dod letter

Entrevista a Cloud Nothings: "El secreto de nuestra continuidad es el amor que nos tenemos los tres"

[kkstarratings]
Cloud Nothings (2024)
Foto: Errick Easterday

El trío norteamericano Cloud Nothings está de vuelta con un nuevo elepé titulado Final Summer (2024). El disco es la carta de presentación de la banda con el legendario sello Pure Noise Records, además de la prueba empírica de que siguen haciendo gala de su gran estado de forma, tras más de diez años años funcionando y ocho discos de estudio en su haber. Un continuismo sencillo y sin florituras que convence y subraya la prolífica calidad de su propuesta, capaz de producir y entregarnos trabajos de reseñable nivel cada dos o tres años sin hiatos ni entretiempos.

Cloud Nothings comenzaría hace tres lustros como proyecto unipersonal, con Dylan Baldi como único miembro al frente. Con los años, las ideas del guitarrista y cantante fueron evolucionando, sumando al montante a Jayson Gerycz a la batería y Chris Brown al bajo, y logrando así que su propuesta sea actualmente considerada como uno de los mayores revulsivos del indie más garajero y guitarrero de la escena yanqui. Un particular reducto abierto a la reflexión y la catarsis que sigue generando euforia y emoción como el primer día y como si el reloj se hubiera detenido. Charlamos con el propio Dylan Baldi a escasas horas de que la banda publique su nuevo trabajo sobre ciertos aspectos del mismo, sus proyectos futuros y el cariño que se profesan los tres miembros del grupo.

Entrevista a Cloud Nothings

 

¿Cómo empieza la elaboración de 'Final Summer' y en qué momento os dais cuenta de que tenéis en vuestras manos un nuevo disco?

Lo cierto es que este disco tiene ya algo de tiempo, creo que lo terminamos de grabar hace como dos años o una cosa así. Ya sabes, aquellos fueron meses muy prolíficos, con el tema del COVID y demás. No había otra manera de sobrevivir a la obligación de quedarse en casa que haciendo música como locos. Teníamos mogollón de canciones nuevas y en un determinado momento me di cuenta de que varias de ellas tenían cierta coherencia si se escuchaban juntas, quizás por temática o estilo, no sé. Representaban bien quiénes éramos en ese momento y las cosas que sentíamos, así que cuadraba bastante bien encapsularlas en un álbum.

Es también vuestro primer disco con Pure Noise Records, un sello con mucha solera en lo que a editar bandas de punk se refiere.

Necesitábamos un cambio en ese aspecto y éste era el momento. Ya sabes, llevábamos muchos años con Carpark haciendo prácticamente lo mismo y nos sentíamos un tanto estancados. La escena de indie-rock a la que pertenecíamos doce años atrás está actualmente muerta y de algún modo llegamos a la conclusión de que había que mover ficha. Esta decisión también le ha insuflado mucha vida al proyecto. Comenzar una etapa nueva siempre es refrescante, y de momento estamos muy contentos con el apoyo y dedicación del nuevo sello.

"La escena de indie-rock a la que pertenecíamos doce años atrás está actualmente muerta"

Se ha hablado mucho de lo prolíficos que habéis sido durante estos años, pero sobre todo de la capacidad que habéis tenido para no bajar el nivel de vuestros discos. ¿Cuál es el secreto para lograr algo así?

Bueno, me temo que para responderte a eso tengo que tirar por una respuesta un poco aburrida y manida y decir que el secreto de nuestra continuidad es el amor que nos tenemos los tres. Sé que es lo que todas las bandas dicen, pero en nuestro caso puedo confirmarte que de verdad es la clave para que el proyecto siga en pie después de tantos años. Hay muchos otros grupos en los que sus miembros realmente son solo compañeros de banda y ya está. Nosotros somos amigos. Salimos por ahí juntos, no solo cuando estamos de gira, y somos una auténtica piña. Este tipo de lazos nos ayudan a creer en el proyecto y a querer seguir llevándolo a cabo. También somos bastante exigentes con aquello que producimos, claro. Quiero decir, la amistad está muy bien pero la música también es importante, ¿no? [risas] En ese sentido, creo que los tres nos sentiríamos bastante decepcionados los unos con los otros si de repente publicásemos algo que no está a la altura de las expectativas que la banda ya ha generado.

"Hay muchos otros grupos en los que sus miembros realmente son solo compañeros de banda y ya está. Nosotros somos amigos"

¿Os gusta dejaros llevar en el estudio o sois de los que acostumbran a tenerlo todo más o menos bajo control?

No somos muy de improvisar, no. Nos gusta llegar al estudio con todo más o menos cerrado y claro desde el principio. Y no es que no nos guste experimentar ni probarnos en situaciones excepcionales, sino por una razón más prosaica, y es que alquilar un estudio es muy caro. Literalmente, no podemos permitirnos estar ahí metidos durante semanas, probando a ver qué fórmulas funcionan y cuáles no. Ojalá pudiéramos, pero por logística tenemos que ir a tiro hecho. Grabar un disco cuesta mucho dinero, ya sabes. Pero aun así siempre terminan sucediendo cosas dentro del estudio que no te esperas. Basta con que des con un instrumento que está por allí y que nunca antes habías usado en una de tus canciones para inspirarte y decir, hey, ¿por qué no?

En el disco intervienen otras personas también, según tengo entendido. Háblanos de ellas.

En general, siempre nos gusta trabajar con amigos y con gente cercana y de confianza. Este disco es una buena prueba de ello, pues todas las partes involucradas son personas de nuestro entorno más inmediato. Ahora mismo vivo en Filadelfia, así que para este disco necesitaba a alguien local que nos ayudara con la grabación. Di con Jeff [Zeigler], que además de tener muy buenas referencias, es bien conocido en la escena. Nos hicimos amigos en seguida y nos dejó trabajar en su estudio, un lugar genial. Después vino nuestra amiga Sarah [Tudzin], que ha hecho un trabajo sensacional en las mezclas, de veras. Es una auténtica genio y la verdadera responsable de que el álbum suene con esa definición y cohesión que ahora escuchamos. Y por último Jack [Callahan], que se encargó de la masterización y ha sido una pieza regular en nuestra banda en los últimos años, participando en otros discos. También hace música muy rara por cuenta propia, deberías echarle un vistazo.

Definitivamente lo haré. Pero ahora que mencionas esto, el que hace poco debutó por cuenta propia fuiste tú, si no me equivoco.

Cierto, sí. Aunque aquello fue más bien un proyecto que partía con el fin de recaudar fondos para una ONG, el Fondo de Ayuda para los Niños Palestinos. No sé si podría considerarse un disco como tal, más bien eran un puñado de demos. Son algo así como las bases de un disco que comenzaré a grabar en solitario a partir de septiembre.

Oh, ¿o sea que sí habrá debut en solitario de Dylan Baldi como tal?

Sí, esperemos que sí, si todo va bien. Todavía no puedo contar mucho sobre el proyecto pero me gustaría que fuese algo diferente a lo que hago actualmente con la banda. Ya sabes, algo más experimental, y que definitivamente no sonase como si fuera otro disco de Cloud Nothings pero firmado por mí como único responsable. Eso sería raro y le haría creer a la gente cosas que no son.

De hecho, el título de este disco le ha resultado bastante intrigante a mucha gente. Algunos han llegado hasta a pensar que se trataba quizás de un álbum de despedida.

Oh, no. Definitivamente no estamos diciendo adiós con este disco. Pero entiendo que a la gente le haya podido transmitir eso porque en cierto modo buscábamos ponernos en la piel de alguien que, de forma hipotética, se enfrenta al último verano de su vida y decide vivirlo al máximo. Otra forma de reflexionar sobre la importancia de aprovechar el tiempo mientras estamos vivos, persiguiendo nuestros objetivos y siguiendo nuestras corazonadas, pero sin caer excesivamente en los típicos clichés, ya me entiendes. Va más por esa línea.

"Definitivamente no estamos diciendo adiós con este disco"

Da la sensación de que con cada disco la banda aprende una cosa nueva, ¿no?

La música lleva estando presente en nuestras vidas desde que prácticamente tenemos uso de razón, así que sí, cada proyecto es una lección nueva y una forma única de aprender algo nuevo sobre nosotros mismos. En general, creo que lo más importante que me ha enseñado la música es a valorar las relaciones que he logrado establecer a partir de ésta. Es alucinante lo que la música ha hecho por mí en ese aspecto. La forma en la que me ha permitido establecer lazos inquebrantables con determinadas personas o hacer amistades en lugares que nunca creí que visitaría en mi vida. Puedes tirarte años sin saber de ciertas personas, pero cuando la música te vuelve a unir a ellas por determinadas circunstancias, parece como si tan solo llevarais un par de días sin veros.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram