Crónica Primavera Sound 2016 - Viernes

Savages - Primavera Sound 2016
La segunda jornada del Primavera Sound 2016 fue el día grande del festival barcelonés. Quedó bien claro desde el momento que pisamos las cercanías del escenario Heineken, que para ver a Savages ya contaba con una afluencia de público fuera de lo esperado.

La cosa es que la banda británica ofreció uno de los conciertos más destacados del día. Un bolo intenso y visceral que gracias a la amiga Jehnny Beth, su espectacular frontwoman que no paró de dar vuelta fuera y dentro del escenario, nos permitió comprobar como funciona Adore Life en directo, su último disco editado este mismo año.

Si la primera vez que visitaron el Primavera Sound ya nos fliparon, aquel año actuaron en un escenario mucho más pequeño, en esta nueva visita a Barcelona han dejado bien claro porqué están ocupando los carteles de los mejores festivales de música del mundo. Sonaron temarrales como The Answer, Adore, She Will o Strife, incisivos y perfectos para las primeras horas de la tarde.

Beirut - Primavera Sound 2016

Zach Condon, ‘telonero’ forzoso de Radiohead, sigue con sus trece… y eso que a The Ripe Tide y No No No, su último trabajo, lo separan cuatro añazos. Beirut sonó tremendamente bien, pero la banda tiene claro que sus temas viejos, hablamos de Nantes o The Gulag Orkestar, son los que mejor funcionan y más aplausos recaudan del público. No obstante, otras canciones como Santa Fe o The Rip Tide también pueden salvar los muebles de un show que pasa sin demasiados sobresaltos.

Es bonito, si. Las trompetas y ese sonido del folk de los balcanes dan ganas de mover la cintura y abrazar al que tengas más cerca, pero después de un concierto como el de Savages hubiéramos agradecido (o no, eso ya va por gustos) un poquito más de mordiente.

Radiohead - Primavera Sound 2016

Y luego llegó Radiohead, cita ineludible del postureo mundial. Y es así de claro, nos vendan lo que nos vendan. Aunque ya lo vislumbramos la jornada anterior con gente de charleta durante el concierto de EITS, ayer confirmamos que muchos asistentes querían marcar con un ‘check’ verde eso de haber visto a una de las bandas más importantes del ‘indie’ de todos los tiempos. Y así lo hicieron, dando la coña.

El volumen estaba bajo, sobre todo en la primera parte del concierto. Esto, unido a que dependiendo de la canción no se proyectara nada en las pantallas, hacía complicado seguir el correcto desarrollo de la actuación de Radiohead como se merecía. Es más… al aquí presente le da un poco rabia que la banda no se digne a aparecer en las pantallas si filtros y efectos especiales que permitan disfrutar el concierto si estás ‘lejos’ del escenario.

En cualquier caso, Thom Yorke y los suyos fueron a matar con su complicado pop, lleno de entresijos, que lejos de asustar al público más generalista parece, por arte de magia ,lo más fácil de digerir del mundo. Sonaron Burn The Witch de su reciente nuevo disco, pero también hits atemporales como Karma Police, No Surprises, Pyramid Song o Idioteque, además de ‘rarezas’ como Talk Show Host.

Ojo, cerraron con Creep y las compañías de telefonía movil debieron hacer ayer su agosto en cuanto a transmisión de datos, ya que el 95% de los asistentes estaba grabando el ‘momentazo’ en su iPhone de turno. Radiohead están a otro nivel, son técnicamente impecables, y seguramente clavaron un setlist para la memoria de sus seguidores de siempre. No obstante, apostamos que muchos de ellos preferirían otro escenario para este concierto

Fotos: Primavera Sound


Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram