dod letter

Entrevista a Alison Goldfrapp: "No es tan importante el sitio en el que la música se origina, como sí a dónde te puede llevar"

[kkstarratings]
Alison Goldfrapp
Foto: Mat Maitland

No es casualidad que su debut en femenino singular arranque con una enérgica y resiliente NeverStop, pues si algo nos ha demostrado Alison Goldfrapp a lo largo de los años es que no hay absolutamente nada que ponga freno ni interrumpa su torrente de cristalina y efusiva creatividad.

Dos décadas después de haber conquistado el podio de la música dance, ejerciendo como maestra de ceremonias y referente absoluto del género junto a su particular partner in crime Will Gregory, la británica nos demuestra con The Love Invention (BMG, 2023) que su imaginario todavía tiene el fuel necesario para conformar himnos que re-escriban su nombre en mayúsculas y con mucho brilli-brilli en las pistas de baile de todo el mundo. Desde la independencia y la motivadora auto-gestión, Goldfrapp nos confiesa haber recuperado un empoderador sentimiento de dominio y auto-determinación que no sentía desde hacía años, contándonos a escasos días de su paso por el Primavera Sound 2023 todo lo que necesitamos saber sobre su regreso formal, ahora con nombre y apellido propio.

Entrevista a Alison Goldfrapp

 

Me consta que te has subido hace bien poco a los escenarios por primera vez en mucho tiempo, y además, en solitario.

Fue asombroso, la verdad. Salí con muchos nervios encima, pero la excitación por el hecho de estar de vuelta terminó prevaleciendo. El público, además, fue enormemente cariñoso y disfrutó mucho del show. Ahora estoy como loca por hacer más conciertos, claro.

Ya sabes, te esperamos en el Primavera Sound.

Sí, no te puedes imaginar las ganas que tengo, no veo el momento de que llegue.

Sobre tu álbum, debo decir que admiro mucho a los artistas que fuisteis capaces de aprovechar el tiempo y hacer algo práctico. ¡Yo había días que no era capaz ni de leer un libro!

Oh, no, sé a lo que te refieres, tranquilo. Yo también estuve así durante gran parte de la pandemia, de hecho. Al principio había como cierta sensación de novedad que nos hizo sentirnos a todos muy productivos, ¿verdad? De repente sentí que tenía tiempo para hacer muchas cosas que tenía algo aparcadas, y volví a dibujar, a hacer ejercicio… Pero poco después todo empezó a sentirse realmente extraño, y de hecho me pasó como a ti, que no podía concentrarme ni a la hora de hacer pequeñas tareas. El hecho de estar incómodos con nuestra desgastada rutina, sumado a la incertidumbre que todos sentíamos en aquel momento, hizo que sacar a flote cualquier proyecto se sintiera un auténtico mundo.

Supongo que la falta de concentración y el habituarse a un clima de trabajo nuevo no favorecieron.

Desde luego, y para colmo mi pareja y yo enfermamos de COVID y lo pasamos bastante mal. Así que definitivamente me llevó más tiempo del que parece el resituarme y mentalizarme de que quería hacer algo con estas ideas. Pero poco a poco me lo fui tomando con otra mentalidad, y vi en la pandemia una suerte de bendición disfrazada que me permitió tener la oportunidad de pensar y darle vueltas a diferentes conceptos que de otra manera no me había planteado.

¿En algún momento creíste que, dada tu larga trayectoria y el hecho de haber logrado ya grandes éxitos a lo largo de ésta, no tenía mucho sentido enfrascarte en un proyecto así?

La verdad es que no, si te soy sincera. En la vida nunca hay que dar nada por sentado y mucho menos sentirse indiferente por aquello que haces. Al contrario, debes estar siempre alerta con el fin de integrar retos nuevos en tu vida y sentirte excitado por ello. Siempre hay algo nuevo que lograr, y para ello es necesario analizar un poco la vida que te rodea y evaluar si estás en el lugar que quieres estar y saber si estás haciendo lo que quieres hacer. Eso, irremediablemente, implica integrar cambios en tu vida, y a diferencia de lo que pueda parecer, a medida que te haces más mayor comprendes que es necesario pasar por esos cambios, ¿me explico? Es como que descubres que sin esos cambios no puedes lograr los éxitos que deseas, así que vas a por ellos sin importar nada más que tus convicciones. Y en esas estamos ahora, logrando lo que deseo.

¿Crees que esta experiencia ha reforzado tu autoestima?

Sin duda. Cuando eres artista, necesitas llevarte constantemente al extremo y salir de tu zona de confort, con el fin de lograr algo único y relevante, o al menos para seguir sintiendo que creces como profesional. Pero es algo que definitivamente también trato de extrapolar a cualquier ámbito de mi vida personal. Nada sucede de forma aislada en tu vida, y todo termina repercutiendo en otros aspectos, por ello siento que he crecido como persona y como artista de una forma paralela, gracias a lo que supone para mí expresar mis sentimientos a través de la música.

Sobre el álbum, me sorprende que un disco tan jubiloso y bailable emergiera en un apartamento de Londres durante la mencionada pandemia.

Muchas de las canciones nuevas están hechas en casa, sí, y otras están hechas a caballo entre la casa de James y Richard, así que se podría decir que este disco ha tenido diferentes localizaciones y se ha movido bastante. No obstante, debo decir que para mí no es tan importante el sitio en el que la música se origina, como sí a dónde te puede llevar ésta. La música es un portal y te puede llevar a donde quieras, así que poco importa que la concibas en una pequeña habitación o en un gran estudio, siempre y cuando ésta sea capaz de excitar tu imaginación y llevarte a cualquier parte.

¿Te costó confiar tu primer trabajo en solitario en manos ajenas?

La cosa es que en todo momento tenía claro que no quería dejarlo en manos de nadie y desentenderme, ¿me explico? No fue tanto soltarles mis canciones e irme a otra cosa, como sí trabajar de forma conjunta en ellas, creando algo único entre todos. Hubo un poco de trabajo en paralelo, sí, pero también estuve trabajando con James, trabajando con Richard, luego con ambos a la vez, también con Toby…, Así que se podría decir que tratamos de llevar a cabo diferentes métodos de trabajo dentro del disco.

¿Cuánto hay de personal en estas nuevas canciones?

A decir verdad, todas las canciones terminaron generándose de forma bastante orgánica y muy en la línea de la manera en la que me sentía en ese preciso instante. Mi forma de trabajar es bastante espontánea. Algo se genera en mi interior y la música es mi forma particular de expresar y exteriorizar ese sentimiento. Con ‘So Hard So Hot’, por ejemplo, recuerdo que James me mandó un pequeño esbozo de la canción, con una línea de bajo que instantáneamente me enamoró, y supe desde el primer momento que debíamos de hacer algo con ella. De hecho, lo primero que salió de mi boca al escucharla fue exactamente eso, “so hard, so hot”. Además, esto sucedió precisamente durante el verano pasado, que fue especialmente cálido aquí en Reino Unido. Así que bueno, poco a poco se fue generando la letra, que más o menos habla sobre el deseo de libertad y sobre abandonar la oscuridad en favor de alcanzar la luz.

Me consta que hay temas, como el calentamiento global, que también tienen su espacio en tu imaginario.

Es un tema por el que me preocupa mucho, sin duda. A título personal, me inspira mucho estar en contacto con la naturaleza y encuentro ésta una parte fundamental a la hora de dar forma a las letras de mis canciones, componer música o incluso diseñar la estética de mis proyectos. Pero desgraciadamente, muchas veces tengo la sensación de sentirme inútil a la hora de poder contribuir o ayudar realmente a que el problema del cambio climático remita, ¿me entiendes? Si te paras a pensarlo, es muy triste. Y los medios no ayudan demasiado a que los ciudadanos entendamos mejor el problema. Llega un punto en el que realmente no sabes qué creerte, y eso genera mucha preocupación en la sociedad. Por lo pronto, lo único que como artista puedo hacer es contribuir a la concienciación del asunto, haciendo uso de ciertas metáforas que integren esta preocupación dentro de mis letras, como sucede en ‘Fever’, por ejemplo.

Está abierta a muchas interpretaciones, ¿no?

Absolutamente. La sola palabra, “fever”, tiene un lado provocativo que me gusta mucho. Pero la canción también habla de amor y de pérdida. Es una canción con muchas lecturas, y además, tiene esa estructura frenética que refleja precisamente el sentimiento ferviente que la propia palabra transmite. Además, la tocamos por primera vez en directo hace poco, y la disfruté muchísimo.

¿Cómo llevas lo de enfrentarte a las nuevas vías de promoción a las que, como artista, tienes que terminar abrazando?

Bueno, lo que más preocupa de este asunto es que generar todo ese contenido para redes lleva mucho tiempo. Un tiempo que podría estar invirtiendo en ensayar o en componer nuevas canciones. Definitivamente, es una forma de afrontar la promoción que hace unos años no teníamos. Pero por otro lado, me gusta mucho la sola idea de poder estar más en contacto que nunca con mis fans, por eso intento que el contenido que creo esté más destino a ellos que a hablar meramente de mí. Siento que, aunque estos nuevos métodos traigan consigo muchos problemas, también es muy interesante todo lo que pueden aportar.

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram