Crónica: Paredes De Coura 2019, jornada del jueves

16 agosto, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Festival Paredes de Coura 2019

Redacción: Felipe Martínez

De la calma de Krhuangbin al baño de masas de New Order, el segundo día del Paredes de Coura 2019 presentó un cartel completo, con variedad y mucha afluencia de público. Ya a las seis de la tarde era numeroso el público para ver al trío texano, con el añadido de que las buenas temperaturas invitaban a sentarse en la ladera para disfrutar del concierto. Fue con su Con Todo El Mundo de 2018 con lo que se ganaron el privilegio de girar por los mejores escenarios del mundo. Y es que su sonido cálido, que encaja a la perfección con el árido desierto sin ser abrasivo en ningún momento, cala entre el público por su aparente sencillez. Solo aparente, porque no todos tienen la habilidad de Mark Speer con la guitarra. Hubiese sido magnífico verlos al anochecer.

Otros muy esperados también eran Alvvays. El de ayer fue su primer concierto en Portugal y fue mucha la gente que había alrededor del escenario. Pese a un inicio en el que la voz de Molly Rankin apenas se escuchaba, fueron de menos a más y una vez solucionado el problema la gente se metió de lleno a base de los temas más conocidos de la banda, como Dreams Tonite, Archie, Marry Me o In Undertow. Detrás de ellos, una imagen con las letras de la banda que estuvo proyectada durante la mitad del concierto.

Justo al terminar, con Boy Pablo tocando en el escenario pequeño, el principal se iba llenando de público con camisetas de Car Seat Headrest en espera de la banda de Will Toledo. Menos de una hora después, eran New Order los que subían al escenario. En pleno estado de forma, leyenda viva de la música, y sin olvidar a Ian Curtis, tocaron She’s Lost Control y Love Will Tear Us Apart proyectando imágenes del eterno cantante de la banda de Manchester. El resto, una enorme producción de juego de luces y visuales para adornar todos los clásicos de New Order y desatar la locura del público con Love Bizarre Triangle, Blue Monday o Tutti Frutti. Al frente de todo, un Bernard Sumner entregado que conectó con la gente en todo momento.

Si de algo tiene fama el público portugués es de entregado, y más con sus bandas. Poca gente se retiró del escenario Vodafone después de New Order. La mayoría se quedó a ver a Capitão Fausto, una de las bandas más grandes de Portugal ahora mismo. Sin medias tintas, abrieron con Amanha Tou Menor, la canción más conocida de la banda. Al final, el cantante acabó haciendo crowd surfing entre la ovación del público.

Ya en el After Hours, Acid Arab se encargaron del calentamiento para la madrugada. Ofrecieron una sesión demasiado plana, con un fondo completamente negro más propio de un Dj set de altas horas de la madrugada. A pesar de ser en formato live, estuvieron lejos de otras veces que se les ha visto en formato trío y con un juego de luces espectacular.


MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram