Crítica: Post Malone - Hollywood’s Bleeding

18 septiembre, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Post Malone - Hollywood’s Bleeding

Redacción: Miguel Vico

Después de un trabajo que rompió todos los esquemas de las listas de ventas y batió records totalmente inimaginados, Post Malone regresa con su tercer álbum de estudio. Titulado Hollywood’s Bleedings, el americano continúa igual de bizarro, pero con un estilo mucho más poppy.

Una nueva oleada de artistas está descolocando a más de uno. Sin saber qué puñetas están haciendo. Queda claro, los desubicados estamos enfadados, su música suena a lo que les da la gana y aun así triunfa. Sin capacidad para definir géneros, artistas como Post Malone, Billie Eilish o Rosalía están cambiando una realidad. El nuevo álbum del artista mantiene la pureza de un tío que tiene tatuada media cara, pero con el sello de “¡Ya a la venta solo por 19,99 $!”. Con mínimo tres productores por canción, hay algunos temas en los que se llega hasta a siete. Un trabajo dedicado e investigativo para ligar el pop más moderno con el éxito del chico de Dallas.

La realidad es esta, diez canciones de 17 no llegan a los tres minutos de duración. Incluso la realidad es que la media de estas canciones ronda los 2:30. Solo una dura más de 4 minutos, Die For Me, probablemente para dar suficiente espacio a los versos de los artistas invitados: Halsey y Future. Pues las colaboraciones resulta otro de los puntos fuertes del disco. Por cantar, canta hasta Ozzy Osbourne. Pero joder, es que suena bien. Take What You Want From Me tiene hasta solo de guitarra al final de la canción. Quiero decir, ¿qué es esto?

Post Malone y su “crew”, porque no queremos actuar como ilusos y hacer referencia a la cara visible del proyecto, nos enseñan el nuevo pop. Uno pone los oídos y en vez de juzgar, escucha como le dicen “se hace así”. ¿Pero se hace realmente así? Sabemos que hay algo que no termina de convencernos, pero en términos musicales realmente no sabemos qué es. ¿Será que no nos da la gana que este producto mercantil desarrolle un sonido tan idóneo para su target?

Pero si que encontramos fallos en este álbum. Por ejemplo, en Goodbyes, la colaboración de Young Thug esta totalmente fuera de tono y desperdicia una canción que por lo demás resulta totalmente emotiva y genial. Vaya, me temo que se me escapan los colores. Wow. recuerda con mayor claridad al estilo natural del Post Malone de antaño. Una canción que se basta con un ritmo, una melodía de cuatro notas y poco más.

El gran éxito en números, Sunflower, si que es un tema que no termino de comprender. Aunque probablemente le venga todo dado por ser parte de la banda sonora de Spider-man: Into the Spider-Verse, su éxito parece desmesurado al compararse con otros temas. Hollywood’s Bleedings, tema homónimo al álbum, al principio no gusta tanto, pero darle una segunda oportunidad es un acto peligroso que generalmente va a provocar la victoria de un cantante que sigue en forma.

Parece claro que este álbum no va a llegar al éxito de beerbongs & bentleys. Sin embargo, se trata de un álbum más preciso y directo. Post Malone no se esconde, por lo menos si le buscas. El trapero insiste: “ya a la venta en tu establecimiento de confianza” (los millones le van demasiado).

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram