Crónica Selah Sue en Madrid, sala Joy Eslava (25-11-2015)

1 diciembre, 2015
Redaccíon: dod Magazine

Selah Sue (2015)

Crónica : Beu

Personas de todas las edades y estilos se acumulaban alrededor de la madrileña Joy Eslava con un mismo objetivo: disfrutar del concierto de Sanne Putseys, más conocida por su nombre artístico, Selah Sue. La cantante belga visitaba la capital por primera vez para presentar su segundo álbum, Reason, que aunque no parecía convencer tanto a sus fans como su primer LP, Selah Sue, no les quitaba en absoluto las ganas de disfrutar de sus temas en directo.

Sin ningún telonero o actuación previa, Selah Sue salió al escenario y saludó al público mientras se colgaba la guitarra acústica para empezar con “Always Home”. En este primer tema, el público, hipnotizado por su voz y la dulce melodía de la guitarra, no se atrevió a hacer el más mínimo ruido mientras observaba la emotiva interpretación de Selah. A continuación, abandonó la guitarra para interpretar otro tema del último disco, “Reason”, esta vez acompañada únicamente del piano.

Fue con “Daddy” cuando todos los miembros de la banda (teclado, guitarra, bajo y coros) se incorporaron al escenario y el ambiente se volvió algo más festivo, con todos ellos bailando y disfrutando de su propia música. Con “Black Part Love” y la versión de “Lost Ones” de Lauryn Hill, cambiamos totalmente de tercio y pudimos disfrutar del talento de Selah Sue a la hora de introducir un ritmo más reggae e incluso rapear. La fuerza siguió en aumento con “This World”, una de sus canciones más famosas en la que tanto ella con su voz, como el resto de la banda con sus solos, llevaron el concierto a otro nivel. Y es que hay que destacar que una de las razones por las que el concierto fue memorable es que no se centran tanto en el público como en disfrutar ellos mismos de su música: se ve claramente que lo viven y que no están simplemente dando el mismo espectáculo de todos los días, y al observar el resultado, es algo que se agradece.

Llegábamos a un nuevo momento íntimo con “Fyah Fyah”: Selah, su guitarra y un público entregado, no hizo falta más. De nuevo, uno de los temas preferidos por sus fans, con un gran contraste entre la dulzura de las estrofas y la fuerza y el toque reggae de su estribillo. Además, tuvimos varios momentos de risas y complicidad entre el público y ella. El siguiente tema, “Time”, supuso un gran cambio de estilo, pero sin duda se trata de una canción que merece mucho la pena en directo con su progresivo aumento de intensidad al introducir cada vez más melodía instrumental junto a la voz rasgada de Putseys.

Sin soltar su guitarra, comenzó uno de los temas del último disco que más recuerdan al estilo del disco anterior: “I Won’t Go for More”. No quiso dejar pasar la oportunidad de pedir al público que hiciera los coros para terminar, con lo que todos nos pasamos los últimos minutos del tema dando palmas y coreando “go for more” con una sonrisa en la cara. Le siguieron “Fade Away”, canción que confesó que hacía tiempo que no tocaba, y “Sadness”, que a pesar de su título, trasmitía más buen rollo que tristeza.

Alcanzamos así el momento de su tema por excelencia, “Raggamuffin”, que de nuevo comenzó sola con su guitarra pero terminó acompañada de su banda. No faltaron una intro reggae que no aparece en la versión original y las palmas, gritos y aplausos constantes del público. La energía no se perdió con la gran “Peace of Mind”, en la que nuevamente el público fue el encargado de colaborar en el estribillo. Una canción de lo más variada, con unos agudos iniciales que casi parecían de ópera, gritos desgarrados y pinceladas de reggae y hip hop.


MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram