Cronica: Zahara en Madrid, sala La Riviera (17-01-2019)

19 enero, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Zahara (2018)

Redacción: Javier Nieto

Dos años después del cierre de gira de Santa en el mismo recinto, Zahara congrega de nuevo a sus fieles en la sala La Riviera de Madrid para arrancar con el primer concierto de presentación de Astronauta, uno de los mejores discos que se publicó a finales del pasado 2018.

Astronauta es un disco autoproducido y muy personal en el que Zahara sigue formando su estilo inconfundible entre cantautora, chica pop, graciosa y gamberra. En este caso, la temática es inconfundible: música espacial, psicodelia de la buena y nada mejor para empezar que salir a escena con los últimos acordes que retumban de Space Oddity de Bowie y la famosa sintonía de The X-Files para que sea David Duchovny la canción con la que abrir el nuevo espectáculo, al igual que hace en el nuevo disco.

Se palpaba en el ambiente algo que auguraba una noche especial, no solo por la puesta de largo de Astronauta sino por las ganas de agradar de la propia Zahara y su banda, en esta ocasión bien salvaguardada por Martí Perarnau a los teclados y Manuel Cabezalí a la guitarra. Entre el público colaboradores en antiguas andanzas como Victor Cabezuelo (Rufus T. Firefly, Mucho) o Miguel de Lucas (Mucho).

Las canciones de Astronauta se iban sucediendo mientras Zahara iba invitando al escenario a los artifices reales de la grabación del disco en Gales, con Matthew Twaites como productor a la cabeza. Para Guerra y Paz fue Marti Perarnau el ayudante a las voces (haciendo las veces de Santi Balmes), mientras que Manuel Cabezali hizo lo propio con Big Bang y las voces de Miguel Rivera (Maga).

El repaso a la discografía de la andaluza tocó todos los palos con la psicodelia como nexo de unión. Sonaron fantásticas El Universo o Camino a LA de La Pareja toxica, esta última, en un dúo muy rockero junto a Crash de su anterior disco, Santa, del que también destacó El Frío.

El vestuario y la ambientación muy acorde a la temática que nos ocupaba, chandals espaciales para ellos y mono tipo astronauta para ella. Tras un pequeño parón con Mulder y Scully en las pantallas Zahara vuelve a las tabla con nuevo vestuario y sola ante el peligro. Indiscutiblemente la sección más íntima e interesante de la velada. Arranca con un monólogo más que digno para el club de la comedia donde nos explica detalladamente la historia que relata en su nueva Adjunto foto del Café Verbena, que nos presenta a continuación. Tuyo, sintonía de Narcos, suena tremenda en la voz de Zahara y para cerrar, la intimísima Con las ganas. Silencio sepulcral nunca antes sentido en La Riviera, los hielos de los vasos pararon su baile para disfrutar y dejar disfrutar. Voz rota, quejándose como la mejor Chavela, preciosa.

Para la recta final y acompañada de nuevo por la banda suenan Diluvio Universal y El Deshielo, dos canciones meteorológicas que descargan con toda su fuerza la delicada fuerza de Zahara. Como broche de oro, la pista de baile se llena de pies para disfrutar de Caida Libre, la electrónica versión de Senza un Perché y la esperadísima Hoy la bestia cena en casa. Sarcasmo político en las pantallas con ficha técnica de replicantes (políticos) y humanos (músicos) al estilo Blade Runner. Bailarines con coreografía perfecta y baño de multitudes entre el publico. Todo acaba, pero para cerrar el círculo espacial vuelve a sonar Bowie a toda mecha, con su Starman que hace que la felicidad y el buenrrollismo inunde el ambiente.

Despegue perfecto de la astronauta Zahara, con un concierto cuidadisimo en detalles que deja un muy agradable sabor de boca. Preciosa Zahara.


MÚSICA RELACIONADA

Mabü (2020)

Entrevista a Mäbu

1 octubre, 2020
Garbí - Bisiesto

Crítica: Garbí - Bisiesto

28 septiembre, 2020
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram