dod letter

Entrevista a Franz Ferdinand: “Un ‘grandes éxitos’ es la mejor manera para un artista de presentarse al público y contextualizar su obra”

[kkstarratings]

Franz Ferdinand (2021)

El indie se viste de gala, y con motivos de peso, pues no todos los días se cumplen veinte años de la formación de uno de los buques insignia del género. Parece que fue ayer cuando unos chavales de Glasgow se presentaban así mismos dentro de un collage de rústicas figuras autómatas, atormentando al snobismo patente en una gallería de arte o volviendo a sus oscuras mañanas de instituto, pero lo cierto es que hace dos décadas ya de que Franz Ferdinand llegaran a nuestros oídos para convertirse en una constante y en todo un referente del rock independiente. A lo largo de estos años, la formación liderada por Alex Kapranos ha mantenido un espíritu constante pero siempre abierto a introducir variables nuevas que mantuviesen fresco su estilo (buena prueba de ello fue su último larga duración datado de 2018, “Always Ascending”, donde lograron mantener con éxito esas líneas electroclash tan marca de la casa, pero a su vez coquetearon acertadamente con unos sonidos más luminosos y discotequeros que nunca).

A pesar de los contratiempos propios que siempre vienen asociados al natural paso de los años, los escoceses han sabido capear el temporal con esa elegancia que tan bien les define. La marcha de algunos de los miembros del grupo, como Nick McCarthy y la más reciente, la del batería Paul Thomson, así como la reformulación de la propia banda, introduciendo variables nuevas como Julian Corrie, Dino Bardot y Audrey Tait, no ha hecho sino ayudar a la reestructuración del proyecto que a día de hoy se siente fuerte y capaz de afrontar una extensa gira que tendrá parada en España el próximo otoño. Para celebrar la larga vida de la banda, Kapranos y compañía editan a través de su sello de confianza, Domino Records, un álbum recopilatorio doble en el que tienen cabida todos esos grandes hits con los que todos nos hemos roto las caderas en algún momento, y además dejan entrever que la voz del conjunto escocés continúa siendo vigente con dos temas nuevos, Curious y Billie Goodbye.

Entrevista a Franz Ferdinand

 

Entre el pasado año y éste se cumplen dos décadas de la formación de Franz Ferdinand. ¿Os ha permitido el dichoso COVID poder celebrarlo de alguna manera?

Alex Kapranos: Bueno, realmente nuestra forma de celebrar este par de décadas juntos empieza ahora, con este disco recopilatorio y su consiguiente gira por todo el mundo. Sentimos que es la mejor forma de dejar constancia y conmemorar que seguimos juntos haciendo lo que más nos gusta.

¿En qué momento se os ocurrió la idea de recopilar vuestros mejores temas? ¿Fue una decisión precisamente fruto de ese confinamiento reciente?

Alex Kapranos: No, no necesariamente. Simplemente llegamos al punto en el que nos dimos cuenta de que teníamos que hacerlo. Teníamos suficiente material para darle forma a un recopilatorio decente y que conjuntamente nos representase como banda, pero además también lo consideramos una buena forma de poner un biombo entre nuestro pasado y nuestro futuro, delimitando así lo que vendrá después con respecto de lo que ya fuimos. Éste y no otro era el momento adecuado para hacerlo.

¿Os ha costado mucho elegir los temas para este recopilatorio? ¿Cómo fue el proceso de selección?

Bob Hardy: Realmente, fue un proceso de selección bastante natural y similar al que seguimos cuando elegimos el setlist para un concierto o un festival. Con los años hemos podido comprobar qué canciones tienen mejor recibimiento para el público y cuáles disfrutamos más tocando en directo. Sin embargo, también hemos apostado por canciones menos estereotipadas o canciones que no fueron singles en su momento, como ‘Outsiders’, que nos encanta.

También sois conocidos por tener una buena lista de temas ocultos y versiones que os han marcado. ¿Os planteáis la idea de hacer también un recopilatorio de éstas?

Alex Kapranos: La verdad es que es una idea de lo más interesante. ¿Te lo imaginas? Un disco que se llame “Hits To The Back Of The Head”, con todas nuestras caras B’s recopiladas. Tenemos muchas canciones molonas desperdigadas por ahí que, por no haber formado parte de un álbum como tal en su día, como ‘Love And Destroy’ o ‘Shopping for Blood’, han caído en el olvido de la gente y quizás se merezcan una segunda vida. Nos lo apuntamos para el futuro, sin duda.

¿Qué le diríais a esa gente un tanto exquisita que menosprecia el valor de los álbumes de grandes éxitos?

Alex Kapranos: Ah, sinceramente… ¡A mí me encantan los álbumes recopilatorios! ¿Te has dado cuenta de que normalmente quiénes denostan los discos de grandes éxitos suelen ser un poquito altivos? No sé, creo que si te gusta un artista de verdad es lógico que tengas toda su discografía enmarcada, pero tanto si acabas de descubrir una banda determinada como si ésta tampoco es tu favorita, quizás con un álbum recopilatorio de grandes éxitos del grupo en cuestión tengas más que suficiente. Para mí, un disco de grandes éxitos es la mejor manera en la que un artista se presenta al público y contextualiza su obra. Con este tema me es imposible no acordarme de mis padres, que tenían muchos discos recopilatorios en casa cuando yo era niño, probablemente porque no se podían permitir tener muchos más pero también porque esos álbumes contenían exactamente las canciones que ellos querían escuchar. Recuerdo escuchar durante horas el “Changes”, y aquel disco se convirtió para mí en la puerta de entrada al universo de Bowie, que es otra de las funciones que un disco de grandes éxitos debe desempeñar.

Por cierto, una vez más publicáis con Domino Records. ¿Qué os ha hecho manteneros en este sello durante tantos años?

Alex Kapranos: Nos caen bien (risas). No, en serio, son muy buena gente y siempre nos han entendido como banda. Tienen integridad como sello y todo lo que hacen, y cómo lo hacen, encaja a la perfección con nuestra forma de entender la industria y la música. Trabajar con gente tan tolerante como ellos es lo mejor que hemos podido hacer nunca.

Alex además ha tenido tiempo en los últimos meses de producir el reciente disco de Los Bitchos! ¿Cómo diste con este grupo y qué ha supuesto para ti trabajar con ellas?

Alex Kapranos: La primera vez que me topé con ellas fue cuando fui a ver el concierto de unos amigos míos que tocaban en el Shacklewell Arms de Londres y Los Bitchos! eran la banda que abría para ellos. Me recomendaron que me quedara a verlas, y eso hice. El resto es historia. Me enamoré de inmediato de esa forma tan única que tienen de combinar la cumbia con la psicodelia, y después del concierto, durante una fiesta a posteriori, pude conocerlas mejor y nos reímos mucho juntos. De la nada surgió la oferta de producirles un single, a lo que obviamente no pude negarme. Después, y viendo lo bien que les fue y lo mucho que me divertí trabajando con ellas, fue imposible decirles que no a la propuesta de producir con ellas el álbum entero. Y vaya si nos divertimos, fue una auténtica experiencia. Todas ellas tenían ideas fantásticas y un estilo único. Además, su disco es precisamente lo que más necesitamos ahora mismo, es decir, algo que nos empuje a festejar y a movernos.

También tenemos que hablar del presente de la banda, porque no todo son viejos éxitos. Venís con dos temas nuevos, “Billy Goodbye” y “Curious”. En “Billy Goodbye” tratáis de una forma única la manera en la que os despedís de las amistades que conformaban vuestro pasado. ¿Es complicado llegar a ese punto en el que se mira atrás en el tiempo con tanta objetividad?

Alex Kapranos: Sinceramente, creo que hay un momento en la vida en el que de forma natural logras adquirir la distancia necesaria con respecto a ese tipo de situaciones y conflictos y aprendes a verlo de esta manera. ¿Sabes? Nuestra vida está compuesta por cientos de relaciones sociales que nacen y mueren constantemente. Y en ocasiones el hecho de que éstas acaben no implica que sea por razones negativas. A veces simplemente se debe a que te has mudado a otra parte del mundo, o que la amistad que te unía a esa persona ya no funciona de la misma forma en la que solía hacerlo antes. Cualquiera de las razones que justifiquen el final de una amistad no implican necesariamente que ésta no haya sido satisfactoria o maravillosa en algún momento. “Billy Goodbye” precisamente trata de ahondar en ese aspecto, en quedarnos con las mejores experiencias vividas en ese espacio de tiempo y obviar cualquier negatividad tóxica asociada a esas relaciones.

Hablando de amistades que se caen por el camino, el año pasado supimos de la marcha de Paul Thomson. ¿Cómo afectó esto al ánimo y a la estabilidad de la banda?

Alex Kapranos: No voy a negar que fue un auténtico shock para todos, y para mí el primero. No era algo que pudiera ver venir en absoluto. Pero cuando él me explicó sus motivos, no pude evitar entenderle. Simple y llanamente, Paul se había cansado de la vida en carretera y de girar con la banda, y no le culpo, porque es algo que realmente puede llegar a quemarte si no lo llevas con las energías que esto requiere. Después de la pandemia, Paul reflexionó mucho sobre hacia dónde quería orientar su vida a partir de ahora, y la propia respuesta estaba en su casa: Paul quería pasar más tiempo con su familia y los suyos. Y nosotros, como banda pero también como grupo de amigos, no pudimos más que abrazar su decisión y entenderle, como no podía ser de otra forma.

Me encantó esa fotografía que pusisteis en redes en la que Paul salía entregándole el testigo de su legado a Audrey, la nueva baterista.

Alex Kapranos: Ah, sí, esa foto es una maravilla. Hay que tener en cuenta que para ocupar el hueco que dejó Paul en la banda solo podíamos contar con la mejor, y no pudimos haber tenido más suerte con Audrey. De hecho, Paul y ella mantuvieron una conversación de lo más bonita, en la que éste trató de aconsejarle de la mejor manera posible, y desde que se unió a nosotros, Audrey ha hecho grandes esfuerzos por adaptarse y aprender las canciones más clásicas de la banda. Es una persona estupenda y una batería excelente. Nos sentimos enormemente afortunados de poder tenerla con nosotros y no veo el momento en que el mundo entero pueda empezar a escucharla, porque os aseguro que os va a encantar.

Ahora me gustaría que concluyéramos con una breve retrospectiva. ¿Cuál diríais que es el secreto para que Franz Ferdinand haya podido cumplir 20 años como formación?

Alex Kapranos: Tenacidad y determinación (risas). Creo que a fin de cuentas, la cosa ha sido muy similar a la manera en la que alguien cuida una amistad. En un proyecto de larga duración como éste ha sido fundamental que nos respetemos, hablemos entre nosotros, o estemos en contacto constante los unos con los otros. De lo contrario esto hubiera acabado hace mucho tiempo.

¿Dónde se ven los miembros de Franz Ferdinand dentro de otros veinte años?

Bob Hardy: Probablemente, viviendo en Marte.

Alex Kapranos: Ya te digo, haciendo tours espaciales en un aerodeslizador. O rindiéndole tributo y pleitesía a algún amado líder ruso.

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram