Crónica: Omar Souleyman en Sound Isidro 2022

[kkstarratings]
31 mayo, 2022
Redacción: dod Magazine

Omar Souleyman (2017)

Redacción: Pablo García

De actuar en bodas a girar por el mundo. Ese ha sido el increíble recorrido del sirio Omar Souleyman. Tras su detención en Turquía por una posible asociación con el Partido de los Trabajadores de Kurdiststán, ilegal allí, esta vez le tocaba presentar su último disco prepandémico Shlon (2019) en la Sala Shôko de Madrid, dentro del ciclo de conciertos programados por Sound Isidro.

Nada más salir por la puerta de los camerinos con su teclista, Omar recibió una tanda de aplausos y silbidos intensa, como si estuviéramos asistiendo a una especie de culto religioso. La forma de la sala incluso puede apoyar esta casi teoría, ya que su forma se asimila a la de una capilla: el escenario es semicircular y, la pista, rectangular. Quizás al igual, en vez de un culto, podríamos hacer el paralelismo menos oscuro. Quizás podríamos ser los asistentes de una de las miles bodas en las que el artista habrá actuado, unos asistentes con muchas ganas de que empiece la fiesta.

Había gente variopinta, un grupo muy heterogéneo. Había gente que podría haber estudiado en la facultad de filosofía y letras de la UCM, algunos que vendrían de un after que empezó el sábado pasado y otros que hicieron la previa en el bar más castizo y por ende más gentrificado de la Latina. También había alguna persona que llevaba gafas de sol y bigote bien poblado, pero ninguno de ellos superaba a la elegancia de Omar Souleyman.

Llevando una túnica árabe de color marrón con un pañuelo en la cabeza con un estampado similar al de la pata de gallo de los chulapos de Madrid, Omar no dejaba de aplaudir y animar al público. Sus movimientos se limitaban a imitar a un mono con platillos de juguete mientras dejaba el micrófono agarrado con el sobaco izquierdo, tocar la palma de las manos con los dedos a la vez mientras extendía los brazos y pasearse por todo el escenario de forma sobria mientras sonreía tímidamente de vez en cuando.

De entre la selección de temas interpretados, solo pude reconocer tres de las canciones más famosas del sirio: Warni Warni, Ya Bnayya y Wenu Wenu; y estoy seguro de que no fui el único. No obstante, había un fan en primera fila con pinta de haber estudiado filología árabe que no paraba de hacer corazones con los dedos y brincar como un cabritillo. Pero es que no hace falta ni saberse las letras ni los títulos para saber apreciar buena música y, sobre todo, una buena actuación. El público quería disfrutar, tanto de la presencia de Omar como de su música oriental sintética. Producida por el simpático teclista, él, pulsando las teclas de sus dos teclados Korgs que sampleaban darbukas, riqs y mijwizs; lo hacía todo posible.

Lo que si entendíamos eran sus gritos, un tanto feriales, que se resumían en “ieeeeeeee”, “oooooooooo” y “eeeeeeeeee”. Estos tres sonidos eran los principales conductores del público que lograban levantar a cualquier muerto. Aunque, en algunos momentos, conseguía confundirnos mandándonos mensajes contradictorios con las manos. No sabíamos si quería que disminuyésemos la intensidad de nuestros aplausos, que nos agachásemos; o que el teclista bajase el volumen de los sintetizadores. Peor era aquellas veces en las que, después de mover las manos hacia debajo de forma consecutiva, luego lo hacía de la forma contraria.

Sin ninguna duda Omar Souleyman es un maestro de ceremonias bien curtido por su pasado en actuaciones bodas. Consigue conducir al público con una gran facilidad, como ratas por Hamelín. Pero en vez de estar en la ciudad del cuento, nos conduce a Siria por el desierto de oriente en una ruta de ensueño de la que fuimos despertados tras darnos cuenta de que el concierto de Omar había finalizado. Ahora solo pienso en contratarle de despertador personal, porque seguro que así me despertaría con más energía y más animado.

Festivales, grupos y discos de la notícia

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram