Crónica: NOS Alive 2019, jornada del viernes

14 julio, 2019
Redaccíon: dod Magazine

Vampire Weekend - NOS Alive 2019

Redacción: Felipe Martínez | Foto: Organización

El Segundo día de NOS Alive se celebró con un cartel menos cohesionado que el primer día, dejando a mucha gente con pocas opciones entre concierto y concierto, pero con una de los mayores alicientes de todo el festival: la actuación que marcó el regreso de Vampire Weekend a Portugal seis años después, y con un nuevo álbum bajo el brazo.

La representación española más destacada este año fue a cargo de Izal. Aunque se esperaba que la mayoría de asistentes españoles estuvieran presentes, el hecho de que su concierto fuese programado a las cinco de la tarde hizo que el público no fuese mucho. Aun así, hubo valientes que se acercaron a disfrutar del concierto bajo el Sol. Hoy será el turno de Vestusta Morla para intentar congregar a mucha gente frente al escenario.

Greta Van Fleet es uno de los nombres que más animadversión suscitó en el momento de su confirmación. Desde que su nombre apareciese a mediados del año pasado, las redes no han parado de arder discutiendo si eran el nuevo grupo de rock and Roll por antonomasia o una imitación de Led Zeppelin. Sean lo que sean, para cualquier aficionado del rock de los 70 fue un concierto impecable, con imponentes solos de guitarra y el alarde de una voz imponente de Josh Kiszka.

Aún así, el caballo ganador de la noche fue Ezra Koenig. El líder de Vampire Weekend fue quien se dio un auténtico baño de masas ante una expectación total de un público al que supo corresponder de manera adecuada. Son unos músicos excelentes y aunque tenían una bola del mundo gigante instalada en mitad del escenario, Koenig fue la gran estrella de la noche. Mucho más que música para una noche de verano, en la que además de los clásicos y las novedades de Father of the Bride, se colaron una preciosa versión de Jokerman de Bob Dylan y la colaboración de Ezra Koenig en solitario con el productor británico SBTRKT, New York New Dorp, a la que quitaron su revestimiento electrónico y llevaron hacia el sonido guitarrero de Vampire Weekend.

Una de las sorpresas de la noche fue la actuación de SAINt JHN. Dentro de la escasa programación de hip hop internacional, la propuesta del americano es la que abraza el trap de forma absoluta. Un espectáculo lleno de 808s y autotune, en el que no faltó su colaboración con Lil Baby que demuestra que su popularidad no para de crecer.

MÚSICA RELACIONADA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram