dodMergentes: Memorias al desamor emo de Lagarde

[kkstarratings]
22 octubre, 2021
Redacción: dod Magazine

Lagarde (2021)

Redacción: Fran González

En ese deje inmortal en el que las mejores voces de nuestro tiempo hallan el desconsuelo y el desasosiego necesario para dar rienda suelta a su torrente creativo, Laura Garde ha logrado poner el primer ladrillo de su prometedora y fructífera propuesta musical. Bajo el seudónimo de Lagarde, y tras el apoyo incondicional de su padre, la artista barcelonesa de 28 años ha dado con las claves necesarias para dejar finalmente atrás sus inseguridades y lanzarse de pleno a componer sus propias canciones en un formato más elaborado.

A mediados del pasado mes, Laura compartió con todos nosotros su primer EP, con el que oficialmente debutaba y arrancaba su proyecto personal. And I Bet I'll See You From This Side (Laura Garde, 2021) son cuatro piezas de corte pop lánguido y folk producidas por Jaime Stinus, con las que la artista ha tratado de sanar su historial sentimental más desafortunado: “Estas cuatro canciones las escribí hace un año y medio. Estaba bastante mal, llevaba mucho tiempo con mi pareja de entonces y creo que necesitaba un respiro. Me sentía completamente estancada personalmente y además nos hacíamos mucho daño el uno al otro. En mis canciones hablo un poco de todo eso, y sobre todo de la dependencia emocional que se puede llegar a generar en una situación así.”

Para Laura, la música nunca ha sido un recurso ajeno. Nos cuenta que desde su tierna adolescencia ha coqueteado con la composición de canciones que le servían de diario personal, abrazando las idas y venidas que alteran el día a día de cualquier chica de esa edad. A su vez, el papel que su padre ha jugado en esta ecuación nos ayuda a entender mucho mejor cómo Laura estaba definitivamente predestinada a profesionalizar su pasión y acabar haciéndonos llegar su imaginario personal: Todo esto es culpa de mi padre. El año pasado me dijo «vale, ya está, hasta aquí: vas a grabar tus propias canciones.» Él es productor musical. Me he pasado la mayor parte de mi vida viéndole componer jingles en el estudio y me gustaba muchísimo pasar tiempo allí. Además, en alguna que otra ocasión me hacían cantar en esos jingles. Sin duda, eso me ayudó a perderle un poco el miedo a todo esto.”

Un día normal para Laura está teñido por el estrés habitual de la rutina de las grandes ciudades, donde alterna su trabajo en la oficina con el poder eliminar esas tensiones laborales ensayando en su estudio. Y así es como, entre un plano y otro, ha conseguido fraguar un primer bloque de canciones con las que ya hemos empezado a verle desfilar con buen hacer en algunos escenarios. De hecho, el pasado 9 de octubre la artista barcelonesa acercaba a los oídos de los asistentes de la primera edición del Eargasm Fest esa dulzura única con la que es capaz de abordar sus episodios más íntimos: “Soy una persona muy intensa y transparente. Me curo contando las cosas y sacándolas fuera. Sin ir más lejos, estoy preparando un par de canciones nuevas con las que busco cerrar el círculo de “And I Bet I'll See You From This Side”, siendo más explícita que nunca. Se podría decir que le he perdido totalmente el miedo a mostrar mi parte más vulnerable y privada.” Así mismo, Laura nos abre boca del que será su siguiente gran show, programado para la próxima edición del Primavera Weekender los días 5 y 6 de Noviembre: “Estoy muy nerviosa por ello. De verdad, ¡no entiendo nada! Estoy en un cartel con Kings of Convenience y Soto Asa. Estoy muy agradecida y feliz de poder vivir esta experiencia. Además, no hay sitio más divertido que el Weekender.”

Sobre todo lo que concierne a aquello que podemos esperar de la artista a la hora de desenvolverse sobre las tablas, nos sorprende verla afirmar que ese carácter acústico y calmado que percibimos en su EP se queda exactamente ahí, pues en su directo Laura nutre la envergadura de su puesta en escena con la contundencia y la presencia de su recién formada banda (compuesta por Carlos Bertolín a la batería, Jordi Juan al bajo y Enric Sans a la guitarra), hasta alcanzar un sonido que bien podría ser el heredero del de la Avril Lavigne de 2003. Todo ello, añade, gracias a la excepcional sincronía y conexión que ha logrado desarrollar en tan poco tiempo con sus compañeros de escenario.

A pesar de esa rabia que parece destilar su crecida figura frente al público, a la hora de inspirarse la catalana confiesa sentir especial debilidad por esas artistas de corte intenso y empoderado como son Julia Jacklin, Sharon Van Etten, Pom Pom Squad, Indigo De Souza o Phoebe Bridgers, y que juntas acaban conformando esa amalgama de influencias que la han ayudado a desengranar el mejor estilo para su discurso. Sin embargo, este capítulo de memorias descorazonadas parece estar cesando y sanando en la particular vida de la cantante barcelonesa, pues la propia Laura Garde confiesa encontrarse en un momento vital muy pleno ante el cual quizás pronostique un giro en su registro compositivo y musical: “A partir de ahora no sé qué va a pasar. Nunca había estado tan bien en toda mi vida, ¿y si de repente no sé escribir sobre cosas felices?”

Escucha y sigue a Lagarde en: Instagram | Spotify  |  Soundcloud

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram