dod letter

Crónica: Warm UP Festival 2023

[kkstarratings]

Warm UP Festival 2023

Redacción: Marien Ponce

La lluvia fue la gran protagonista del Warm Up 2023 en la ciudad de Murcia. El festival celebró el pasado fin de semana su quinto aniversario con un cartel que prometía tres días intensos de música tanto en el recinto como en las principales plazas de la ciudad, donde se esperaba concentrar cerca de 90.000 personas. Durante toda la semana se preparó una programación de cine, documentales o presentaciones de libros para calentar motores antes del festival que arrancó oficialmente el viernes en el recinto con las actuaciones de Miss Caffeina, Kasabian, Ojete Calor y Elyella, quienes pudieron tocar en el escenario principal sin tener que hacer frente a ningún contratiempo, como sí que ocurrió en el segundo día.

El sábado empezaba con un intenso calor que no parecía pronosticar lo que estaría por ocurrir, sin embargo, las altas temperaturas no fueron impedimento para disfrutar por las calles murcianas de Pipiolas, Dani o Camellos. Estos últimos consiguieron que el público corease sus irónicas letras y al ritmo de Arroz con cosas o Tentaciones se formasen los primeros pogos del día. Sin duda, una de las mejores actuaciones en las que el grupo lo dio todo a pesar del calor, haciendo alarde de su dominio del escenario y su conexión con el público: todos a una por y para pasarlo bien.

Ya sobre las seis de la tarde, en el recinto de La Fica, las colas para recoger las pulseras y acceder al Warm Up eran considerables y se notaban las ganas de todos los presentes por disfrutar de la segunda jornada. Natalia Lacunza estrenó el escenario de Polo Club acompañada con su banda para interpretar los temas de Tiene Que Ser Para Mí, álbum que lanzó en 2022. El escenario principal fue inaugurado por la banda de rock inglesa Temples, aunque los internacionales solo pudieron tocar durante unos minutos los temas de Exotico, el disco que publicaron este mismo año. Apenas veinte minutos después de comenzar a sonar guitarras y batería, comenzaron a caer las primeras gotas, para unos segundos después convertirse en una increíble tormenta que obligó a parar el concierto y a que todos los asistentes buscaran algo de techo para resguardarse. Pero, no fue fácil. Hubo quien aprovechó los bajos de los escenarios o los recovecos más extraños para intentar no mojarse, aunque de nada sirvió ya que, tal fue la cantidad de agua, acabó habiendo zonas inundadas.

Tras algunas horas de continua lluvia, con todos los asistentes evacuados, el cielo dio una tregua, sin embargo, el equipo del festival evaluó los daños y consideraron que el resto de los conciertos del sábado se cancelaban, adiós al primer día de Warm Up. La organización no estaba preparada para semejante temporal, aunque, lo cierto es que sí había previsión de lluvia para, al menos, uno de los días. Los grupos enseñaron por sus redes el estado en el que habían quedado sus instrumentos y lamentaron lo ocurrido.

Viva Suecia, Amaia, León Benavente o los murcianos Second, se quedaron sin poder subirse al escenario para tocar, y estos últimos, hacer el concierto de despedida en su ciudad. Otros, como Niña Polaca, cuando paró de llover, decidieron sacar la guitarra en un parking cercano al recinto y concentrar ahí a sus fans para corear La Muerte de Mufasa o, su ya mítico tema, Nora. Consiguieron que olvidásemos los problemas que hubo en el festival y que surgiera un momento único, en el que todos, hermanados, disfrutamos del concierto improvisado.

Con el domingo, y último día, las filas de entrada al festival volvían a estar llenas de gente deseando disfrutar de los directos y con aún más ganas. Cariño se hicieron con el escenario secundario, con varias referencias a lo ocurrido en la jornada anterior, consiguieron terminar su show sin complicaciones. Paola, Alicia y María pasaron a un escenario más grande desde la última vez que pisaron la ciudad en 2019, e hicieron un repaso por Movidas y Si quieres, para centrarse en su último trabajo homónimo, Cariño. Su particular tontipop puso a bailar al público desde el primer momento que las arroparon sin necesidad de que estas se mostraran especialmente cercanas, pues se limitaron a seguir un setlist apropiado para el evento sin ningún revés técnico.

Iván Ferreiro tomó el relevo de la tarde y lo hacía a lo grande, congregando a los pies del escenario a un gran número de personas que se sorprendieron y emocionaron al encontrar a Leiva al bajo. Juntos interpretaron El pensamiento circular, tema indispensable en su repertorio junto a Años 80, con la que se despidieron del stage de Estrella de Levante después de presentar con maestría su reciente Trinchera pop. Los primeros contratiempos del día llegaron con los madrileños Carolina Durante. Los cuatro chavales trajeron consigo la lluvia, como ya ocurrió en 2019 tal y como ellos mismo recordaron entre risas. Los 4 chavales empezaron con Aaaaaa#$!& y solo el sonido de los primeros acordes hizo que todos sus fans empezaran a saltar y a disfrutar del directo. Su vocalista, Diego Ibáñez, volvía a hacer gala de su dominio del escenario con pasos imposibles que son ya sello de identidad de la banda. 

Sin embargo, el clima no dio tregua y a la tercera canción rompió a llover de forma considerable, aunque no llegó a los niveles del día anterior. “¡Es solo agua!” gritó el público y él propio cantante, ambas partes sin intención de que el temporal arruinara el concierto. Y así fue, la banda siguió y tocando y todos los allí presentes disfrutando, empapados. Fue una imagen que quedara para el recuerdo, para la historia del Warm Up y para ellos mismos. Además del olor a lluvia, se respiraba un sentimiento de hermandad y felicidad, se siguieron formando pogos ajenos a todo lo externo, todo lo que no fuese disfrutar del concierto estaba de más, fue un regalo.

Preocupados por el devenir de la noche, la organización del festival volvió a plantearse la continuidad de los conciertos. Unos de los cabeza de cartel, los británicos The Kooks, no pudieron presentar su show, para el descontento de los más fanáticos, alegando problemas técnicos, pero, la música volvía a sonar en Murcia a ritmo de Carlos Sadness. En el mismo escenario, Polo Club, aparecía Dorian, quienes apostaron por sus temas más clásicos para conectar con el público y regalarles A cualquier otra parte y La tormenta de arena, entre el repertorio donde también hubo hueco para su último disco, Ritual. Uno de los gestos más aplaudidos fue la dedicatoria del grupo con Verte amanecer a Viva Suecia y Second, quienes se tocaron sin poder tocar el día anterior.

En paralelo, el dúo catalán Cala Vento confirmó su triunfo en la ciudad. En poco tiempo Aleix y Joan pasaron de tocar en pequeñas salas de Murcia a hacer algo más que memorable sobre el escenario del Warm Up. Sin duda, una de las mejores actuaciones que pudimos disfrutar en el festival. Presentaron Casa Linda, su último disco, y lo hicieron con una cuidada puesta en escena, que sin demasiados elementos lograron una gran actuación. El público estaba totalmente volcado con Equilibrio, Ferrari o Conmigo, que sonaron al ritmo de guitarra y batería. Un disco de nivel con un directo que le hizo justicia.

Otra de las actuaciones del día, como era de esperar, fue la de Vetusta Morla. Es uno de esos grupos que no defraudan y esta vez no iba a ser menos, todos a una dispuestos a disfrutar de uno de los grupos más consagrados de la escena musical. “¿Qué pasa, Murcia?”, dijo Pucho, el cantante, al salir: “¿Llueve o no llueve? ¡PUES A BAILAR!”. Y así lo hicieron cientos de personas, coronando el directo con Los días raros y fuegos artificiales que pusieron el broche de oro a la actuación.

Aún quedaron energías para escuchar el indietronica de Hot Chip, La Élite Big Show, que sustituyeron la caída del cartel de Mujeres, o a los Varry Brava. La popular banda de Orihuela siente Murcia como su casa y el cariño por parte del público murciano fue más que evidente en un concierto lleno en el que reinó la diversión, los colores y el buen rollo que trasmiten con temas como Raffaella. 

La jornada terminó bien entrada la madrugada de la mano de Flash Show, en una sesión DJ que fue dejó en alto un accidentado Warm Up, en el que se sintió la música con más fuerza y que dejó entre los asistentes algún que otro reproche a la organización. Tres días que quedarán para el recuerdo de todos los que ya contamos los días para volver a La Fica el año que viene.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram