Entrevista a Furious Monkey House

23 septiembre, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Furious Monkey House

Redacción: Blanca Gemma

Nos reunimos en una localización muy salvaje de la capital para hablar con los potentes gallegos Furious Monkey House, que regresan a las tablas tras la publicación de Love, Scum & Dust. Un álbum de contundentes riffs noventeros, muy en línea con el grunge de aquel entonces, y del que también encontramos reminiscencias de un emocore más tardío. Su nuevo trabajo y proyecto que bien podría pertenecer a experimentados artistas de rock, llega hasta nosotros con un sonido muy maduro y una dirección estilística muy clara. Sin embargo, para sorpresa, y grata, de todos nosotros, lo encabezan Diego, Carlota, Mariña, Irene y Amaya junto a Mono Furioso, cinco millenials de unos 16 años de edad y un profesor de música del que a muchos nos hubiera encantado recibir cátedra.

Si muchos nos preguntábamos qué sería del futuro y legado del rock con respecto a los nacidos en este nuevo siglo, aquí lo tenemos. Ellos conforman parte de esa esperanza que mantendrá el espíritu del rock vivo sin tener que rescatar los temas más manidos de nuestras (respetables) viejas glorias... porque en la generación donde los ritmos latinos, el pop de masas y el trap parecen haberse comido al resto de la industria, ellos han apostado valientemente por ofrecer una alternativa cultural accesible para los más jóvenes. Como bien dicen, en la variedad está el gusto, y ellos son una muy buena opción que decidir.

Hablamos con ellos para saber más sobre esta última publicación...

Entrevista a Furious Monkey House

‘Love, Scum & Dust’... un álbum recién publicado de 38 minutos de duración... ¿Breve pero intenso?

En realidad hay más temas escondidos... hay que escuchar el disco físico porque tenemos una pista oculta que tenéis que descubrir, no es la misma publicación que en plataformas digitales. En el disco físico hay una sorpresa. Por otra parte, el disco transmite una reflexión sobre lo que queríamos ser, contar y cantar después de estos tres años desde nuestra gira The Run. Es un resumen perfecto de esa etapa que vivimos todos juntos.
Hicimos los tres grandes sacos de “amor, escoria y polvo” para darle un hilo narrativo al disco, fue un punto de reflexión muy importante y estamos encantados con el resultado.

 

Millenials y con mucho componente femenino en el grupo, ¿habéis encontrado trabas por esto, algún etiquetado?

Hay a mucha gente que le llama la atención, es normal, para bien o para mal. Si nos critican, no le damos importancia por esto... y en cuanto a la cosificación, de momento no nos han dicho nada. Es verdad que también hay un miedo típico porque la mayoría somos muy jóvenes, pero somos un equipo de veinte personas. Como Furious estamos ocho en el directo, contando con los técnicos, etc. Y el equipo de padres es un asesoramiento constante, para estar seguros. Como banda, decidimos lo que queremos hacer, cómo y dónde pero tiene que haber un consenso. Es una gran asamblea pero por lo general, hacemos lo que nos da la gana.

Si pudierais hacer un viaje al pasado grunge de los 90, ¿con quién os gustaría presentar nuevo disco?

Nirvana, por supuesto. Aunque no sea de las bandas que más escuchemos ahora mismo, estar al lado de Kurt sería una pasada.

 

Habéis incorporado dos canciones en castellano... ¿esto abre el camino hacia un nuevo enfoque?

Introducir el castellano, a parte de ser nuestra lengua materna, abre muchas puertas. El poder viajar a otros lugares, nos abre las puertas a América Latina, es una forma de ir más allá desde nuestra propia raíz.

Desde una perspectiva tan joven como la vuestra, ¿cómo veis el empuje del rock en España? ¿cómo pueden reenganchar a este público las “viejas glorias”?
En realidad es algo super complicado. Hay mucha gente con muchísimo talento que no está siendo escuchada. Parece que el rock entre el publico joven además, no se lleva tanto. Pero es necesario que se escuche a toda esta gente, que llegue al público millenial como nosotros.

 

¿Cómo fue la grabación de los videoclips “Echoes” y “Lluvia”?

Fue divertidísimo. En “Echoes” llevamos a nuestros mejores amigos a grabar, no teníamos instrucciones, nos ponían la cámara y hacíamos el loco. Y “Lluvia” fue muy original, nos metimos en los personajes, nos mimetizamos con el maquillaje y toda la caracterización y el resultado nos ha encantado. Mola mucho porque nosotros decidimos lo que queremos contar, nos encerramos en el local y pensamos juntos qué es lo que queremos, soñamos y luego lo ponemos en práctica, es un aprendizaje brutal para todos nosotros y una gran satisfacción que se lleve a cabo.

¿Cómo es trabajar en un proyecto tan consistente como el vuestro siendo tan jóvenes?

Es una responsabilidad muy grande, te tienes que comprometer mucho. Pero no nos cuesta tanto reunimos porque realmente somos amigos y conectamos muy bien, Con mucha profesionalidad pero sin presiones.

 

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram