Crónica: Santander Music 2018, jornada del viernes

4 agosto, 2018
Redaccíon: dod Magazine

Rufus T. Firefly - Santander Music 2018

Redacción: Paula Díaz | Fotos: Chin

20:30 - Luis Brea y El Miedo abren cartel

Nacho, Lázaro y Jorge, la banda que acompaña a Luis Brea en cada escenario, fueron los encargados de echar abajo el telón de la jornada del viernes del Santander Music. Luis Brea y El Miedo comenzaron su actuación a las 20:30 horas ante alrededor de unas 400 personas, una actuación que, al igual que los Arizona Baby del día anterior, estuvo lejos de ser multitudinaria. El de Madrid y los suyos tocaron temas como Mil razones, perteneciente al disco que lleva por título el nombre de la banda, (2015) o Nueva generación, de su trabajo más reciente Usted se encuentra aquí (2017). Entre acorde y acorde, la banda cogió el testigo del buen rollo que dejó la jornada pasada para seguir con ese humor encima del escenario, bromeando con el público acerca de los otros miembros que componían el cartel del viernes y haciendo algún que otro juego de palabras con sus letras. Con Dicen por ahí (De lo dicho nada - 2013) y El verano del incendio -y nunca mejor dicho, pues el calor apremiaba-, del disco Luis Brea y El Miedo (2015), este grupo, que se acompañó de dos pantallas laterales con imágenes psicodélicas, puso fin a su actuación automáticamente presentándose uno por uno.

22:00 - Rufus T. Firefly nos invita a la meditación

Tras el cambio, los de Aranjuez arrancaron puntuales su espectáculo con una escenografía en tonos lilas y un suave juego de xilófono como sonido ambiente. La formación, nacida en 2006, era la primera -y la única, hasta el momento- que introducía en sus filas la presencia femenina, (bajo y batería) una temática que trató más a fondo posteriormente Kase O. Ante nosotros, una escena idílica: cae el sol y comienza a sonar Loto de su LP Loto (2018) -valga la redundancia. Pasaban diez minutos de las diez cuando la banda interpretó Final fantasy (Loto - 2018), un tema que presentaron al público como aquel que está orgulloso de su trabajo. Seguidamente sonó Pompeya canción que pertenece al trabajo Nueve (2014). Uno de los puntos fuertes de esta banda fue su puesta en escena. Rodeados de paneles luminosos verticales, los cinco miembros se veían acorralados dentro de lo que yo, entendía como un ring de boxeo. ¿Querrían escenificar ese momento en el que una persona se encierra en sí misma? Una puesta en escena bajo libre interpretación. En definitiva, toda la actuación invitó, con su música, a la reflexión, el pensamiento y la meditación.

Kase O - Santander Music 2018

23:45 - Entramos al círculo con Kase O

Y le llegó el turno a la lírica. Con un retraso de un cuarto de hora, el de Zaragoza salió a las tablas ante una campa que lejos de llenarse, se había masificado. Antes de hacer vibrar al público, Javier Ibarra agradeció de antemano nuestra presencia allí: “Gracias a la vida por ponerme delante de vosotros”. Tras la breve introducción, Esto no para (El Círculo - 2016) fue la encargada de inaugurar el bolo y todos supimos -y coreamos- que “el rey del estilo tiene nombre: Kase O”. Viejos ciegos, del mismo disco, le cogió el relevo al tema anterior. El artista supo ganarse desde el primer momento al público cántabro, ya no solo mencionando la belleza del lugar, sino haciendo gala de conocimiento de su cultura, mencionando al artista Okuda. Sin dejar de lado la música, Kase O mostró su preocupación por el panorama femenino en la música. “Si yo fuera chica me gustaría cobrar lo mismo que un tío” o “Las mujeres tienen derecho a vestir como quieran” fueron algunas de las reivindicaciones. A esta altura del concierto, ya no podíamos salir del círculo, menos aún cuando Ibarra emprendió una conversación consigo mismo contando la historia de un tipo que camina sin rumbo en la calle, presentando así el emblemático tema Mazas y catapultas (El Círculo - 2016). Un momento emocionante que dio el turno a otro nostálgico cuando sonó Cantando, tema de la anterior formación del rapero, Violadores del verso. Sin duda, Kase O fue el plato fuerte de la noche, finalizando a eso de las 01:45 de la mañana.

01:50 - C Tangana, digno para el recuerdo

A eso de las 01:50, C Tangana irrumpió en el escenario con una tremenda energía, algo que caracteriza sus bolos. Delante de nosotros, dos bailarinas de pole dance junto a un panel de fondo en el que se reproducían los videoclips del artista mientras sonaban en directo y una mesa de mezclas customizada con letras de neón en las uqe se leía Ídolo (título de su trabajo de 2017). Al igual que Kase O, Tangana llenó la campa con temas como el reciente hit Bien duro, o temas más antiguos como Mala mujer o Pa que brille (Ídolo - 2017). No obstante, su actuación se vio llena de polémica. Gran parte del público reclamó repetidas veces la salida de nuevo de Kase O, creyendo que era mejor opción que el artista que estaba entonces en el escenario. Además, la cuenta de instagram del Santander Music se llenó de críticas de los asistentes, asegurando que habían sido estafados ante el playback de C. Tangana. Para gustos, los colores. Hacia la mitad del espectáculo, el madrileño agradeció al público su asistencia y a la organización, su trabajo.

03:00 - México vuelve a cerrar la jornada

Al igual que en la jornada del jueves, fue México quien puso el broche final a la noche. Con la clásica introducción “Ladies and gentlemen, boys and girls” y un panel audiovisual que ubicaba al público en una galaxia, la banda salió al escenario para tocar con energía Cumbia, tema perteneciente al disco Soy Sauce (2009). Con este ritmo y una escenografía aleatoria, Camilo Lara y los suyos salieron vestidos tal y como si salieran de una nave espacial. Tras este tema, todo empezó a cobrar más sentido cuando sonó Mi T-shirt de la Nasa (Disco Popular - 2017). Con la temática en orden y un sonido potente, la banda consiguió poco a poco ganarse a un público que, tras la actuación anterior, estaba algo desconcertado. Al igual que artistas anteriores, la banda hizo un guiño a los cántabros: “Somos el Instituto de Santander del Sonido”. Con el juego y la interpretación sobre el escenario, los integrantes del grupo recreaban en cada canción la historia que contaban a través de la música, una propuesta atractiva perfecta para cerrar la jornada del viernes.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram