Crónica: Paredes De Coura 2019, jornada del viernes

19 agosto, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Festival Paredes de Coura 2019

Redacción: Felipe Martínez

La representación española en Paredes de Coura 2019 fue la encargada de inaugurar la tercera jornada del festival. Derby Motoreta’s Burrito Kachimba actuaron a primera hora en el escenario Vodafone.FM ante un público mayoritariamente español. Los sevillanos, considerados una de las bandas revelación del último año, dieron uno de los mejores conciertos que se les recuerda hasta la fecha, con todos los temas de su álbum debut, y cerrando con El Saltó del gitano, donde su guitarrista bajó al público para formar un muro que desató la locura entre la gente en el último tramo del concierto. Son algo más que un mero revival del rock andaluz de los 70, suenan originales y frescos. Un notable alto en su debut en Portugal.

Los que confirmaron lo que era un secreto a voces fueron Black Midi, son tan extraños y salvajes como se pensaba. Los cuatro chavales ingleses, de apenas veinte años, podrían calificarse como el math rock derivado de la era de internet. Reconocido por ellos mismos, su música tiene tanta influencia de los artistas que les gustan como de sus videojuegos favoritos, por lo que realmente puede ser una nueva dirección de la PC Music. Entre pasajes industriales y tramos frenéticos que generaron un pogo constante en las primeras filas, si esta es la dirección en la que va el punk que viene, se atisba un buen futuro.

Deerhunter en cambio, no tienen nada que demostrar. Con casi veinte años de carrera a sus espaldas, los de Atlanta don una de las bandas que definió el sonido del rock alternativo durante la década de los 2000. De los discos como Microcastle y Halcyon Digest sonaron Cover Me (Slowly), Hellicopter y Desire Lines. También hubo tiempo para los temas de los trabajos más recientes, como Fading Frontier y Why Hasn’t Everything Already Dissapeared, su disco más reciente. Al frente, un Bradford Cox tranquilo y simpático, algo que no es tan habitual en los conciertos de Deerhunter, demostraron ser unos grandes músicos consagrados.

También consagrado, y con fama de hacer lo que le da la gana, es Jason Pierce. En esta gira ha tomado por costumbre tocar Come Together, del mítico Ladies And Gentlemen We Are Floating In Space e inmediatamente después tocar su último disco, And Nothing Hurt, de principio a fin. Un buen concierto en el que Pierce no faltó a su costumbre de tocar sentado, algo ladeado y acompañado de sus músicos y un coro de gospel. También sorprenden las similitudes entre ambos álbumes, pudiendo confundirse canciones entre uno y otro si no se está familiarizado con el último trabajo.

Antes de comenzar la recta final de la noche en el After Hours, Connan Mockasin ofreció un concierto íntimo, con el público entregado a su música suave y sus punteos, especialmente en Forever Dolphin Love, intercalado con una versión de I Will Always Love You, de Whitney Houston. Para finalizar, I’m The Man That Will Find You arrancó la ovación del público.

Peaking Lights y Romare completaron la programación a partir de las dos de la mañana. Los primeros, en formato live, intercalaban las producciones house con los tramos cantados, mientras que Romare comenzó pinchando house mezclado con música disco durante un primer tramo largo para ir adentrándose poco a poco en una sesión más densa y dura.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram