Crónica: NOS Alive 2019, jornada del sábado

16 julio, 2019
Redaccíon: dod Magazine

IDLES - Nos Alive 2019

Redacción: Felipe Martínez | Foto: Arlindo Camacho 

La última edición de NOS Alive cerró sus puertas un año más con una sensación de lleno absoluto, a pesar de no conseguir el sold out dos de sus tres días de duración, y con su primera confirmación para 2020: Da Weasel, la mítica banda portuguesa regresa 13 años después al festival y ya se sabe que actuarán el sábado 11 de julio en el escenario principal.

Una vez finalizado NOS Alive 2019, la organización busca confeccionar un cartel para el próximo año que busque mejorar el de la pasada edición, marcado por algunos retales y las quejas del público en redes sociales afirmando ser la peor edición de la historia del festival. Aun así, el festival ha mantenido las premisas por las que se le conoce como uno de los mejores de Europa: conciertos intachables en el escenario principal, limpieza y una organización que evitó colas en las barras y en los baños a pesar de la gente.

Con todo, toca hablar de unos Vetusta Morla que superaron con creces el número de público de sus paisanos Izal el día anterior. Hace tan solo un mes demostraron en Galicia la cantidad de público que son capaces de atraer, y aunque esta vez jugaban fuera de casa, sin duda mayoría de los asistentes españoles al festival, que no eran pocos, se acercaron al Escenario NOS a las seis de la tarde, junto con algún local que recordaba su concierto en la edición de 2016.

A pesar de tener menos nombre en el panorama internacional que otras bandas que pasaron por el escenario principal, demostraron estar a la misma altura y repasaron todos los himnos de la banda, con inmersión entre el público de Pucho.

Del momento dulce y emotivo de Copenhague a los primeros golpes de Heel / Heal. Ya no eran Vestusta Morla los que estaban sobre el escenario, eran IDLES y el círculo formado en mitad del público auguraba el caos en las primeras filas. Y así fue, en los primeros minutos se desató una locura que no cesó durante una hora de concierto en la que Joe Talbot no paró de anunciar cada canción como la última y en la que casi volaron ellos más sobre la gente que el propio público.

Explosivos y provocadores, pero también políticos y críticos. Con la sociedad en Danny Nedelko y consigo mismos en I’m Scum, además del mensaje de Talbot para su hija antes de Television: “Esta canción va para mi hija y trata sobre como ignorar a los capullos”, con un término tan inglés como cunt. Para terminar, un enorme círculo en el que la gente voló sobre los ladridos del estribillo de Rottweiler. IDLES son la banda de punk que por fin nos merecíamos.

Bon Iver - NOS Alive 2019

Si queremos seguir hablando de contrastes, las pulsaciones volvieron a bajar casi a cero con Bon Iver. Es admirable ver como Justin Vernon ha sabido convertir su música en algo parecido al rock de estadio, probablemente ayudado por el cambio de sonido en su último álbum. Ni rastro de la cabaña aquella de Wisconsin en la que se encerró a grabar hace más de diez años ya, aunque igual de emotivas que siempre las canciones que componen aquel For Emma, Forever Ago. Como también saben sonar a su manera 33 “GOD” y una 22 (OVER S∞∞N) con la que cerró el concierto.

Thom Yorke - NOS Alive 2019

Aunque Thom Yorke pueda transmitir cierta imagen de hermetismo e incluso misterio, encontrarse con él cada vez siempre es como la primera, por lo menos para alguien como yo, que siempre olvida su faceta de enorme showman (con su algo cómico movimiento serpenteante con el micrófono en la mano). Algo propio del artista total que es, con un espectáculo en el que los visuales y el juego de luces eran tan importantes como la propia música en un set que probablemente lució más en una carpa de lo que lo podría haber hecho sobre un escenario abierto. Salió literalmente haciendo la estatua durante una pequeña introducción, hasta los primeros compases de Impossible Knots, donde se acercó a una de las tres mesas que había sobre el escenario.

Continuó con Black Swan y con Harrowdown Hill, dos temas de su primer álbum en solitario, The Eraser. Constantemente dando las gracias al público, alternó temas de todos sus trabajaos, incluidos los de su proyecto junto a Flea, Atoms For Peace. Ya en el bis, Yorke se sentó al piano para interpretar Dawn Chorus antes de terminar con Default uno de los mejores conciertos del festival.

El broche de oro lo pusieron unos The Blaze que firmaron otra gran actuación, con una puesta en escena en la que también tienen mucha importancia los visuales en unas pantallas emplazadas en el centro del escenario y que se fueron separando lentamente para mostrar a Guillaume y Jonathan Alric, primos y artífices también de muchos de los vídeos que proyectan. Tocan enfrentados en una mesa y de ellos solo se ve la silueta. Con las pantallas abiertas, sonaron Heaven, She, Virile y Territory antes de volver a cerrarse definitivamente y con ellas la edición 2019 de NOS Alive.

MÚSICA RELACIONADA

0 comments on “Crónica: NOS Alive 2019, jornada del sábado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cross-circle
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram