Entrevista a... Julio de la Rosa

[kkstarratings]
29 noviembre, 2017
Redaccíon: dod Magazine

Julio de la Rosa (2017)

Redacción: David Moya

Hace unos días tuvimos la oportunidad de enviar un cuestionario a Julio de la Rosa, a raíz de la publicación de su nuevo disco Hoy se celebra todo.

Aquí, las preguntas... y sobre todo, las respuestas.

Entrevista a... Julio de la Rosa

Acabas de publicar tu último disco, “Hoy se celebra todo”, ¿Cómo ha sido el proceso de grabación?

Es un disco que he cocinado despacio, en casa. Es un disco mimado. Puesto que no voy a tocarlo en directo, esta vez no he llamado a mi banda para hacerlo. Ha sido un proceso similar al que sigo cuando hago bandas sonoras: Lo he tocado todo yo mismo.

Normalmente, para hacer bandas sonoras, sólo llamo a otros músicos cuando hay un cierto arreglo o instrumento que no puedo hacer por mí mismo. Aquí me he limitado a instrumentos y arreglos que más o menos domino - o al menos puedo hacer algo mínimamente coherente con ellos -. La intención era hacer un disco cercano; íntimo, incluso, en cierto modo. Así que perseguir un disco expansivo en cuanto a colaboraciones, como el anterior, me parecía contraproducente.

Lo he grabado en mi casa, en la sierra de Madrid, y lo he mezclado en el estudio de Dany Richter, El Lado Izquierdo, también en Madrid. Y lo he hecho dejándolo reposar, poco a poco. Abandonaba las canciones, me ponía a trabajar en una banda sonora de una película y después volvía. Esta manera creo que me ha ayudado a coger perspectiva de las canciones para que ellas fueran yendo por donde quisieran ellas, no por donde yo me planteara llevarlas. Parece palabrería pero tiene su aquel intentar escuchar tus propias canciones a medio hacer: Averiguar qué quieren hacer ellas, no tú con ellas. El hecho de no pretender llevarlas al directo me ha permitido explorar pequeños caminos que a menudo el formato impide.

Sonoramente encuentro matices que nunca antes había escuchado en ti, pero muchas veces lo que llega es totalmente opuesto a lo que los artistas queréis transmitir. ¿Qué diferencias encuentras tú mismo, si es que crees que las hay, con tus anteriores discos?

Éste tiene más colores que ninguno, en la portada. Y he usado la palabra ‘versado’, cosa que nunca pensé fuera a suceder. Un poco más en serio, me he dado cuenta de que este disco cierra una especie de trilogía, una trilogía digamos romántica que sin ser consciente comencé en La Herida Universal, entre risas y descubrimientos, continuó en Pequeños Trastornos sin Importancia a base de golpes y búsqueda desesperada, y por fin concluye en una celebración del amor saludable, del amor que celebra lo bueno, pero también lo malo, de las relaciones personales. Lo celebra todo. Es un disco menos festivo que La Herida Universal y más amable que Pequeños Trastornos sin Importancia, valga lo peyorativo del término.

El título del disco, ¿de verdad piensas que hoy en día se celebra todo? ¿O a qué te refieres exactamente?

¿Los únicos títulos posibles son los que expresan el pensamiento del autor sobre la situación socio-político-filosófica mundial en un momento dado? No estoy haciendo una evaluación sobre el hoy día en el planeta Tierra. Eso sería convertirnos a los creadores en telediarios, telediarios poéticos, pero telediarios. De ti depende celebrar, y de ti depende qué celebras. En función de lo que celebres, serás una persona u otra. Y en función de qué persona llegas a ser, el mundo será mejor o peor, no solo para ti sino para muchos otros. Y tendremos un mundo arruinado o uno ideal. De eso habla el título: Del pensamiento socio-político-filosófico del autor sobre la situación mundial en un momento dado.

Cuatro años ya desde “Pequeños trastornos sin importancia”. ¿Dónde ha estado Julio de la Rosa?

En el campo, cuidando un jardín y haciendo música para películas. También escribiendo una novela, ‘Wendy y la bañera de los agujeros negros’.

Te estás haciendo experto en esto de las Bandas Sonoras. ¿Cómo te llegan estas propuestas?

Por teléfono (risas). A veces te llama un productor, a veces un director, y proponen. Han oído algo que les gusta de ti y piensan que eres la persona indicada. Normalmente se equivocan.

Tan experto que llegas a estar nominado a los premios Goya en varias ocasiones, llegando a ganar tres de ellos por “La isla mínima”, "Grupo 7" y "El hombre de las mil caras". ¿Cómo recibes estos premios? ¿Cambia algo?

Me siguen llamando para musicar películas, que ya es mucho. Y algunas de ellas muy interesantes, así que feliz de que la maldición del galardonado no pese. Que te den un premio de estas características es claramente un antes y un después en tu relación con público e industria, pero lo cierto es que uno sigue siendo el mismo y haciendo lo mismo; intentando mejorar, eso sí. Eres más consciente por la proyección del asunto y la alegría que le das a tus seres queridos. Pero si nunca he hecho mucho caso de lo malo que dicen de mí, tampoco voy a hacerlo de lo bueno.

¿Hay mucha diferencia en el proceso de creación y desarrollo a la hora de trabajar en el cine respecto al mundo de la música?

En el cine los plazos son más estrictos, porque no eres tú quien los pone. Hay que saber trabajar sin esperar a estar iluminado, sino buscando esa iluminación. A mí personalmente me permite explorar mezclas insólitas de instrumentos que nunca haría si tuviera que tocar esa pieza en directo, nuevas maneras, estilos, armonías. La limitación que te impone la narración, en realidad, te está abriendo muchas otras puertas. Sólo hay que girar el pomo.

Desde 1995 en esto de la música y desde 2002 en solitario. Son bastantes años dentro de la industria ¿Ha cambiado mucho el panorama? ¿A mejor o a peor?

Esta pregunta da para libro, así que en general me limitaré a dar un ‘no’ a la primera y un ‘a mejor’ en la segunda. Aunque algunos aspectos han ido a peor, ciertamente. Digamos que el nivel creativo ha bajado bastante y el industrial ha mejorado un poco.

¿Hacia donde camina la industria musical?

Hacia la sensación de seguridad, como todo. El ser humano es tradicionalista por naturaleza, ya lo decía Ortega.

¿Hay esperanza para la humanidad?

Jajaja. Desgraciadamente hay demasiada. Si no, ya andaríamos haciendo algo. Ya lo decía no sé quién.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram