Crónica: Sr Chinarro en Barcelona, sala Vol (12-07-2019)

15 julio, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Sr. Chinarro (201(

Redacción: Andrea Genovart

Cuando dices a la gente que vas a ver Sr. Chinarro, puede que alguno te pregunte: “ah, ¿que todavía toca?”. Pues sí, todavía toca. Y además sigue publicando - pues no es lo mismo vivir del pasado que generar algo nuevo. Parece mentira pero sí. Y es que si algo caracteriza al músico sevillano es su carácter indudablemente prolífico. Y es que desde que en los 90 asomó la cabeza el tío no ha dejado de sacar canciones y hacer bolos, en un marco constante, sin ambiciones multitudinarias y estable. No sabemos si la excusa para seguir tocando es componer o viceversa, pero el caso es que pasan los años, mejor dicho, las décadas, y su público fidedigno se mantiene a la vez que crece.

Una sala tres cuartas partes llena un viernes noche de julio, en Barcelona, indica que todo va bien. Que lo que haces va bien. Más aún teniendo en cuenta que solamente hay dos cosas que pueden salvarla en un espacio de treinta metros cuadrados sin aire acondicionado: cerveza y buena música. El pasado viernes 12 de julio estas dos cosas se cumplieron cuando a eso de las diez de la noche pasadas el músico andaluz se subió al escenario de la sala VOL de Barcelona. No diremos que entre aplausos ya que la media de edad del público era más alta que baja y, por lo tanto, de una actitud de euforia moderada. Pero sí que la alegría era plausible para todos aquellos que sabían que en ese momento no había mejor plan en la ciudad condal. Y es que el músico no se deja ver mucho por tierras catalanas.

Con una labia conocida por todos, y que te gana al segundo, el artista presentaba las canciones entre anécdotas y gracias sarcásticas constantes que recibían la complicidad y aprobación del público. Aunque éste respondía siempre de una forma tímida, pues no era el ambiente idóneo para hacerse notar. Así pues, el concierto adquirió durante toda la casi hora y media un formato íntimo pero acogedor. Adulto con todas sus letras, de esos donde reina un silencio respetuoso pero oportunamente interrumpido y que evitaba que se volviese en algo sepulcral.

Y este ambiente lo condujo, con gran mano izquierda, don Antonio Luque, con un repertorio tocado bajo formato acústico, mano a mano con su guitarra y su voz. Bueno, y con los coros bajitos del público que acompañaban algunas canciones casi pidiendo permiso. No faltaron Tímidos, El Rayo Verde, Una Llamada a la Acción, Quiromántico o Ángela, todo himnos del extenso repertorio de la carrera musical del único protagonista en cuestión, y que por eso mismo siempre uno echará en falta alguna cara B. Con los grandes, todo no puede ser. Y es que ya me lo decía un amigo: quizá no hay locos fanáticos de Sr. Chinarro, pero seguro que tampoco nadie lo odia. Es imposible que ese cinismo tan lúcido pero a la vez tan entrañable lo suscite.

 

 


MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram