Entrevista a Grises: 'Talisman ha sido un disco premonitorio en su totalidad'

25 noviembre, 2020
Redaccíon: dod Magazine

Grises (2020)

Redacción: Marcos González

No solo el público tiene pocas opciones de tener a los grupos delante, también los que humildemente nos dedicamos a esto de la música, nos hemos quedado sin el calor del cara a cara en las entrevistas. Aun así, hay quien a través de un teléfono es capaz de transmitir con palabras toda esa sinceridad que un gesto de su rostro te daría.

Hablo de Amancay Gaztañaga, vocalista del grupo Grises, con quien charlé hace unos días de, entre otras cuestiones, su nuevo álbum Talismán. Un disco acertado en música, letras e incluso nombre porque... ¿Quién no necesita ahora un Talismán?

Entrevista a Grises

 

2 años de parón y la incorporación de Gartxot al bajo tras la salida de Raúl ¿En que habéis estado metidos en este tiempo?

Bueno, necesitábamos un descanso porque llevábamos muchos años de giras largas y cada uno también necesitaba realizar sus proyectos personales. Yo, por ejemplo, he estado en todo lo dedicado a la creación teatral y audiovisual, dirigiendo y actuando en diferentes cosas, Eñaut y Alejo han estado más dedicados a la producción musical y bueno, Raúl nos dijo hace unos años que prefería dejar ya su etapa de giras largas, de músico rockandrollero y con mucha pena, lo asumimos. Hicimos tres conciertos despedida de Raúl porque lo veíamos necesario como familia que hemos sido y somos.

Y volvéis con un nuevo trabajo, Talismán, que imagino por la fecha de salida de vuestros adelantos Amazonia Arde y Veneno estaba previsto que viera la luz mucho antes.

Estaba pensado para marzo. Teníamos ya todo preparado y de repente llegó la pandemia con el confinamiento y todo se paralizó. Tuvimos unos meses con miedo pensando que iba a pasar con éste disco y bueno, pasó que pudimos continuar y al final el disco nació en septiembre. Aunque hubo momentos de duda, al final decidimos tirar con todo para delante, ya veremos qué pasa.

Como decís de manera premonitoria en No estoy a salvo aquí, “Ahora que el mundo ya no es el mismo, no estoy a salvo aquí” ¿os sentís más vulnerables o incluso entendéis que compañeros del sector puedan buscar una salida fuera de la música?

Por supuesto, ha sido un disco premonitorio en su totalidad. Las letras fueron escritas hace ya un año y pico, incluso el título del disco nos está viniendo muy bien, a todo el mundo le apetece tener un talismán cerca. Y tal como está la industria musical y la cultura en general en este país, veo difícil que haya grupos que se mantengan.

Quizás, como tampoco nos enseñan a ver a los trabajadores de la cultura como trabajadores, hay un punto en el que la gente, por ese no saber a qué nos dedicamos o cómo, quizás no vea este momento tan grave como lo vemos desde dentro. Y desde dentro, aun siendo yo una persona positiva, lo veo negro, y la industria musical ha recibido un palo del que no sé cuándo se recuperará. Nosotros esperamos que este disco no vaya a la basura, esperemos que cuando todo se reactive siga. La música está demonizada y hemos visto que durante la pandemia se han mantenido otros espectáculos pero, de repente, si no se hacen grandes festivales es como si no pudiéramos hacer conciertos y yo creo que tenemos que reflexionar acerca del tipo de industria hemos generado y sobre todo del tipo de industria queremos tener.

Apartándonos de los problemas generados por la pandemia y entrando en lo puramente musical, habéis compuesto un disco de 8 canciones y una duración de 27 minutos, vuestro trabajo más corto ¿Tiene esto algo que ver con el debate abierto acerca de que pocos escuchan un disco de principio a fin y que la era digital ha hecho que se escuchen solo algunas canciones?

Hoy en día funcionan más los singles que un disco completo, y si ese single va a acompañado de algo audiovisual mejor que mejor, entonces, queríamos hacer algo fresco y que la gente no tuviera excusas para escucharlo entero. Lo que hemos recibido por las escuchas del disco y las críticas, es que una de las cosas en las que hemos acertado es que se escucha fácil y entra bien. Al final un disco es una historia con canciones que tienen que ver entre sí y que algunas se queden en el olvido y jamás sean escuchadas es una pena.

¿Esto os ha llevado a desechar muchas ideas?

La verdad es solo hubo un par de canciones que se quedaron fuera. De hecho una de ellas es la colaboración con Jurgi que primero iba a ser otro tema pero no funcionaba y otra que se quedó por el camino. Teníamos claro que no queríamos rellenarlo.

Ya que mencionas a Jurgi Ekiza de Willis Drummond, nos encontramos con su colaboración en Galdu arte y por primera vez con un tema en euskera ¿Teníais ganas ya de hacer algo así?

Si, de hecho en todos los discos ha habido como la cosa de hacer una canción en euskera y al final pese a intentarlo nunca ha surgido. Además tampoco queríamos que fuera un pegote o algo que ya nos tocaba. Somos muy honestos en este sentido, si no sale, no sale, y en esta salió. En cuanto a Jurgi, ha sido un lujo, para nosotros Willis Drummond ha sido un referente que hemos disfrutado en directo un montón de veces, que colaborara y además haya estado con nosotros de bolos ha sido fantasía.

En cuanto a vuestras letras, de nuevo encontramos que buscan mandar un mensaje, que no sean algo superficial. Entiendo que es algo en lo que ponéis especial interés ¿No?

Si y creo que este disco es el más honesto, es el disco que más surge desde las entrañas. Dentro de la composición, lo que más tiempo nos ha llevado son las letras y desentrañar esa crudeza sin perder el positivismo final que tiene Grises.

Además, en este nuevo trabajo también contáis con la colaboración de Víctor Cabezuelo de Rufus T. Firefly en la canción Azul ¿Cómo ha sido trabajar con una de las personas más talentosas de la industria?

Al final Grises y Rufus somos dos grupos afines. Más allá de la música, es como vemos la vida. Hay algo espiritual y psicodélico que nos une, los dos bebemos de psicodelias, aunque sean diferentes y ahí había algo muy sincero. Le pedimos a Víctor, que nos cae genial y es un genio, que colaborase. Él dio eso que Azul necesitaba. Ha sido un lujo y muy fácil, las dos colaboraciones han sido muy honestas.

Aunque la electrónica sigue presente en Talismán, si notamos un punto más guitarrero, más potente en vuestra música ¿Que os ha llevado a sonar así con el tiempo?

Bueno, para nosotros en directo las guitarras siempre cobran mucha importancia y nuestro directo si es más así. Quizás, en otros discos ha ganado ese sonido de sintes, de sonido ochentero frente al sonido rockero que llevamos dentro. Ahora queríamos un disco que completara a nuestros directos, hemos ido buscando canciones para ello y hemos querido que el disco sonara como nuestro directo y ahí, la guitarra ha ganado.

De hecho, vuestro último corte del disco, Parte de Mí, nos recuerda a los Grises de siempre, como un guiño a vuestro origen, como decir, seguimos aquí.

Claro (risas), es la canción más triste. Nosotros siempre vamos a tener esas dos partes y quien nos sigue y nos ve en directo sabe que este disco en muy Grises. Y esa canción es como “vale, aquí seguimos también, esto también es parte de nosotros”.

Imagino que con un disco nuevo en la calle, que además pinta tan bien para los directos, lo que más notáis en este momento es no girar. Los pocos conciertos que lleváis hasta el momento ¿Cómo están siendo?

Raros, porque justamente Grises no es un grupo para verlo sentado. El primer concierto yo estaba bloqueadísima, pensando que no iba a saber hacerlo, y al final me he acostumbrado. Igual que le está pasando al público, que está pudiendo ver nuestra música desde otro punto. Incluso me atrevería a decir, que es un público selecto, me refiero a que en éste consumir la música de forma masiva en festivales en los que a veces no sabemos ni que vamos a ver, tener delante a gente que va a disfrutar de ese grupo y de todo lo que le aporta sentado, cambia. Evidentemente siempre dan ganas de saltar, pero mientras no se pueda, que nos dejen seguir haciéndolo así.

¿Tenéis alguna fecha cerrada ya?

Sí, tenemos concierto el día 28 de noviembre en Errenteria en un teatro. Teníamos toda una gira por Madrid, Barcelona, Galicia… y claro todo ha caído, ahora rehaciéndonos poco a poco.

Para acabar ¿Qué es lo que más ganas tenéis de volver a vivir cuando pase todo esto?

Yo quiero vivir un fin de semana de hacerme 10.000 km, de Galicia a Isla Cristina, ir por todo el país y disfrutar de ver a la gente saltar y abrazarse, y abrazarles a todos también nosotros. Quiero ver sudor, quiero ver vida y alegría, y que se nos pase el susto que estamos viviendo, quiero ver gente disfrutando otra vez de la vida.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram