un género que durante mucho tiempo había sido ignorado?

Daragh: La verdad es que nunca nos ha gustado considerarnos a nosotros mismos como representantes de nada ni nadie, tan solo tratamos de hacer la mejor música posible y la música que mejor represente aquello que somos. Tan solo tratamos de darle forma a nuestro sonido, sumando influencias de todo tipo que nos han acompañado toda la vida… Un poco de ambient, un poco de kraut rock. No sé, como ya digo, nuestra intención únicamente es la de tratar de hacerlo lo mejor posible.

¿Tampoco consideráis que estéis representando a Irlanda allende vuestras fronteras?

Daragh: Dios mío, no, ¿te imaginas? Para nada. Eso sería muy bizarro.

Pues en España nos encantaría teneros y sentirnos un poco como los personajes de vuestras canciones, aunque sea por un rato.

Daragh: Pues, ¿sabes? Antes de la pandemia teníamos organizado un concierto en Madrid, en el Museo del Prado, precisamente en la sala en la que están expuestas las pinturas negras de Goya. Justamente lo teníamos programado para marzo de 2020, así que, como te puedes imaginar, el concierto tuvo que ser cancelado. De momento no tenemos prevista ninguna fecha más, pero estaríamos encantados de volver a intentarlo si se diera la ocasión.

 

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram