dod letter

Entrevista a Casero: "Me da vergüenza que la gente pueda pensar que soy una persona que siempre está fatal"

[kkstarratings]

Casero (2022)

Gabriela Casero no es muy amiga de las metáforas y prefiere ir directa al grano y donde duele. Es por ello que muchas de sus canciones nos dejan esa mueca torcida, gracias a esos golpes líricos a caballo entre la ironía más negra y el dolor más profundo. De la mano de su segundo álbum, Me Doy Cuenta (Primavera Labels, 2021), la artista madrileña teje ahora de una forma única un abanico de relatos que en los que ahonda como nadie en esa pena de estar por casa con la que es, sencillamente, tan fácil de conectar.

Su pasado como MOW le permitió darnos a conocer la portentosa voz que posee, aunque sea ya desde hace más de un par de años que la usa para firmar capítulos profesionales con identidad y nombre propio (primero con Todo Mal, y ahora con Me Doy Cuenta), los cuales han ido evolucionando progresivamente hasta dar con un sonido depurado, con personalidad y que logra removernos por dentro como si la misma artista nos conociera de toda la vida. A propósito de la llegada de su segundo LP, Casero ha tenido a bien atender nuestra llamada para charlar y conocer un poco más de su nuevo trabajo.

Entrevista a Casero

Por fin tenemos tu segundo disco, después de dos años del anterior.

La verdad es que estoy muy, muy nerviosa. Aunque lo acabara hace meses, el disco nos ha llevado como un año y medio de trabajo, y me da algo de miedo saber cómo lo va a recibir la gente.

¿De dónde crees que surge ese temor?

Siempre intento no hacer canciones que sean demasiado tristes, pero nunca lo consigo. Cuando estoy bien no me apetece escribir, siento que no tengo nada particular que decir. La inspiración solo me llega cuando me sucede algo que no me gusta. Por ello te diré que me da bastante vergüenza que mi primer disco se llamara 'Todo Mal' y fuera principalmente de eso. El segundo no se llama 'Todo Mal', pero podría hacerlo perfectamente, ¿sabes? [risas]. Me da vergüenza que la gente pueda pensar que soy una persona que siempre está fatal.

A pesar del tiempo, ¿sigue dándote cierto vértigo abrirte tanto?

Pues a ver... Yo antes de Casero, tenía otro proyecto en el que también cantaba cosas muy intensas, lo que pasa es que lo hacía en inglés, y bueno, me daba más igual [risas]. Digamos que siempre me he sentido bastante cómoda y orgullosa diciendo lo que pienso, de manera muy honesta y directa, y convencida de que ello no me asustaba. Hasta que de repente me he dado cuenta de que sí que me asusta. Me asusta, sobre todo, que la gente no lo entienda o que no entiendan que esa persona que hace una canción así, también puede salir a merendar o dar una vuelta sin más, por ejemplo. Esa canción triste es solo el reflejo de cómo me he sentido durante un día concreto, pero no es la réplica de cómo soy habitualmente. Se puede conectar momentáneamente con sentimientos muy tristes, sin que esto suponga una tragedia mundial.

¿Cuánto dirías que dice de ti la música que escribes y la forma en la que lo haces?

Suelo escribir desde el arrebato emocional, pero eso no significa que la canción en sí hable menos de mí. Desde la razón escribo cosas, pero muy pocas porque las ideas fluyen mucho menos. La verdadera inspiración me llega estando mal, es grave, pero es así. Ese sentir es el que me permite expresar ciertas ideas que de otro modo no saldrían, y éstas hablan de mí tanto como lo haría un discurso más racional, pero por supuesto, hablan de mí con respecto al momento o estado en el que las produzco, no sobre el estado general de mi vida.

¿Crees que dejar de estar mal significaría el fin de tu carrera?

Es una pregunta que me he hecho muchísimas veces y siempre he pensado que sería el final de todo, no solo de mi carrera. Sería el final de mi vida, como tal. Si yo estuviera muy, muy bien de repente, no haría nada. No saldría de casa, no necesitaría nada de nadie. Soy consciente de que hago cosas con motivaciones del todo negativas y que sin ellas no podría llevar a cabo ciertas acciones. Pero bueno, vivir sin éstas es una utopía al alcance de algún ser superior y poco más.

Desviándonos momentáneamente a la producción del disco, lo que sí que se detecta con facilidad es que existe un sonido más depurado con respecto al primer LP, con esas baladas que evolucionan en tralla.

La verdad es que si hay algo que me cuesta realmente a la hora de hacer un disco es guardar cierta unidad dentro de éste. En el anterior disco, el sonido y la producción son los elementos que me ayudaron más a mantener esa coherencia, sin embargo en éste he sido más clara sobre lo que quería en la producción y por ello da la sensación de que es un disco más diverso, con canciones muy diferentes entre sí. Más allá de eso, tampoco sabría decirte qué más diferencias hay entre ambos trabajos... Para mí, por supuesto que las hay, desde el mero hecho de haberlo grabado en sitios distintos, hasta la propia actitud con la que lo hice. Cuando grabas un disco debut, no hay expectativas, nadie espera nada de ti. En cambio, con un segundo disco siempre tienes la preocupación de si lograrás o no convencer a la gente a la que le gustó tu primer disco, o de si la gente esperaba más evolución por tu parte.

En la producción tiene mucho que ver Bearoid, según me consta.

Es muy divertido trabajar con él, me lo paso muy bien. Además de ser productor de las canciones, es mi amigo, y yo diría que eso también se nota en el resultado final de las mismas. Personalmente, reconozco que no soy la mejor persona explicándome, y él es cierto que pone mucho de su parte para querer entenderme, con mucha disposición e interés. Por ejemplo, yo le mostraba estilos y cosillas que quizás a él se le quedaban algo más lejos, y él en seguida los fue captando e integrando a lo que quería para la producción del disco.

Sobre hacerte entender, algo debes estar haciendo bien cuando consigues que conectemos con tanta facilidad con tus letras.

Creo que se me da bastante bien ser sincera conmigo misma, y por eso puedo encontrar detalles que tienen diversos significados. Me entiendo bien a mí misma, y asumo que la gente siente también cosas parecidas. Soy sincera, digo las cosas como las pienso, y supongo que eso gusta.

Con este disco tu nombre se consolida un poco más, ¿te ha servido también para hacer balance?

Bueno, creo que no pasa ni un día sin que piense en dejarlo [risas]. Pero supongo que de eso tengo yo más la culpa, ya que soy muy exigente conmigo misma y siempre tengo ese afán de querer aprender más y nunca nada me parece suficiente. Pero sí que es cierto que hacer este disco me ha servido para pensar en qué quiero hacer para el siguiente. Aclararme las ideas y hacer las cosas mejor. Que es lo que pienso siempre y luego no lo hago, pero bueno, esta vez me he dicho a mí misma que sí debo hacerlo.

Entre tu anterior disco y éste, ¿de qué cosas se ha dado cuenta Gabriela Casero?

Jo, pues de muchísimas cosas. Me he dado cuenta de que repito constantemente las mismas vivencias en bucle, y durante este último año y medio he comprobado que las canciones que escribí para 'Todo Mal' podrían seguir perfectamente sirviéndome a día de hoy. Siempre he pensado que mis canciones eran como pequeños aprendizajes que tras exprimirlos, me servían para superar ciertas cosas y avanzar, pero en este caso me di cuenta de que no había aprendido nada y de que me estaba metiendo otra vez en los mismos problemas. Por eso este título, a ver si así "me doy cuenta" de una vez de ciertas cosas y aprendo de verdad.

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram