Crónica: Yo La Tengo en Madrid, Sala La Riviera (11-02-2019)

13 febrero, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Yo La Tengo (2018)

Redacción: Adrián Gallego

Las casi 3 horas del concierto de Yo La Tengo del pasado lunes seguro que habrán dejado satisfecho a quien le supiese a poco su concierto en la pasada edición del Mad Cool. Libres esta vez de las limitaciones de tiempo impuestas por los festivales, la banda estadounidense ofreció un dilatado concierto en el que dieron un digno repaso a toda su discografía y en el que pudieron presentar, esta vez extensamente, There’s a Riot Going On, su último trabajo.

Pese a la larga duración del concierto, Yo La Tengo consiguieron mantener el interés del público con un setlist muy bien construido dividido en dos secciones. La primera parte estuvo compuesta por canciones de ritmo pesado y melodías oníricas, principalmente de su último disco, mientras que en la segunda sección del setlist aceleraron el ritmo e incluyeron canciones con guitarras distorsionadas de sus discos de indie rock como I Can Hear The Heart Beating As One y Painful. Cabe destacar que, a diferencia de los cuadriculados setlists de la mayoría de bandas, Yo La Tengo no han repetido repertorio en ninguno de los conciertos que lleva dados en España, tocando más de una treintena de canciones diferentes entre los conciertos de San Sebastián, Santiago y Madrid.

La banda abrió el concierto con You Are Here y Forever, dos temas de su último trabajo que adelantaron el tono que tendría el resto de la primera sección del concierto. Pese a que canciones como Ashes o She May, She Might de There’s a Riot Going On sonaron bastante bien, el protagonismo del primer set lo robaron la mítica Big Day Coming y una emotiva versión de Tom Courtenay cantada por Georgia. Para cerrar el primer set eligieron Here You Are, de forma que esta primera parte del concierto empezó y terminó con las mismas canciones con las que comienza y acaba su último álbum.

Tras una (no tan) breve pausa, Yo La Tengo volvieron al escenario para mostrarnos su faceta indie rock. La encargada de romper con la atmósfera que tejieron durante la primera parte del concierto fue False Alarm, una canción con reminiscencias a Suicide en la que Ira se desató y comenzó a cantar a gritos y a tocar el sintetizador a puñetazos como Martin Rev. El resto del set estuvo compuesto principalmente por canciones de discos de los 90 como Deeper Into Movies, Double Dare o I Heard You Looking, un tema instrumental cargado de distorsión y ruidismo que dilataron hasta los 10 minutos. No todo fue shoegaze y guitarras distorsionadas, también hubo lugar para un par de canciones más de su último trabajo y algún que otro tema repescado de su extensa discografía. A Diferencia de la primera parte del concierto, Ira se mostró más hablador en esta segunda sección, haciendo algunos comentarios e insistiendo en que Georgia y Stephan repitieran varias veces un fragmento de una canción para que el público pudiese apreciar mejor el apartado instrumental.

Al acabar el segundo set, Yo La Tengo abandonaron de nuevo el escenario. Pese a que el concierto había superado ya las 2 horas y media, el público no dudó un segundo en pedirles que volvieran, a lo que la banda respondió con un generoso bis de tres temas. En estas últimas canciones volvieron a bajar el ritmo y el volumen hasta un punto en el que Ira cantaba casi susurrando, algo arriesgado de hacer al final de un concierto tan largo en una sala repleta de gente y, aún así, reinó un respetuoso silencio entre el público que hizo muy emotivo los últimos minutos del concierto.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram