Dcode Festival 2011 – Crónica del sábado

28 junio, 2011
Redaccíon: asier

DCode Festival - Manel

Después de una primera jornada de lo más calurosa, nos enfrentamos al segundo día del Dcode con ganas de ver a bandas ya consagradas y a futuros reyes del rock, que tal vez se queden en promesas.

Nuestra tarde comenzó con Mucho, banda compuesta por algunos ex-Sunday Drivers y Underwater Tea Party, que nos convencieron con gran parte de los hits que están incluidos en su disco debut. Primeros mangerazos para aliviar el calor y buena actitud de Martí Perarnau con los pocos que nos acercamos a verles.

La segunda base se fijo en el escenario donde el grupo catalán Manel alegro al publico con los mejores temas de su último disco, 10 milles per vuele una bona armadura , y ya clásicos hechos propios como la versión del 'Common People' de Pulp. Refrescaron al personal a base de ukelele y canciones como 'Al Mar' que recordaban a un día en la playa con chapuzón incluido…¡Quien lo pillara!

Por otro lado, Blood Red Shoes, el duo británico compuesto por Laura-Mary Carter y Steven Ansell, regalaron desde el primer momento una buena dosis de indie-rock, garaje y grunge bien mezclado pero no agitado, que bien podría haberse merecido una hora con más publico.

A partir de aquí, conciertos excepcionales, decepciones e indiferencias. La decepción se la dejamos para Ting Tings con un concierto monótono y aburrido, que no supieron enderezar ni con los hits mas esperados. Desde nuestro punto de vista, estuvieron muy fallones y con muy pocos aciertos.

Vaccines fue uno de los conciertos más esperados de la tarde. Los de Londres cumplieron con su papel de hype y de 'jóvenes promesas del rock'. Se esforzaron con sus temas mas sonados y el publico se quedo encantado. Veremos si se quedan aquí o dan un paso adelante.

Y después de los jóvenes, unos veteranos de guerra y unas bestias encima del escenario: The Hives. Los suecos, con un Pelle Almqvist brillante y de lo más travieso, ofrecieron el mejor concierto del festival conjugando un gran sonido y un setlist de lo mas acertado, con una presencia escénica que muy pocos saben transmitir. Atizaron de lo lindo con su rock-garage y vacilaron, con acierto, a todo el que se paso por sus narices. Muy grandes.

Kasabian se presento con posiblemente la puesta en escena más espectacular del festival, luces y fondo de escenario del típico cabeza de cartel, y comenzaron a lo grande con 'Club Foot' (el video que podéis ver en este post). Tom Meighan llevo su pose de estrella de rock británica hasta el último momento y la banda respondió con un repertorio de lo más goloso para sus fans. Tal vez no lleguen a lo que fue Oasis, pero mereció la pena verles…de largo. Fue una fiesta y repetiremos en el Bilbao BBK Live.

Por ultimo, Crystal Castles llegaron para bajar la persiana del festival Madrileño y lo consiguieron antes de tiempo. Teníamos muchas ganas de verles, pero los berreos fuera de lugar de Alice Glass y un sonido oscuro, sin chispa y lejos de la electrónica más resultona de sus tres o cuatro temas más reconocidos nos dejaron la puerta abierta para el descanso.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram