dod letter

Crónica: The Black Crowes en Mérida, Teatro Romano (09-06-2024)

[kkstarratings]

The Black Crowes - Mérida (2024)

Redacción: Luis López Pascual | Fotos: Ayuntamiento de Mériad

Queridos hermanos Robinson:

¡Qué bueno veros de nuevo! Cuánto me alegra que hayáis aparcado vuestras rencillas y se os perciba con tan buen rollo y complicidad. No hace falta decirlo, ¡pero qué gran binomio formáis juntos! Y, al igual que habéis hecho siempre, qué bien os sabéis rodear, menuda bandita nueva os habéis montado. Este plan renove le ha sentado estupendamente al grupo y queda claro, sin un mínimo de duda, que The Black Crowes vuelven a alzar el vuelo alto. Como de rodaos habéis llegado a España, menuda forma gastáis y que buena sintonía la vuestra ¡Insisto, el gusto que da veros así!

Nada, que solo os quería dar las gracias por el buen rato que nos hicisteis pasar la noche del domingo y alabar el tremendo show que ofrecisteis. Que hayáis elegido Mérida para cerrar vuestro tour ha sido todo un puntazo, y los fans, que somos muchos, y que nos chupamos unos cuantos kilómetros desde  diferentes partes del país, os lo agradecemos de corazón.

Cumplisteis más que de sobra con las expectativas creadas. El vuestro fue un concierto elogiable en todos los aspectos, queriendo remarcar el extraordinario sonido del recinto y el admirable juego de luces que hacía del anfiteatro todo un espectáculo visual. Tuvisteis que recomponer vuestra disposición con respecto a lo que estabais ofreciendo en el resto de escenarios americanos y europeos; en esta especial ocasión os tocó estar a los ocho músicos en un mismo plano, pero es que lo que quedaba a vuestra espalda bien merecía la pena. El marco era incomparable, no todos los días uno da un bolo en un lugar tan majestuoso y con tanta historia como es el Teatro Romano de Mérida, ya de por sí digno de admiración, pero es que además lo hicisteis lucir el doble… Buah, ¡alucinante!

No sé si os disteis cuenta, pero muy a nuestro pesar y por el bien del lugar, pudimos seguir esas indicaciones previas que nos advertían que no saltásemos… se hizo cuanto se pudo, de verdad, pero qué difícil nos lo pusisteis; era imposible quedarse sentados y que la pierna no se te fuera a vuestro ritmo… Y mira que nos lo dejasteis claro desde el segundo cero, que aquello iba a ser un no parar. Y de hecho, así fue…

Del set nada que objetar… bueno, sí, solo la duración del mismo, porque es verdad que tuvo lo esperado, varios temas nuevos y también esos hits que ponen patas arriba a cualquier fanático, pero mentiría si no os dijera que se nos hizo corta la hora y media que ofrecisteis. Llegáis a meter cuatro o cinco temas más, y os coronáis con todos los honores. No nos va a quedar otra que hacer bueno este refrán nuestro que dice lo breve, si bueno, dos veces bueno.

Me gustó mucho el arranque. Bedside manners y Rats and clowns, tienen mucho empuje y son temas a los cuales el directo les sienta realmente bien. Y sin apenas dejarnos coger aire, Twice as hard, para engancharnos por completo y deseosos de más. Corta me parece la ovación que os llevasteis ante semejante inicio (entiéndase la ironía).

Que después rescatarais Then she said my name fue todo un detalle, pues es un tema poco valorado para lo bueno que es. Y claro, después llega Sting me, ¿y qué ocurre? que se nos fue de madre, nos venimos arribísima y nos liamos a cantar “oeees oeees” sin conocimiento, y se nos pasa que ahí queda regular nada más. Así que perdonad nuestro despiste… Menos mal que Chris estuvo al quite y nos recordó (bromeando de buen rollo) que eso mejor para otro tipo de espectáculos, que lo que teníamos delante era un auténtico y genuino concierto de rock n´roll.

Cross your fingers también cumple en vivo, pero se queda pequeñita frente a Sometimes salvation, donde Rich da rienda suelta a todo ese talento que lleva dentro y emana a través de sus dedos. Y qué decir de la versión que os marcáis del White light / white heat de la Velvet, rocanrolera a más no poder y de un dinamismo manifiesto. ¡Grande!

Chris, me agradó esa parte en la que hablaste de los sueños: el sueño de crear una banda, el sueño de tener éxito, el sueño de que se haga realidad… pero lo que realmente me entusiasmó fue vuestro inmediato obsequio en forma de canción y la que me pareció, a nivel personal, la interpretación de la noche. Porque Thorn in my pride  tuvo de todo, y a cuál mejor. Entre otras cosas, un increíble duelo de guitarras entre Rich y Nico, previo al inicio del estribillo principal; también una imagen, bajo la luz de un foco, de vosotros dos juntos, tu hermano tocando suave y tú en trance tarareando frases lejanas, como si de un eco se tratase, para acabar soltándote con un sublime solo de armónica. Y, por supuesto, el apogeo de la parte final, con toda la banda de subidón, cerrando a lo grande como merecía semejante actuación. ¡De 10!

The Black Crowes - Mérida (2024)

A todo esto, Chris, perdona mi atrevimiento, que ya sé que no lo hiciste a malas, pero ten cuidado con los posesivos. Está bien que nos presentes los temas del nuevo disco, pero no utilices el “mi”, mejor di “nuestro”, no vaya a ser que le siente mal a tu hermano y la volvamos a liar. Pero oye, que sí, Wanting and waiting es mucho más que un tema decente y suena tan bien en directo como en vuestro nuevo disco.

Todo lo que vino después fue algo excepcional. Fíjate que os diría que la que más floja os salió fue el tema que anunciasteis como la mejor canción del mundo. Sabéis de sobra que os hablo de Hard to handle, esa misma que en su día hicisteis tan vuestra, pero que entiendo que de ser tan manida le pusierais una pizquina menos de pasión, y aún así estuvo más que bien.

Disfruté mucho del inicio de She talks to angels, y de todo el tema, claro está. Vaya sonoridad gasta tu acústica, Rich, y que pedazo de solo se volvió a marcar Nico Bereciartúa, esta vez con el slide. De Flesh Wound deciros que da muy buen rollo, demostrando en vivo que este último trabajo  vuestro bien merece todas las buenas palabras que se han dicho sobre él.

Y qué palabra usar para describir lo que nos hicisteis sentir con los últimos bombazos que soltasteis para terminar… con un GUAU creo que lo defino todo. Empezasteis con No Speak no slave, que me sigue flipando como la primera vez que la escuché, con ese riff demoledor y  esa energía desatada. Le disteis continuidad con la “stoniana” Jealous again, y aquí, el veros compartir micrófono a los hermanos, me dibujó la misma sonrisa que nos estabais regalando en ese momento. Por cierto, que no se me olvide comentaros que también fue un auténtico goce sensorial los magníficos solos finales que os marcasteis, a la par, los dos guitarristas.

Bien sabíais que nos teníais a vuestros pies, así que cuando Chris soltó “you feel good? You feel right?”, y volviste a repetir esto último con más fuerza entre el griterío de la grada, no os sorprendió nada que la gente estallara cuando anunciaste a lo grande this is THE REMEDY. Y como sonó, apoteósica y descomunal. Y con esto, punto y aparte, y a camerinos entre vítores.

Que conste que no te he dicho hasta ahora, Chris, que sigues siendo un frontman superlativo, de esos que poblaban los escenarios en el siglo pasado y que ahora estáis en peligro de extinción. Sigues teniendo un dominio inmenso del escenario y lo sabes llenar con una actitud rockera incomparable, a la vez que sincera, con esas poses tan tuyas y esos bailes que solo tú sabes hacer. Me sigo quitando el sombrero ante ti.

Para finalizar, gracias una vez más por vuestro último regalo, el que os trajo de vuelta al escenario para dejarnos tres cosas claras: la primera, vuestras palabras de agradecimiento en boca de Nico, utilizando nuestra lengua materna, para decirnos lo especial que era estar en un entorno tan privilegiado cerrando una gira que ha sido magnífica;   la segunda, el último tema de la noche, God´s  got it, que no hizo más que dejarnos con ganas de más; y la tercera, esas últimas palabras tuyas, Chris, que esperamos no se queden en el tintero… y es que ese “see you soon”  en tus labios sonó a más que una declaración de intenciones. Ojalá y así sea, porque allí volveremos a estar.

MÚSICA RELACIONADA

chevron-uptwitterfacebookwhatsapp linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram