Crónica: Vetusta Morla en Madrid, Caja Mágica (23-06-2018)

25 junio, 2018
Redaccíon: dod Magazine

Vetusta Morla - Caja Mágica de Madrid 2018

Redacción y fotos: David Moya

23 de junio. Por fin llegaba el día esperado por muchos, un día histórico para la escena independiente española. Vetusta Morla llegaba al que probablemente sería el concierto más importante de su carrera profesional. Y no era para menos, 38.000 entradas vendidas, un sold out anunciado una semana antes dejando claro que la gira del último disco va a marcar un antes y un después en sus vidas.

Con un calor impresionante, según te bajabas del metro, podías sentir los nervios de muchos y el ambiente festivo que desprende un evento de tales características. El verano había llegado, la cerveza corría a mares y pese a las dudas de poder meter a tal cantidad de gente sin incidencia alguna se disipaban de sobra por la buena labor de producción, gente de la que cuando todo sale mal nos acordamos, pero cuando sale bien hacemos como si no existiera.

Los nervios estaban a flor de piel, y aunque Mismo sitio, distinto lugar ha sido un disco con el que no todos hemos estado de acuerdo, dejarnos embaucar por su directo era algo necesario. Y ahí…justo ahí comenzaba a sonar la intro para dar paso a las 6 personas que para muchos forman el mejor grupo de nuestro país, o al menos, el que más lejos ha llegado dentro de esto del indie. Y precisamente la canción que da nombre a su nuevo trabajo fue la elegida para comenzar el show, seguidas de Deséame Suerte, El discurso del rey y Palmeras en la Mancha. Pero no todo iba a ser nuevo, viajamos a su anterior álbum con Golpe Maestro, llegando de esta forma la primera reivindicación de la noche cuando Pucho cambió una de sus estrofas por “y las mordazas no dejaban ni cantar”. Creo que sobran las palabras.

Pucho - Vetusta Morla - Caja Mágica de Madrid 2018

Pero tocaba ponernos sensibles y empezar a viajar por el interior de nuestras entrañas, por el interior de Cuarteles de Invierno, Maldita Dulzura y nuestro viaje favorito: Copenhague. Y es que puede que sea su canción más conocida, más mainstream y todo lo que queráis; pero estoy seguro de que si hubiéramos preguntado a cada una de las 38.000 personas que allí estábamos, todos hubiéramos respondido que viajar a la capital danesa cada vez que escuchamos esta obra de arte es un lujo que nunca podremos terminar de agradecer a los de Tres Cantos.

Fue notable que 23 de junio es de las favoritas del público, y es que no es para menos. En este instante el centro de atención sobre el escenario fue para un plato que hacía girar una figura de metal con la forma de dos bailarines. Detallistas por encima de todo, aunque quizás para un concierto de tales dimensiones, no lo más apropiado. Pero supongo que ahí reside la magia de Vetusta Morla, en hacer que en un concierto así te sientas diminuto y como si estuvieras en la sala más pequeña de la ciudad. Pero claro, de repente llega Pucho, y tras un discurso orientado al apoyo a los refugiados y diciendo que no quieren que a nadie más “a la deriva”, cantan la canción que daba nombre a su anterior disco; y salta del escenario, sale corriendo a lo largo del foso para interpretar Mapas, mientras se da un baño de masas; y vuelves a la realidad. Una realidad absolutamente surrealista cuando de repente aparece en escena un tío con una careta de cerdo, se acerca el micro, y canta aquello de “decirlo a la cara”; estribillo de una canción de Ella Baila Sola.  No podía ser otro, era David Broncano, y para entenderlo os remito a la entrevista que hizo a Vetusta la pasada semana en La Resistencia. No tiene desperdicio. Como no tuvieron desperdicio sus movimientos de caderas al ritmo de Te lo digo a ti.

Guillermo - Vetusta Morla - Caja Mágica de Madrid 2018

Tras Fiesta Mayor y el posterior bis, tocaba el nuevo himno de la banda, Consejo de Sabios. Seguido de El hombre del saco y la genial Los días raros, canciones por las que no parecen pasar los años y que siempre consiguen emocionarnos y que acabemos dejándonos la voz por encima de todo. Tocaba volver a casa, pero no de cualquier forma, porque ellos no dejan que vuelvas de cualquier forma. Te meten en una pompa de jabón y vuelas, y vuelas, y vuelas…y asciendes, y sueñas que todo es posible.

Siempre he sido muy reacio a eventos tan grandes y al aire libre y más si los protagonistas son gente a la que guardo un cariño muy especial por diferentes motivos. ¿Por qué? Porque siempre cabe el miedo de que se convierta en un espectáculo con fuegos artificiales y  se deje de lado la música, que en realidad es por lo que todos estamos allí. Por suerte, no fue el caso. Sea como sea, Vetusta Morla el sábado demostró que se han pasado este nivel, y que no sabemos si ya han llegado a la cima o aún hay un paso más allá de lo conseguido hasta ahora; pero lo que sí sabemos es que han hecho historia desde la fidelidad a ellos mismos y desde la independencia, inspirando y abriendo el camino a muchos otros. Solo por eso se merecen el respeto de toda la escena musical a nivel global, respeto que ya tienen. Respeto ganado únicamente con el sudor de su trabajo.

Gracias por todo eso, y por más.


Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram