Entrevista a Alice Wonder

5 noviembre, 2020
Redaccíon: dod Magazine

Alice Wonder (2020)

Redacción: Andrea Genovart

Alice Wonder también es una de las artistas que forman parte del cartel ciclo de conciertos Sesión Vermú que se ha organizado por diversas localidades de la Comunidad de Madrid.

La cantante y compositora estará tocando en directo el sábado 7 de noviembre en Alcalá de Henares (14:00h - Patio del Centro Sociocultural Gilitos), y al día siguiente, domingo 8, en Aranjuez (12:00h - Patio del Centro Cultural Isabel de Farnesio); en ambos conciertos compartirá escenario con Ainhoa Buitrago.

Entrevista a Alice Wonder

¿Cómo ha sido hasta ahora tu pandemia? No sé si tenías previsto sacar en estos meses un segundo álbum. Firekids fue en 2018, y no sé si tenías pendiente una publicación que has decidido retrasar. ¿En qué situación creativa te ha pillado todo esto?

Pues justo antes de la pandemia estaba empezando una gira bastante guay, como el 2.0 de mi disco, que ya tiene dos años. Y estaba bastante bien, y justo llegó. Que tampoco me importa porque me tenía que poner a trabajar, y me parece que las canciones que he sacado en pandemia no las hubiese sacado si no hubiese tenido este tiempo

 

O sea, que podríamos decir que el segundo álbum se avanzará, que lo tendremos antes de lo previsto, por el tiempo creativo que has podido tener en pandemia.

Sí, totalmente.

 

Ahora tienes dos bolos este fin de semana, sábado y domingo seguidos. El sábado en Aranjuez y el domingo en Chinchón. ¿Hace cuánto que no haces un bolo?

El último… en verano. Hice uno en Menorca y dos en Valencia. Y la verdad que fue guay.

 

En Valencia supongo que fue antes de que empezaran justo a cancelar… qué suerte. ¿Qué tal entonces la experiencia de los conciertos de la nueva normalidad, que dices que guay?

Yo creo que tengo la suerte de que me puedo poner en formato acústico y al menos estoy sentada tocando la guitarra, el piano… todo un poco chill. Es cierto que tenía una gira planeada con toda mi banda, que hace que el rollo se vuelva más cañero, más punk por así decirlo… Pero es la suerte que tengo, que puedo hacerlo sola. Este fin de semana la gente podrá ir a verme, tomarse su vermú y yo tocar. A mí, solo con cantar y estar a gusto y que a la gente le mole, ya me es suficiente.

Cuando se empezó a presentar hace dos años tu figura en la música, se te presentaba como esa chica de bedroom pop. Con el discurso de la chica o chico que empieza a componer en la intimidad de la habitación y empieza a subir contenido en las redes sociales… un relato que hemos visto con otras y otros cantantes. Te quería preguntar cómo afecta a este tipo de artista un contexto de pandemia, que ya era presentada en la intimidad y la introspección, que no será del mismo modo que si eres una banda de punk de cuatro o cinco personas.

Creo que he tenido un empujón en redes sociales como muy orgánico en pandemia, como cuando me hice por primera vez la cuenta y lo que colgaba eran versiones. Como que he vuelto a tener relevancia por ser un tipo de persona que compone y se encuentra bien en la intimidad. Al final, cuando todos estamos más tranquilos también nos fijamos en gente como yo, quizás.

 

Y esa mayor conexión dices que la has notado en confinamiento.

En confinamiento he notado que he subido el volumen, antes no es que lo notara poco. Pero de pronto sí lo he notado más, siento como garden people, como gente nueva que me ha descubierto por el estado de la cuarentena.

 

Supongo que también han ayudado las iniciativas que había de bolos en streaming. Tal y como tú comentabas, tu formato de concierto permite que se amolde más a la situación que no una banda de garage de cuatro o cinco que necesitan unos amplis de la hostia.

Claro, es que a nivel económico seguro que no les funciona ahora a los pobres con toda la movida que hay que hacer… Y ahora, con los bolos de la nueva normalidad, yo me puedo ir ahora con mi técnico, en un cochecillo los dos solos, y ya está.

 

Ahora que hablas del directo, cuéntame más sobre lo que vamos a encontrar este fin de semana, los dos bolos que tienes con Ainhoa Buitrago.

Me dijeron que había que buscar otra artista. Y Ainhoa mola todo. Me ha ayudado en la última producción y seguramente me suba a cantar un tema con ella, que hice yo para ella. O sea que había una relación de antes.

 

Acaba de salir tu colaboración con Rayden, El mejor de tus errores. ¿Cómo lo estás viviendo? Supongo que estás recogiendo un buen feedback porque es una colaboración potente, además de algo nuevo para ti con lo que ibas haciendo a nivel propio.

Totalmente. Estoy super contenta por el recibimiento del público y porque me parece que es una canción que encaja en su estilo y en el mío, y que se lleva a sus fans y a los míos, y que además permite que conozcan al otro. Podría parecer que no tenía por qué pegar pero pega mazo.

¿Cómo surgió la colaboración? ¿Fue una de esas cosas aplazadas por la pandemia o ha sido algo espontáneo de última hora? Porque es la pregunta que ahora se hace la gente cuando salen canciones o álbumes.

 Yo creo que hay un poco de todo. Mi último tema, No te vayas, lo hice en cuarentena y en un mes estaba fuera. Pero lo de Rayden es una historia aparte. Me escribió hace año y medio, dos, por Instagram para decirme que quería colaborar conmigo para un tema de su próximo disco. Sin conocerme en persona ni nada. Y yo le dije que okey. Y me mandó una base y me dijo de que quería que fuera la canción, y yo le mandé mi parte. Y él se encajó la suya. Y no me lo mandó de hecho, me dijo guay, y no volvimos a hablar en mucho tiempo. Y entonces en verano de pronto coincidimos en un viaje a Ibiza que nos invitaba San Miguel, y le dije “tío que tenemos un tema que acabar”. Y conseguimos una guitarra en una de esas casitas en las que estábamos, así como de pueblo, y tocamos la canción por la noche sin antes habernos visto en persona ni haberla tocado. La tocamos de una y sonó brutal. Y nosotros, pues ya estaría.

 

Y bueno… definitivamente, ¿podríamos decir que te estás pasando al castellano, no? De un tema que había en Firekids ahora todos los sencillos que lanzas son en este idioma. Cosa que suele pasar mucho.

¡No, no! Lo que pasa es que lo parece, ¿no? Ahora la gente debe estar en plan no pasa nada, la acogeremos. Pero tengo producciones y nuevas canciones en inglés, y algunas en spaninglish, de esas que voy fluyendo de un idioma a otro, que creo que a nivel sonoro están muy guays. Quería hacer un EP en castellano, porque estaba aquí en cuarentena y porque sentía que quería hacerlo, dar algo de mí que se quede aquí para siempre; un álbum en mi lengua. Pero luego, quiero jugar. Y quiero jugar y quiero ir a por todas, y me vas a ver cantar muchas cosas y muchas cosas raras de diferentes atmósferas.

 

Los sencillos que hemos tenido hasta ahora, ¿son adelantos de este nuevo disco o no?

Sí, todos. Por si apareces, no te vayas y Corazón Mármol son tres temas de los siete que va a tener el EP que voy a sacar. Me queda otra por sacar, luego hay otro pepino por hay, otra muy rara y otra todavía más rara.

 ¿Tenemos fecha cerrada?

No… porque como esto cambia como el tiempo yo prefiero fluir con el tiempo. Pero el año que viene, a principios.

 

Es que claro, la pandemia es larga y al final vas avanzando sencillos para animar a la gente y te das cuenta que ya has avanzado medio disco.

Sí, total, se me está alargando pero… como no hay conciertos que hacer, tampoco hay prisa. Yo no tengo un cronómetro así que voy a hacerlo con calma, con gusto, una gira, que la gente lo cante… Luego otro álbum, y así. A ver, también he sentido el abismo de la cuarentena, eso de decir “que me quedo atrás como artista”. Pero no, ni de coña, al final ha salido y está saliendo guay.

 

Sí, y más vale acostumbrarse a la situación y darle la vuelta a la tortilla porque no sabemos hasta cuando vamos a estar así. Y con ello se suma la fidelidad del público.

Sí, yo creo que la vuelta va a ser muy emocionante. Yo me veo uno de estos grandes conciertos de miles de personas, de una cantidad que dices hola, estamos aquí y hemos superado la pandemia.

 

Y aparte de estos dos bolos, no sé si tienes algunos bolos confirmados o sobre la mesa que todavía te hagan sentir que queda movimiento.

En Barcelona en teoría voy a tocar en la Apolo 2, el 12 de febrero, que me reprogramaron. En Madrid lo he pospuesto al 22 de mayo, el que tenía sold out…  Así que visto así, bien. De momento no están cancelados así que hay esperanza y en peores plazas han toreado nuestros antepasados.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram